Tips y Consejos

Por qué es necesario el líquido de frenos y con qué frecuencia se debe cambiar

Este es uno de los tres líquidos vitales de un automóvil.

Por qué es necesario el líquido de frenos y con qué frecuencia se debe cambiar

Con todo y lo importante que es, la mayoría de las personas que conducen un automóvil, no le prestan atención al líquido de frenos. Evidentemente, este es un grave error, porque un mantenimiento deficiente puede ser peligroso.

¿Por qué es necesario el líquido de frenos?

El sistema de frenado de un vehículo generalmente funciona de manera hidráulica, por consiguiente, el líquido de frenos transfiere la presión que el conductor ejerce sobre el pedal del freno al freno de la rueda.

¿Con qué frecuencia y por qué se debe cambiar el líquido de frenos?

Independientemente del kilometraje, el líquido de frenos debe reemplazarse cada dos años como máximo. En el caso de las mangueras de freno porosas, por ejemplo, pueden absorber agua: el líquido de freno es higroscópico, es decir, retiene la humedad.

En este caso el sistema de frenos y el agua pueden calentarse mucho. Tan caliente que el H2O acumulado hierve y se forma burbujas de vapor. En casos extremos, la presión del freno ya no se puede aplicar y el freno falla.

¿Qué sucede si no hay suficiente líquido de frenos?

Esto también puede hacer que los frenos fallen. El tanque de expansión en el compartimiento del motor indica si hay suficiente líquido de frenos. El sistema tiene un total de alrededor de dos litros.

¿Cómo saber que falta líquido de frenos?

Si la luz roja de advertencia en el tablero se ilumina con el símbolo del freno (un signo de exclamación rojo en un círculo), se recomienda precaución. Indica que el freno de mano todavía está aplicado o que hay un problema con el freno porque el líquido de freno es bajo o las pastillas se han desgastado.

Como el sistema de frenado es un componente relevante para la seguridad, se debe interrumpir el viaje, seguir las instrucciones en el manual de operación y, en la medida de lo posible, llamar al servicio de asistencia o acudir a un taller.

Además de la luz de advertencia, hay otras indicaciones de insuficiente líquido de frenos. Si disminuye el efecto de frenado o se puede pisar el pedal del freno muy fácilmente sin una gran resistencia o reacciona tarde, son indicadores de que algo no está bien con los frenos, específicamente, con el líquido.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas