Novedades

JAC Sei4, una SUV china ensamblada en México ¿es una buena compra?

¿Tiene lo necesario para ser considerada tu próxima compra? Averígualo.

JAC Sei4, una SUV china ensamblada en México ¿es una buena compra?

Es un hecho, JAC, ya no es una marca desconocida, aunque todavía tiene mucho camino por recorrer en el mercado mexicano ¿No me crees? Sólo hay que observar sus números de ventas crecientes mes con mes, además, según Google es junto con Tesla, una de las marcas que en México incrementaron su nivel de búsquedas en la web de forma exponencial.

Ya lo había dicho con anterioridad, pero JAC ha sido artífice para que el público mexicano, de a poco, le vaya perdiendo el miedo a los autos chinos. Aunque claro, esta firma tiene a su favor el argumento de que sus unidades se ensamblan por Giant Motors Latinoamérica en la planta de Ciudad Sahagún, Hidalgo.

Precisamente, aprovechando la duda de una lectora, en esta ocasión analizaremos a fondo a la JAC SEI4, una SUV, ensamblada en la mencionada factoría y que, por sus características, está posicionada en un lugar que le permite competir tanto con las SUV subcompactas más equipadas, como aquellas compactas en sus versiones de acceso. Sin duda, es uno de los productos

¿Vale la pena su compra? Veámoslo a continuación:

NO SOY DE AQUÍ, NI SOY DE ALLÁ

En China, este modelo es conocido como JAC Refine S4, de hecho, los productos con este nombre forman parte de una submarca especializada en SUV y vehículos familiares. En su mercado natal, inicialmente fue presentada en 2018, para después iniciar su expansión global en distintos mercados, principalmente asiáticos y de América Latina. A México hizo lo propio a finales de 2019.

Su posicionamiento en el mercado es un poco confuso, ya que con 4,410 mm de largo se coloca justo en una franja donde terminan las SUV subcompactas y empiezan las compactas. Sólo para ejemplificar, aunque no lo parezca es ligeramente más larga que ejemplares como KIA Seltos (4,315 mm) e incluso Mitsubishi Eclipse Cross (4,404 mm) o SEAT Ateca (4,363 mm), aunque está por debajo de los 4,626 mm de, por ejemplo, una Honda CR-V.

Esta misma característica, se ve reflejada en temas como de espacio interior e incluso motorización, ya que, en nuestro mercado, sólo está disponible con un cuatro cilindros turbocargado de 1.5 litros capaz de entregar 147 Hp y 154 lb-pie de par, mismo que hace mancuerna con una caja automática CVT.

Aquí nuevamente, se encuentra en un punto intermedio, aunque, la potencia proveniente de un motor turbocargado y refinamiento técnico, así como el precio, la colocan como rival de las versiones más costosas de algunas SUV subcompactas. De hecho, me atrevería a decir que KIA Seltos GT y las versiones de acceso de Eclipse Cross (GLX y GLS), son sus rivales más cercanos, ya que la SEAT se coloca en una franja de precios superior.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

La JAC SEI4 se ofrece en el mercado mexicano en dos versiones, Active y Connect. Puertas adentro encontramos plásticos y materiales que cumplen. No te voy a engañar, no son los mejores y podrían mejorar, pero tampoco están nada mal considerando el rango de precios. Lo que es un hecho, es que en comparación contra sus hermanas SEI2 y SEI3 lucen de mayor calidad.

Sin embargo, el elemento estrella que inmediatamente capta nuestra atención es la pantalla central multimedia de 10 pulgadas, que además de lucir una interfaz bastante moderna, también es el control de mando de la mayoría de los elementos, por lo que el tablero y consola quedan prácticamente libres de botones. También hay que mencionar la pantalla táctil estilo flotante de 8 pulgadas. Se respira un ambiente minimalista.

En materia de equipamiento, cuenta con un equipo de audio con Bluetooth, USB y seis bocinas. Cabe mencionar que no cuenta con Android Auto o Apple CarPlay, sin embargo, suple esta carencia al incorporar JAC Link, un sistema operativo espejo.

 La lista se complementa con control crucero, apertura de portón eléctrica, cuadro de instrumentos digital, vestiduras en piel, cristales eléctricos, aire acondicionado automático, llave de presencia, quemacocos, freno de mano eléctrico, volante con ajuste de altura, espejos laterales eléctricos y calefactables, rines de 17 pulgadas, entre otros. Probablemente, la única carencia tenga que ver con la ausencia de ajuste de profundidad del volante.

En cuanto a seguridad, la marca destaca que C-NCAP le confirió un calificación de cinco estrellas en pruebas de impacto, esto se logró  gracias al uso de acero de alta resistencia en más del 70% del chasis, pero también con elementos como frenos con ABS y EBD, anclaje ISOFIX, Control de estabilidad (ESC), Asistente hidráulico de frenado (HBA), Asistente de control en pendiente (HAC), cámara 360° y sensores traseros, así como monitor de presión y temperatura de llantas.

Llama la atención que la versión de acceso Active sólo cuente con dos bolsas de aire frontales, mientras que en la Connect son seis, al mismo tiempo que gana asistencias de abandono de carril, de colisión frontal, de cruce de tráfico trasero y alerta de punto ciego.

Como podrás ver la relación precio-equipamieto es destacable, con muy pocos puntos en contra. Es aquí donde podemos encontrar uno de los principales argumentos de venta de esta SUV.

Por cierto, la capacidad de cajuela es de 520 L, misma que se puede ampliar hasta los 1,050 litros cuando se abaten los asientos traseros. La habitabilidad es buena considerando las dimensiones exteriores. En este aspecto está de más mencionar que los tripulantes que viajen atrás, lo harán de manera holgada. Está a tono con los rivales antes considerados.

MANEJO CUMPLIDOR

Como lo mencionamos, en el apartado mecánico, tenemos que el motor de la JAC SEI4 es un cuatro cilindros turbo de 1.5 litros capaz de entregar 147 Hp y 154 lb-pie de par, que se acopla a una transmisión automática CVT. La suspensión delantera es tipo McPherson independiente y la trasera de torsión semi-independiente. Al menos en teoría, esto lo pone en ventaja con las SUV subcompactas y la pone en terrenos de modelos más complejos.

Dinámicamente, esta SUV encuentra en entornos urbanos y viajes familiares su mejor ambiente. La dirección y la puesta a punto de la suspensión priorizan el confort de marcha, algo que se agradece en caminos maltradados, donde absorbe efectivamente imperfecciones como baches o topes. A ritmos de autopista, se siente cómoda y perfecta para un viaje familiar.

Aunque, lo que es una virtud en entornos relajados, puede no ser del todo efectivo al momento de exigirle, ya que se hará evidente un efecto como de lancheo, así como un rolling de la carrocería en curvas complejas, pero nada de qué preocuparse. La caja CVT presume un funcionamiento correcto que busca la mejor eficiencia en consumo.

En cuanto al motor, cuando se arranca desde cero se tiene un ligero retraso, aunque la aceleración califica de correcta. Queda claro que la SEI4 no es una deportista nata, ni intenta serlo, pero cumple cabalmente, mucho mejor que sus hermanas menores. Además, el comportamiento en una situación de emergencia es estable gracias al actuar conjunto de los sistemas de seguridad.

Nuevamente, tenemos un comportamiento por encima de la mayoría de las SUV pequeñas más accesibles, pero que se queda por debajo de las más sofisticadas, pero costosas camionetas de segmento superior.

CONCLUSIÓN

Como producto, la JAC SEI4 es un producto muy redondo, del que realmente podemos mencionar pocas áreas de mejora. Su punto más fuerte es una relación precio-equipamiento sobresaliente, la verdad, por lo que cuesta la SEI4 Connect no habrá nada que ofrezca lo mismo. Hablamos de esta versión, porque es la más recomendable por todo el arsenal tecnológico y de seguridad que presenta.

Pese a todo, no es un producto perfecto, ya que tiene algunas áreas que nos gustaría mejorar, como la estandarización de las seis bolsas de aire, un manejo un poco más comunicativo o que ofrezca más tonos de pintura e incluso más versiones. Aún así, es un producto diferente (difícilmente tu vecino tendrá la misma camioneta), que bien puede considerarse una alternativa en cuanto a SUV familiares se refiere.

No lo mencionamos, pero la estética cuenta con un diseño agradable y hasta elegante, incluso es de los miembros de la familia JAC más atractivos. Sin duda, se acabaron los tiempos de los autos chinos “sosos”.

Por cierto, en esta ocasión nos enfocamos en la SEI4, pero también hay que considerar que cuenta con una versión 100% eléctrica denominada E SEI4, la cual abordaremos en otra ocasión debido a que se trata de un vehículo completamente diferente, eso a pesar del parentesco. Peo igual nos sirve para darnos una idea de la tecnología con la que fue desarrollada esta SUV.

Sin duda, es una buena compra que valdría la pena explorar, pero como todo en la vida, podría ser todavía aún mejor.

¿Tienes una JAC SEI4? Compártenos tu experiencia.

Esaú Ponce recomienda

Cuéntanos que opinas