Autos ecológicos

Peugeot e-Traveller, la familia francesa de vanes eléctricas continúa en crecimiento

La marca del león, presenta en Europa un modelo de transporte de pasajeros cero emisiones.

Peugeot e-Traveller, la familia francesa de vanes eléctricas continúa en crecimiento

Cuando a fines de 2019, el Grupo PSA anunció una ofensiva eléctrica en el mundo de los vehículos comerciales, estaba claro que no se contentaría sólo con las vanes de carga, sino también con sus modelos enfocados en el transporte de pasajeros. Y tras el arribo del Peugeot e-Expert, era el turno de la Traveller.

Es así como ahora, Peugeot presenta en Europa el e-Traveller, que al igual que el e-Expert, se ofrecerá con tres tamaños de carrocería: Compact (4.60 m), Standard (4.95 m) y Long (5.30 m), todas con 1.90 metros de altura, y configuración para llevar entre cinco y nueve pasajeros cómodamente sentados. 

Cada variante estará disponible con el motor eléctrico de 100 kW (136 caballos de fuerza) y 192 lb-pie de par, que ofrece una velocidad máxima de 130 km/h. Este motor se alimenta de dos paquetes de batería: con el de 50 kWh, la e-Traveller ofrece una autonomía de 230 km en ciclo WLTP, mientras que con la batería de 75 kWh, ese rango se extiende hasta los 330 km con una sola carga. Esta batería más grande sólo se ofrecerá con las dos carrocerías más grandes.

El modelo ofrece tres modos de conducción: ECO, NORMAL y POWER, que modifica la cantidad de potencia disponible (82, 109 y 136 Hp, respectivamente) y, por consiguiente, el uso de la energía, y también cuenta con dos niveles de retención del pedal de acelerador y recarga del sistema eléctrico. 

La potencia máxima de recarga con corriente alterna es de 7.4 kW, pudiendo aumentarse hasta 11 kW con un cargador opcional. Los tiempos de recarga son de 7:30 y 5:00 horas para la batería pequeña, y de 11:20 y 7:30 horas para la batería grande. Con un cargador rápido de 100 kW los tiempos bajan a 30 y 45 minutos, respectivamente, aunque al 80% de carga. 

Peugeot dispondrá de dos líneas de producto enfocados en el uso, ya sea para uso particular o para el transporte de personas. En las e-Traveller particulares, el interior puede configurarse desde cinco hasta ocho plazas y los asientos pueden desplazarse o sacarse fuera de ser necesario. En los modelos profesionales hay entre cinco y nueve asientos que pueden ser individuales o banquetas. El volumen de la cajuela varía entre 900 y 3,100 litros, dependiendo del tipo de carrocería y asientos disponibles. 

Estéticamente, las únicas diferencias visuales de una Traveller normal son los logos del león dicroicos (cambian de color según de donde se miren), la toma de carga instalada adelante y el logo e-Traveller en la zaga. Por dentro cuenta con un cuadro de instrumentos específico, un selector de cambio e-Toggle (P, R, N, D y B) y un freno de estacionamiento eléctrico.

A nivel de equipamiento, cuenta con sistema keyless con botón de partida, puertas correderas automáticas, pantallas en el techo, dos niveles de tintado de los cristales, luneta abrible, head-up display, Grip Control, aviso por cambio involuntario de carril, alerta de colisión frontal, sensor de ángulos muertos y de pérdida de atención del conductor, entre lo más avanzado.

Marcelo Palomino recomienda