Automovilismo

Mitsubishi Xpander AP4, la primera minivan de rally con corazón de Evolution

Debajo de la carrocería familiar, encontramos una mecánica importada desde el mítico deportivo japonés.

Mitsubishi Xpander AP4, la primera minivan de rally con corazón de Evolution

Mitsubishi es una marca asociada al mundo de los rallys, encontrando su época de oro en la década los noventa. Y sí, los Evolution eran su punta de lanza. Precisamente, las versiones de calle de este automóvil se convirtieron en una leyenda. En total, entre 1992 a 2016, se construyeron 10 generaciones y hoy, es un automóvil muy extrañado a nivel mundial.

Pero el Evo, no ha sido el único auto de carreras de Mitsubishi, ya que la lista la podemos añadir otros vehículos como el Galant VR4, otro gran histórico. Es verdad, hoy Mitsubishi, está lejos del WRC (aunque lleva tiempo estudiando su regreso), incluso disolvió la división Ralliart, pero no por ello, la marca nipona, se alejó totalmente del mundo del rally.

 De hecho, en algunas regiones, podemos encontrar autos como los Mirage y Eclipse Cross, perfectamente adaptados para esta diciplina del deporte motor. Pero si crees, que esto ya suena medio extraño, déjame presentarte la Mitsubishi Xpander AP4, la primera minivan de rallys de la historia.

Este modelo de carreras toma como punto e partida a la Mitsubishi Expander, un monovolumen compacto con capacidad de trasladar a siete pasajeros el cual es muy similar a una Suzuki Ertiga o Honda BR-V. El primer prototipo se postró hace un año en el marco del Salón Internacional del Automóvil de Indonesia (IIMS) y se creía que era una especie de broma, pero el proyecto ya ha sido culminado y es genial.

Estéticamente, puede lucir como un Xpander de serie, pero en realidad, se monta sobre un chasis de EVO X, incluso el motor 4B11 también se encuentra bajo el cofre. Como du nombre indica, esta diseñado para cumplir las normas de la categoría AP4 popular en Asia y Oceanía.

La potencia del cuatro cilindros turbocargado es de 350 Hp y 409 lb-pie de torque. Este poder se canaliza a las cuatro ruedas a través de una transmisión secuencial Xtrac de seis velocidades. Los frenos son proporcionados por Brembo.

Mitsubishi tiene plena confianza que este automóvil puede pelear por victorias. Así que bien podría considerarse un EVO con carrocería familiar, aunque claro, solo hay dos asientos, para el conductor y el navegador. Por cierto, cuenta con su respectiva jaula tubular antivuelco.

¿Locura o genialidad?

Esaú Ponce recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos