Autos clásicos

¿Sabías que Ford estuvo a nada de poner el venta un Ka con carrocería Station Wagon?

Una solución inteligente con más espacio que una EcoSport. ¿Por qué se descartó?

¿Sabías que Ford estuvo a nada de poner el venta un Ka con carrocería Station Wagon?

El Ford Ka fue uno de los vehículos que a fines de los 90 marcaron una época para Ford en Europa y en el Mercosur. El concepto fue de un auto compacto de dimensiones muy reducidas pero fiel al buen manejo que acostumbra la marca, resultando en un vehículo bastante ágil y estable, al que sólo se lo podía criticar su pequeño espacio en la cajuela.

Atendiendo a eso, a principios del nuevo siglo llegaría la primera SUV compacta del mercado, la Ford EcoSport, que sobra decir que resultó un éxito comercial. Pero antes de eso, Ford puso sobre la mesa otra opción muy interesante, la de un Ka con silueta familiar, mundialmente conocido como station wagon o en México como guayín.

Los station wagon fueron y siguen siendo muy populares en Europa, como lo supieron ser en esta región hace unas décadas. Ahora han sido completamente devorados por la moda de las SUV, que muchos usuarios confunden con un vehículo más importante y espacioso, cuando la mayoría de las veces es el mismo modelo de siempre pero más alto y con accesorios. Las guayín, por otro lado, ofrecen un comportamiento dinámico superior y mayor espacio de carga.

Por todo esto es que nos parece tan interesante este prototipo avanzado del Ford Ka. Creado a finales de 1997, buscaba ofrecer una solución al problema del espacio de carga, que resolvió con creces. El proyecto fue realizado por encargo por la famosa carrocera Ghia, que se encargó de agrandar el voladizo trasero y además sumarle dos puertas, ya que para ese entonces sólo existía el modelo con 3.

Los diseñadores mantuvieron la estética original (a mi parecer un gran acierto) y enfocaron su esfuerzo en la parte media y trasera. Luego de trabajar desde la computadora y crear un modelo a escala 1:12, tomaron un Ford Ka normal y lo cortaron al medio, llevando la distancia entre ejes de 2.446 mm a 2.531 mm, cifra mayor a la actual EcoSport, de 1.521 mm.

El techo también se mantuvo intacto, aunque le fueron añadidas unas barras longitudinales  y la capacidad de la cajuela fue llevada a impresionantes 400 litros, que podían llegar a los 1.200 L si reclinabas los asientos traseros. Para darte una idea, la primera Ford EcoSport tiene 296 litros en el área de carga y el modelo actual llevó esa capacidad hasta los 362 L, mucho menos que este Ford Ka familiar.

El concept de este modelo se denominó TURIN-G Ka y fue mostrado al público por primera vez en el Salón de Turin de 1998. Para la expo se vistió con rines de 17”, un amarillo furioso para la carrocería y un motor de 1.7L Zetec con 125 CV. La reacción del público fue tremendamente positiva, al punto que rápidamente este modelo entró en consideración para ser llevado a la producción.

Pero el departamento financiero arruinó los sueños. Bajo la premisa de que el costo de producción del Ka Wagon sería demasiado alto para un vehículo de volumen, más allá de que compartían una gran cantidad de piezas. El departamento de marketing tampoco dio el visto bueno, a sabiendas que si bien el modelo tendría un mercado más o menos definido, también tenía un grupo importante de gente que criticaba su diseño.

Fue así como el proyecto terminó siendo archivado. La versión familiar del Ford Ka nunca fue producida en serie, aunque lo que sí podemos ver en la actualidad es una versión sedán del Ka, y otra aventurera.

Todos los prototipos desarrollados a partir del Ka fueron subastados por Christe´s, y particularmente el TURIN-G Ka terminó siendo vendido a un coleccionista particular en Florida, EE.UU. por su valor mínimo de salida, $21,150.00 dólares

Un final triste, pero que puede revertirse. En vez de tanto aventurero y SUV pretencioso, no estaría mal una versión así del actual Ka sedán, para volver al placer de manejar en serio y poder llevar de todo con un familiar. Ya sé que voy contra la corriente, pero #quevuelvanlosfamiliares.

Fotos: Divulgación: Acervo del Museu Da Imprensa Automotiva / Revista AUTO Esporte, Brasil

Ezequiel Las Heras recomienda

Cuéntanos que opinas