Motos

Triumph Tiger y Scrambler acompañarán a James Bond en su próxima película

Estos modelos participan en la producción de Sin Tiempo para Morir, que se estrenará en abril de 2020.

Triumph Tiger y Scrambler acompañarán a James Bond en su próxima película

Los modelos Tiger y Scrambler de Triumph participan en el rodaje de Sin Tiempo para Morir, la película de James Bond que se estrenará a comienzos de abril y que será la última en la que Daniel Craig interprete al legendario agente 007.

El departamento de diseño del fabricante británico trabajó estrechamente con el equipo de dobles de la película para configurar varias motocicletas, las que se lucieron en secuencias de acción grabadas en Italia, Noruega y Londres, bajo la dirección de Cary Joji Fukunaga.

“Literalmente, hemos hecho de todo en escenas en terrenos con pendientes y rocas afiladas, barro profundo y muy pantanoso, alta velocidad, grandes saltos y enormes pendientes y descensos, en una variedad de condiciones”, relató el coordinador de dobles de la cinta, Lee Morrison.

Luego de efectuar grabaciones en tres sitios calificados como “claves”, el especialista reconoció que las motocicletas “resistieron la tarea increíblemente bien, sin ningún inconveniente mecánico, lo que demuestra sus capacidades para ir a cualquier parte".

Triumph, una moto de película

El nexo de Triumph Motorcycles con James Bond se remonta a 1971, cuando se pudo ver una Bonneville en Los Diamantes son Eternos. Luego, el agente secreto condujo una Daytona 600 en el videojuego James Bond 007: Everything or Nothing (2003). Más recientemente, una clásica Thunderbird apareció en la novela Trigger Mortis (2015).

El CEO de la firma británica, Nick Bloor, recordó que Triumph Motorcycles “tiene el privilegio de exhibir una rica historia de participaciones en películas increíbles y de gran éxito. No somos ajenos a la pantalla grande.”

La trayectoria cinematográfica de la marca registra intervenciones en El Gran Escape (1963), Mi Nombre es Violencia (1968), El Paciente Inglés (1996), Matrix (1999), Misión: Imposible 2 (2000), Daredevil (2003), El curioso caso de Benjamin Button (2008), Jurassic World (2015) y Tomb Raider (2018), entre otros largometrajes.

Incluso han tenido apariciones en juegos, como las Bonneville T100 que manejó Big Boss y Big Mama en los aclamados Metal Gear Solid 3 (2004) y Metal Gear Solid 4 (2008), por dar un ejemplo.

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas