Autos ecológicos

Morris JE Van, una van de carga eléctrica y vintage

La mítica marca británica regresa a la vida con un comercial ligero 100% eléctrico y un diseño que encanta.

Morris JE Van, una van de carga eléctrica y vintage

Hace unos días te contábamos que la emblemática marca británica Morris regresaría de entre los muertos gracias a una inyección de capitales chinos, en este caso, del gigante Shanghai Auto Industry Corporation (SAIC), la misma empresa que ha revitalizado a MG, de la cual es dueña tras adquirir Nanjing Automotive, que a su vez, había comprado los derechos de ambas firmas británicas en 2004.

Y ahora te traemos las fotos oficiales y datos concretos de la nueva compañía: el Morris JE, que acaba de ser presentado en Londres.

De Morris se recuerdan muchos modelos, incluyendo el Morris MINI (gracias a su fusión con Austin), pero quizás si el más relevante para la marca fue el J-Type, una van de reparto urbano que recorrió las calles y rutas de Gran Bretaña desde fines de los años 40 hasta entrados los 60.

Morris murió en los 80 como muchas marcas británicas, cuando pertenecía al conglomerado British Leyland Austin Rover Group, aunque algunos de sus modelos se siguieron fabricando hasta 2014 en la India. Como explicábamos antes, los derechos sobre las marcas y algunos desarrollos fueron comprados por Nanjing, la que luego, en 2007, fue absorbida por SAIC.

Y tal como lo hizo con MG, SAIC también decidió invertir en Morris, aunque en el segmento de comerciales, lanzado ahora el Morris JE, una van de aspecto retro, construido con materiales súper ligeros y con un sistema mecánico 100% eléctrico.

Con inicios de producción en 2021, el Morris JE es una aproximación real al segmento de comerciales ligeros del futuro. Utiliza una totalmente nueva plataforma modular que integra una batería de iones de litio de alta densidad, y que le permitirá ofrecer diferentes carrocerías en un mismo tamaño.

Destaca por un chasis y una carrocería fabricados en fibra de carbono mezclado con polímeros resistentes, que convierten a este modelo en uno de los más ligeros del segmento. A ello suma una batería que ofrece una autonomía de hasta 320 kilómetros, y que puede recargar un 80% de su capacidad en sólo 30 minutos. Del motor no se ha informado su potencia, pero se indica que alcanza los 150 km/h.

El diseño es muy llamativo, ya que moderniza las líneas tradicionales del Type-J de los 50, con su parrilla en formato vertical, focos delanteros y traseros redondos, ventanas muy cuadriformes, pasos de rueda circulares y, en general, líneas muy reminiscentes de mediados del siglo pasado.

Por dentro transmite modernidad dentro de un aspecto clásico. Incluye asientos de cuero calefaccionados, un sistema de infoentretenimiento con pantalla de alta resolución, sistema de navegación, sensores y cámaras, asistentes a la conducción y climatizador, entre otros elementos.

El nuevo modelo se inserta en el segmento de 2.5 toneladas, con una capacidad de carga de 1,000 kilos y un volumen de 5.5 metros cúbicos dentro del van (dos Europallets), al que se accede desde atrás a través de puertas batientes que abren a 240°, o por uno de los laterales por puerta corredera. 

El problema será, sin duda, el precio: unas 60 mil libras, alrededor de millón y medio de pesos.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos