Lanzamientos

Mercedes-Benz GLB 2020 llega a México, un SUV versátil y compacto para siete ocupantes

La camioneta de tres filas será producida en la planta de Aguascalientes, México.

Mercedes-Benz GLB 2020 llega a México, un SUV versátil y compacto para siete ocupantes

Fue durante el Salón del Automóvil de Shanghái de 2019, cuando pudimos ver el concepto que adelantaba a la nueva integrante de la gama de SUVs de Mercedes-Benz. Y, aunque en ese momento solo era un prototipo, la firma alemana confirmó que sería prácticamente el mismo modelo el que sería llevado a líneas de producción.

Versatilidad, uno de sus más grandes atributos

Tal y como su nombre lo indica, Mercedes-Benz GLB es el segundo SUV de la gama, colocándose entre sus hermanas GLA y GLC debido a sus dimensiones. Estas son: 4.63 metros de longitud, 1.89 metros de ancho y 1.90 metros de alto, en donde gracias a la amplia distancia entre ejes, que es de 2.89 metros, se puede optar por colocar la tercera fila de asientos. 

Lo anterior nos demuestra que es ideal para que los pasajeros de hasta 1.68 metros, puedan viajar cómodamente. Adicionalmente, se puede optar por ajustar la segunda fila, para obtener más espacio. Finalmente, se tendrá la opción de reclinar todos los asientos para tener un mayor volúmen de carga. Aquí la capacidad será de 1,800 litros, mientras que, si todas las plazas están ocupadas, será de solo 570 litros.

Buena potencia, óptimo rendimiento

Por el momento, sólo está confirmada una versión denominada GLB 250 4Matic Progressive, que ostenta un motor 2.0 litros turbocargado de cuatro cilindros, ofreciendo 224 caballos de fuerza y 258 Lb-pie de torque. El tren motriz, está asociado a una caja automática de doble clutch de ocho relaciones, que envía la potencia a las cuatro ruedas. Gracias a estas prestaciones, el Mercedes-Benz GLB logra el 0 a 100 km/h en 6.9 segundos. 

Pero aún hay más, pues de buena fuente sabemos que en algunos meses llegará una variante asequible. Ésta corresponde a la versión GLB 200 que equipa un motor 1.3 litros de 163 caballos de fuerza y 184 Lb-pie de torque, acoplada a una transmisión automática de doble embrague de siete cambios, que envía la potencia al eje delantero.

El interior mantiene la exitosa fórmula del resto de la gama

Puertas adentro, encontramos la misma configuración de los recientes lanzamientos de Mercedes-Benz. Aquí se incluyen las dos pantallas de 12.5 pulgadas que albergan el sistema de info-entretenimiento MBUX y el cuadro de instrumentos digital que vimos por primera vez en el Clase A. Algo que, porsupuesto no puede faltar, es la inclusión del asistente virtual "Hey Mercedes", que fungirá como intermediario para facilitar la comunicación con el vehículo. 

La combinación de materiales en el habitáculo, las inconfundibles salidas de aire acondicionado inspiradas en la aeronáutica y el sistema de iluminación LED de 64 colores, logran crear un ambiente tanto tecnológico como elegante, mejorando en gran medida con respecto a su antecesor.

Seguridad

Mediante sensores, cámaras, radares, GPS y datos cartográficos, la nueva Mercedes-Benz GLB puede anticiparse hasta 500 metros a lo que está por suceder. Lo anterior significa que el control de crucero adaptativo DISTRONIC es capaz de adelantarse y reducir automáticamente la velocidad previo a llegar a una curva, cruce o cundo el auto de adelante reduce la velocidad. Además de esto, puede efectuar un cambio de carril de manera automática solo con activar la luz direccional o bien estacionarse automáticamente, mediante el sistema PARKTRONIC.

Fabricada en México

Como dato adicional, al igual que el Mercedes-Benz Clase A sedán, este SUV es orgullosamente mexicano, pues será fabricado en la planta de COMPAS ubicada en el estado de Aguascalientes.

Precios y Versiones

Como lo mencionamos anteriormente, la única versión confirmada para México es la GLB 250 4Matic, que llega con un precio de $859,900 pesos, por lo que habrá que esperar un poco más para conocer precios y especificaciones de la antes mencionada GLB 200.

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos