Prueba de Manejo

JAC Sei4 2020, primer contacto en México con una camioneta china muy apantallante

Se trata de uno de los productos más refinados que la marca china ofrece en México.

JAC Sei4 2020, primer contacto en México con una camioneta china muy apantallante

Fue hace algunos meses cuando viajamos a China para conocer un poco más sobre JAC Motors Company, y en aquella ocasión, tuvimos la oportunidad de manejar en una pista de pruebas la SEI4 una SUV cuyo arribo a México pudimos adelantar por varios meses antes de su presentación oficial. En aquel entonces mi colega Rubén Hoyo, ya adelantaba que se trataba de un rival de cuidado que habría que tener en la mira y ahora, por fin, tuvimos la oportunidad de manejarlo en México con motivo de su presentación nacional.

Como suele suceder en estos casos, JAC preparó una ruta de ida y vuelta entre Ciudad de México y San Miguel de Allende, en donde se recorrieron poco más de 540 kilómetros. En este maratónico viaje compartido con otros dos tripulantes (tres en total) pudimos darnos una fuerte idea de lo que ofrece la Sei4.

Tal y como había adelantado Rubén, el exterior de la Sei4 luce fresco y elegante, alejándose del lenguaje de diseño habitual de la marca, aunque por alguna razón es fácilmente identificable como un producto de origen chino. En el frente resalta la parrilla con elementos tridimensionales, mientras que en la trasera encontramos unas calaveras que recorren el ancho del vehículo.

Como ya te hemos abordado los detalles relacionados con el tema de equipamiento, nos centraremos en la percepción al volante, comenzando por la posición de manejo, la cual es elevada y por momentos cuesta un poco encontrar la postura ideal. Los materiales y ensambles sorprenden por la calidad que transmiten. No son premium, pero considerando el precio no hay mayor conflicto.

En cuanto a equipamiento encontramos claroscuros, por un lado, tenemos a la gran pantalla multimedia de 10 pulgadas que sin duda se gana el protagonismo, cuyos gráficos son fácilmente leíbles, tal vez el único punto débil consiste en la resolución de la cámara 360º que luce pixelada.

También es destacable la ausencia de botones, los cuales fueron sustituidos por mandos táctiles, lo que redunda en un diseño en verdad muy limpio. Una recomendación, no se te ocurra encender los faros durante el día (para eso están las luces diurnas) ya que la iluminación de los controles se vuelve muy tenue, dificultando su ubicación.

Lo que si nos dejó con un mal sabir de boca es que la versión de acceso Active (que fue la que manejamos) sólo tiene dos bolsas de aire. Aquí lo mejor es voltear a ver la Connect con seis airbags, al mismo tiempo que gana asistencias de abandono de carril, de colisión frontal, de cruce de tráfico trasero y alerta de punto ciego.

Cabe destacar que al medir 4.41 metros de largo, 1.8 metros de ancho, 1.66 metros de alto y con distancia entre ejes de 2.62 metros, el espacio interior es bastante bueno considerando que se ubica justo en la frontera entre una SUV subcompacta y una compacta. En este aspecto está de más mencionar que el tripulante que viajó en la parte trasera lo hizo de manera holgada. Aquí se agradece que se cuente con un puerto USB en la parte de atrás.

Respecto al apartado mecánico, tenemos que el motor de la JAC Sei4 es un cuatro cilindros turbo de 1.5 litros capaz de entregar 147 Hp y 154 lb-pie de par, mismo que hace mancuerna con una caja automática CVT. La suspensión delantera es tipo McPherson independiente y la trasera de torsión semi-independiente.

Cuando se arranca desde cero se tiene un ligero retraso, que más que tratarse de un lag del motor, mientras que la aceleración califica de correcta. Puede que al volante la sientas un poco lenta considerando las cifras, pero lo asociamos más al funcionamiento de la caja continuamente variable ya que en realidad logramos mantener cifras de 180 km/h, según el velocímetro.

Queda claro que la Sei4 NO es una deportista nata, ni intenta serlo, pero cumple cabalgante, mucho mejor que sus hermanas menores. Lo que sí generó opiniones divididas fue la puesta a punto suave de la dirección, que se agradece en ciudad, pero a altas velocidades nos hubiera gustado que fuera un poco más dura. Por cierto, el comportamiento en una situación de emergencia es estable gracias al actuar conjunto del sistema de frenos y asistencias de conducción.

Con un rango de precios entre los $394,000 (Active) a $434,000 pesos (Connect) la Sei4 2020, ensamblada en Ciudad Sahagún, Hidalgo, es un rival a considerar. Tal vez su único pecado son las dos bolsas de aire frontales, pero de ahí en más, es un producto bastante balanceado que puede enfrentarse sin problemas a las versiones de acceso de Hyundai Tucson y Mitsubishi Eclipse Cross.

Esaú Ponce recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos