Autos ecológicos

¿Qué tan seguros son los autos eléctricos en caso de incendio, accidente o avería?

Aquí la respuesta a esta duda que últimamente ha surgido sobre la seguridad de esta clase de vehículos.

¿Qué tan seguros son los autos eléctricos en caso de incendio, accidente o avería?

Mientras más autos eléctricos circulan, más acalorada se vuelve la discusión sobre la seguridad en esta clase de vehículos: ¿qué sucede después de un accidente? ¿la batería se incendia? Estas y otras dudas se han incrementado después de que se han dado a conocer imágenes donde automóviles cero emisiones se envuelto en llamas luego de sufrir accidentes o incluso de manera repentina.

Básicamente, todos los automóviles que obtienen una aprobación deben cumplir con los requisitos legales, que deben garantizar la máxima seguridad para pasajeros, esto independiente de si un vehículo funciona con gasolina o diesel, gas natural o GLP o incluso si es eléctrico.

Especialmente para los automóviles eléctricos, esto significa que los componentes eléctricos deben estar diseñados "intrínsecamente seguros". Intrínsecamente seguro significa que el flujo de corriente de la batería se evita si se produce un defecto en el sistema. En pocas palabras, quiere decir que, si, por ejemplo, ocurre un accidente, la batería se desconecta inmediatamente de los otros componentes y de los cables, ambos de alto voltaje, de modo que no quede corriente.

¿Qué hacer en caso de avería?

En caso de avería, generalmente no hay peligro eléctrico, ya que estos automóviles están relacionados con el sistema y están asegurados por medidas del fabricante. Aunque pueden recibir asistencia en carretera, por razones de seguridad, el trabajo en componentes de alto voltaje solo puede ser realizado por personas capacitadas para este trabajo. Por ello es sumamente importante mantener las manos alejadas de los componentes de alto voltaje y de todos los cables de color naranja y/o rojo.

¿Qué se debe considerar en un accidente?

Debido a la interrupción inmediata del flujo de corriente, también es posible "primeros auxilios" con un automóvil eléctrico sin un mayor riesgo de lesiones personales. Lo que si es que puede ser crítico si los mecanismos de protección de la unidad de la batería se han deformado y, por lo tanto, han sido dañados por un accidente. En el peor de los casos, las celdas en la batería de la unidad pueden "pasar" energía. Esa sería la llamada "fuga térmica": entonces la batería de la unidad se quema y es difícil de apagar.

¿Cuál es el riesgo de incendio de un vehículo?

Está comprobado que el riesgo de incendio es relativamente bajo, ya que los autos eléctricos actuales en un accidente son tan seguros como los autos convencionales y el sistema de alto voltaje generalmente se desactiva automáticamente después de un accidente con la activación de las bolsas de aire.

Para evitar esto, la batería también está reforzada con un marco e instalada debajo del vehículo. Esto tiene un efecto de rigidez, pero también aporta un peso adicional de poco menos de 250 kilogramos.

En las pruebas de choque

Una comparación después de la colisión frontal a 64 km/h a una superposición del 40 por ciento, demuestra que el peso adicional de las baterías, no compromete la seguridad. Igualmente, la estructura del vehículo no tiene valores de deformación más altos y también los valores de carga para los ocupantes son idénticos a los de la versión con motor de gasolina.

Por su parte, la deformación de la parte inferior de la carrocería terminó bien delante del paquete de baterías, y el apagado eléctrico del sistema de alto voltaje respondió al accidente dentro de milisegundos y separó mediante un regulador de la línea de conexión entre el paquete de baterías y los cables de alto voltaje al accionamiento eléctrico. Asimismo, la batería no se encendió, al vez que no había riesgo de incendio.

¿Qué tan seguros son los autos eléctricos?

En recientes pruebas de choque realizadas por Euro NCAP muestran cuán seguros pueden ser los vehículos eléctricos diseñados adecuadamente. Por ejemplo, el Jaguar I-Pace obtuvo la calificación máxima de cinco estrellas. Incluso en el impacto lateral y en el poste, no se registraron deformaciones peligrosas en la carcasa de la batería. Respecto a uno de los autos eléctricos más vendidos actualmente, el Tesla Model 3, también logró cinco estrellas en el Euro NCAP con puntajes requeridos.

Hay que tener en cuenta que en caso de un impacto lateral es de particular importancia para los automóviles eléctricos, esto debido a que las baterías generalmente se instalan en un bloque grande en la parte inferior. Por lo tanto, el espacio de deformación del vehículo en el costado es menor que en la parte trasera o en la parte delantera del automóvil. A este respecto, el impacto lateral es el punto sensible de todo vehículo eléctrico.   

En conclusión

Queda claro que el daño a las baterías es el caso más crítico de un accidente con un automóvil eléctrico y, por lo tanto, debe excluirse en la medida de lo posible en la construcción del vehículo. Por esta razón, los fabricantes están llevando a cabo un esfuerzo técnico cada vez mayor para proteger de la deformación a las baterías de la parte inferior de los vehículos.

Hasta el momento, ninguno de los autos eléctricos actuales se notó negativamente en una prueba de choque. En comparación con los automóviles con motor convencional, la seguridad de los automóviles eléctricos a menudo es aún mejor debido a la estructura optimizada del choque en el vehículo.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos