Lanzamientos

Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye Widebody llega a México, el muscle car más brutal

Con sus casi 800 hp, este gato salido del infierno más poderoso de todos

Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye Widebody llega a México, el muscle car más brutal

La firma norteamericana Dodge ha refinado como ninguna otra el arte de fabricar muscle cars, y es que si bien es cierto tanto el Ford Mustang como el Chevrolet Camaro son excelentes autos deportivos, su gradual evolución los ha ido alejado poco a poco del concepto tradicional de muscle car o pony car. Mientras que, por su parte, el Challenger ha ido mejorando la fórmula.

En lo más alto de la pirámide entonces, se ubica el Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye Widebody que toma como base el Challenger SRT Hellcat Widebody que por cierto ya probamos en Autocosmos, pero que recibe la misma mecánica del Demon, para así entregar unos descomunales 797 hp y 707 lb-pie de torque provenientes de un V8 de 6.2 litros supercargado que como dato interesante se vale del sistema de aire acondicionado para adicionar capacidad de refrigeración, esta función se denomina “Power Chiller”.

Seguramente vas a decir que el Demon sería en realidad el rey, puesto que es más potente (840hp), pero hay que aclarar un par de cosas, para lograr esa potencia necesita combustible especial para competencias y en segundo, es un coche desarrollado exprofeso para arrancones, mientras que el Redeye, es un deportivo pensado para sembrar el terror en las calles, carreteras e incluso, aunque es pesado, en las pistas también.

Regresando al aspecto mecánico del Hellcat Redeye Widebody, el supercargador tipo Roots de 2.7 litros es el más grande utilizado en cualquier vehículo de producción, con lo cual la potencia de soplado incrementa hasta las 14.5 psi, mientras que el límite de revoluciones crece hasta las 6,500 vueltas.

A tope de rendimiento, este bestial V8 consume 5.4 litros por minuto, con lo cual te acabarías el tanque en apenas 11 minutos.

Por su parte la transmisión automática es la ya conocida TorqueFlite de ocho velocidades con modo manual, que por cierto es rapidísima y envía toda la potencia a los rodillos traseros. Todo lo anterior permite al Redeye acelerar de 0 – 100 km/h en 3.4 segundos, completar el cuarto de milla en 10.8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 326 km/h.

Para cualquier deportivo tan importante como su capacidad de aceleración, es la de frenado, misión encomendada a un sistema firmado por Brembo con discos de 15.4” y mordazas de 6 pistones adelante, así como 13.8” con pinzas de 4 émbolos atrás.

En el interior, encontramos asientos forrados en cuero y un sistema de info – entretenimiento Uconnect con pantalla táctil de 8.4 pulgadas con Performance Pages que proporciona información sobre aceleraciones, fuerzas G, rendimiento del motor, etc. Datos que además, se pueden descargar a una tarjeta SD o memoria USB.

El Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye Widebody no solo es un bestial deportivo a la Americana, sino también se trata de un clásico instantáneo, un objeto de colección, toda vez que a nuestro país, las unidades llegan a cuenta gotas, incluso las primeras 20 ya se agotaron. El precio, $1,744,900 pesos.

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos