Prueba de Manejo

Frente a frente: Mazda CX-3 vs Suzuki Vitara, duelo de SUVs japonesas

Si te dieran elegir entre manejo y equipamiento, ¿cuál tomarías como prioridad?

Frente a frente: Mazda CX-3 vs Suzuki Vitara, duelo de SUVs japonesas

El éxito de los SUVs es innegable, y quizá esto se deba a un tema de espacio o incluso de sensaciones, pues la gente podría sentir mayor seguridad manejando vehículos más altos, sí, sobre todo el sexo femenino. Si bien es cierto que cada marca ha forjado un camino distinto para intentar enamorar a sus clientes, hay un ejemplar que pudiera resultar el ideal para ti y para tu estilo de vida, en donde además de Mazda CX-3 y Suzuki Vitara encontraremos modelos como Chevrolet Trax, Ford Ecosport, Honda HR-V, Hyundai Creta, Peugeot 2008, entre otras muchas más.

Lo que sí sabemos es que indiscutiblemente el segmento está de moda y en esta ocasión te traemos esta comparativa para así conocer las fortalezas y debilidades de estos dos SUVs de ascendencia japonesa.

Los contendientes…

Hay que destacar que en esta prueba consideramos a las versiones tope de gama de cada modelo, tomando a Mazda CX-3 en su versión i Grand Touring la cual tiene un precio de $394,900 pesos, mientras que por parte de Suzuki Vitara consideramos a la versión GLX Boosterjet, la cual ya cuenta con un motor turbocargado con un precio de $379,900 pesos.

El motivo por el cual decidimos no incluir a la versión All Grip de Vitara es por el simple hecho de que este auto ya tiene otro tipo de prestaciones, contando como principal atractivo, la inclusión de un sistema con tracción en las cuatro ruedas y diferentes modos de manejo.

 

Mazda CX-3 i Grand Touring

Suzuki Vitara Boosterjet

Motor

   L4 - 2.0 litros

   L4 - 1.4 litros turbo

Transmisión

   Automática (6 vel.)

   Automática (6 vel.)

Potencia

   148 hp

   138 hp

Torque

   141 lb-pie

   162 lb-pie

En temas de diseño…

CX-3

Mazda presume su filosofía de diseño denominada “Kodo”, que tantos dividendos le ha traído en los últimos años, esto hace alusión al diseño de un felino en movimiento con líneas definidas y bien marcadas, aunque cabe destacar que recientemente sufrió una serie de cambios que la mantendrán vigente en el mercado. En la parte frontal notamos muchos elementos en cromo, además de la ya característica parilla de gran tamaño con logo al centro de la marca. La óptica tanto en la parte delantera como en la zaga es de tecnología LED, así como también para los faros de niebla. Esta versión posee rines de 18 pulgadas, mientras que para la de entrada calza unos de 16”.

Vitara

Suzuki, por su parte, también realizó una actualización a Vitara entrado el 2019, en donde los principales cambios se notan en la parte frontal, con la inclusión de una parrilla cromada, insertos del mismo material en la fascia, además de pespuntes en color negro, ofreciendo un aspecto mas juvenil. La óptica también es de tecnología LED para las calaveras y los faros, que ahora presumen de un resplandeciente contorno en color azul para las versiones tope; los faros de niebla mantienen la configuración de halógeno. Todas las versiones cuentan con rines de 17 pulgadas de nuevo diseño que se incluyeron para este facelift.

Puertas adentro…

CX-3

Lo primero que notamos al abordar CX-3 es la meticulosa atención al detalle, los materiales se perciben de muy buena calidad y durabilidad, casi, como si nos encontráramos en un auto de segmento premium, este cuenta con elementos de alcántara y piel en el tablero, así como piel perforada para revestimiento de los asientos; en la consola central también encontraremos insertos en negro piano, justo en la parte de la palanca de velocidades.

Es importante mencionar que en temas de espacio nos queda a deber y mucho, pues al estar montado sobre la misma plataforma utilizada para el Mazda 2, el espacio para asientos traseros e incluso el área de carga es muy limitada. En lo personal el interior se siente un poco encerrado, aunque al abrir la tapa del quemacocos nos ofrece una ligerísima sensación de mayor amplitud.

Vitara

Por otra parte, al abordar Vitara notamos que el espacio es prominente para un auto de estas características, y todos los ocupantes podrán viajar de la forma más cómoda posible. En este caso hay que destacar que se sacrifica un poco el tema de materiales pues, aunque se perciben de calidad, los plásticos nos dan la sensación de tendencia a rayarse muy fácilmente, aquí no percibiremos lujo, pero si una sensación de amplitud y mucha luz interior, a pesar de no contar con quemacocos.

Los asientos tienen una configuración de piel y gamuza, con nuevo diseño, que se deja ver un poco más sobrio. Pasando al área de carga nos encontramos con una cajuela mucho más grande, considerado como uno de los puntos fuertes de este SUV, haciéndolo ideal para viajes largos.

Equipamiento

Mazda CX-3 i Grand Touring

Suzuki Vitara Boosterjet

Pantalla táctil

   7"

   7" con navegador

Apple Carplay

   No

   Si

Android Auto

   No

   Si

Aire acondicionado automático

   Si

   Si

Quemacocos

   Si

   No

Asientos en cuero

   Si

   No

Head-up Display

   Si

   No

Rendimiento…

De acuerdo a las cifras oficiales otorgadas por cada una de las marcas tenemos que el consumo de combustible en ciclo combinado es de aproximadamente:

CX-3

Combinado: 17.3 km/l

Vitara

Combinado: 18 km/l

Hablando de seguridad…

Uno de los temas más importantes a tocar es el de seguridad, CX-3 incorpora seis bolsas de aire para la versión tope, control de estabilidad, frenos ABS, cámara de reversa con sensores ópticos y acústicos, además de guías dinámicas para ayudar a facilitar las maniobras de estacionamiento.

Por otra parte, Vitara también cuenta con todo esto, adicionando una bolsa de aire más para las rodillas y sistema de navegación GPS, para evitar distracciones en el camino. En esta cuestión no notamos mucha variación y ambas cumplen con lo necesario, aunque por supuesto la balanza se inclina para el lado de Suzuki.

El manejo

Como ya lo hemos comentado en muchas ocasiones, la filosofía Jinba-ittai de Mazda que conecta al vehículo con el conductor es una de las mejores del segmento, incluso del mercado, pues realmente se siente esa sinergia del usuario al conducir el vehículo.

En temas de aceleración no hay inconveniente, aunque si se nota esa necesidad de más torque para que el vehículo despegue con mayor facilidad, esta cuestión se elimina un poco al configurar el modo sport a un costado de la palanca, pues la respuesta se nota mucho más ágil.

Por otra parte, Suzuki Vitara, al incorporar un motor turbocargado, por supuesto ofrecerá una mejor entrega de potencia al solicitarlo, haciendo mucho más sencilla la labor en subidas, rebases e incorporaciones, aunque hay que reconocer que la caja en algunas ocasiones se torna lenta y no realiza de forma eficiente los cambios; en este caso podemos hacer uso de las paletas de cambio localizadas tras el volante, y así podamos manipular el rango en el que queremos que la siguiente velocidad entre en marcha, para lograr eficientar la respuesta.

Existe una ligera sensación de que coleo en curvas cerradas por parte de Vitara, en donde CX-3 se planta de mejor forma, pero hay que reconocerlo, ninguna de ellas lo hace nada mal, pues ambas te brindan esa sensación de seguridad al momento de dar vuelta. La suspensión es buena y realiza la absorción de imperfecciones de forma correcta y los frenos también actúan de forma precisa al momento de necesitar ejercer cierta presión sobre el pedal.

Conclusiones

En nuestra opinión, lo que nos gusta de CX-3 es la atención al detalle que está compuesto por cada elemento de diseño en el exterior, así como en los materiales y el ensamble interior. Otra cosa que hay que rescatar es la impresión de manejo que ofrece Mazda, pues resulta ser un vehículo muy cómodo y rendidor, es ideal para el caótico tránsito citadino. Lo que no nos gusta es la configuración de espacio, pues al estar montado sobre la misma plataforma que el Mazda 2, mantiene sus dimensiones, y limita el confort en plazas traseras y cajuela. En resumen, es un SUV “fancy” pensado para parejas sin hijos o para adultos jóvenes que les gusta salir los fines de semana, en donde la impresión de manejo es lo más importante.

Lo que nos gusta de Vitara es la cantidad de espacios para guardar objetos, además del evidente confort con el que viajarán nuestros acompañantes tanto en plazas traseras como delanteras, además del gran espacio para la cajuela. Otra cuestión que nos agrada es la incorporación de un motor turbo que nos ayudará a exigir menos al encontrarnos en una pendiente, aunque la reacción de la caja de cambios no siempre es la adecuada y la entrada del turbo podría mermar el consumo de combustible. Ahora que entramos al no me gusta, déjanos comentarte que los plásticos y acabados no son de los mejores, lo que ocasionaría un desgaste muy rápido de los mismos.  En resumen, es un SUV ideal para jóvenes que gustan de salir a carretera el fin de semana o para familias de 3 a 4 integrantes, en donde el equipamiento y la habitabilidad resulta lo más destacado.

La ganadora es…

Suzuki Vitara se corona como vencedora, al incorporar un tren motor más potente, una mejor distribución de espacio y al ser una compra más racional de acuerdo a los requerimientos al comprar una camioneta, los precios van desde los $304,000 pesos, haciéndola mucho más accesible para el bolsillo.

Pero ahora te toca a ti decirnos, ¿cuál de ellas te comprarías?

Agradecemos al Parque Bicentenario por las facilidades para la grabación de este video.
 

Mazda CX-3 VS Suzuki Vitara Boosterjet - ¿Cuál es mejor? | Autocosmos

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos