Novedades

¿No te otorgaron un crédito automotriz? El autofinanciamiento puede ser la opción

Te decimos nuestra experiencia al elegir esta alternativa de compra.

¿No te otorgaron un crédito automotriz? El autofinanciamiento puede ser la opción

Si estás leyendo esto, seguramente eres un fiel amante de los autos y en alguna ocasión antes de dormir has imaginado infinidad de situaciones que pasarían si pudieras tener a tu consentido motorizado, un auto deportivo último modelo con el que conquistarías a esa chica o chico de tus sueños, o el que podría ser tu compañero de aventuras en un recorrido por las mejores ciudades y pueblos mágicos del país.

Todo esto suena muy bonito, pero, seguramente uno de los impedimentos para realizar la compra de éste es el no contar con la solvencia suficiente para pagarlo de contado. También podrías solicitar un crédito automotriz directamente con la marca o alguna institución bancaria, pero, si por algún motivo no es aprobado, podrías pensar que tal vez ese no era el momento indicado para realizar dicha adquisición.

En caso de que ninguno de estos escenarios te acomode, existe un último recurso, que es, solicitar un autofinanciamiento con cualquiera de las instituciones que actualmente operan en territorio nacional como lo es Grupo Aufofin, AFASA de Volkswagen, Suauto de GM, SICREA de Nissan, entre otras más.

¿Cómo funcionan?

El proceso pareciera ser muy sencillo, puesto que no se te pedirá ningún tipo de historial crediticio, consulta de buró de crédito, ni algún tipo de enganche o anticipo; pero espera, porque antes de hacerlo deberás tomar en cuenta los siguientes puntos para poder realizar el contrato, habiendo realizado previamente la cotización del modelo que deseas.

  • Presentar tu identificación oficial.
  • Contar con la primera mensualidad.
  • Hacer la cita para la firma del contrato, solicitud de seguro de vida y un aviso de privacidad.
  • Contar con un aval que sea propietario de un bien inmueble, libre de gravamen, y que el valor de dicha propiedad represente un valor de 3 a 1 de acuerdo al monto del vehículo.
  • Y por último ser muy paciente, pues la unidad te será entregada al haber cubierto un aproximado de 10 mensualidades, aunque también se te podrá adjudicar por sorteo, en donde solo necesitarás ser muy puntual en tus pagos mensuales para poder ser uno de los afortunados en estrenar su auto en el menor tiempo posible.

¿Suena bien no? Con esto seguramente esta nota ya pasó a segundo plano y te encuentras navegando por la red en busca de tu próximo auto. Lo cual no está para nada mal peeeero… ten en cuenta algo muy importante, pues no solo es firmar un par de documentos y tener lista tu primera mensualidad, sino que deberás considerar (al haber sido entregado tu auto) el costo total de propiedad que te platicaremos en otra nota.

En relación al seguro, te recomendamos no realices ningún tipo de cotización por fuera, o con tu amigo de confianza que seguramente te dijo que con él sería más barato, pues la aseguradora te será impuesta de manera irrevocable con un plan de cobertura amplia, para que en caso de siniestro ésta pueda cubrir los daños totales. Aunque si no cuentas con el efectivo de contado para el pago, éste podrá ser dividido mensualmente de manera anual para que no te descapitalices.

Todo pareciera risa y felicidad hasta que…

Lamentablemente no todo puede ser color de rosa, pues si éste método no tuviera nada que desagrade sería el modo de adquisición preferido por los usuarios, solo existe un tema que consideramos MUY IMPORTANTE; el vehículo te saldrá realmente caro, pues terminarás pagando mucho más que el precio de lista, debido a los intereses y comisiones que impone la financiera, pero estamos tomando en cuenta que será tu último recurso, y si cuentas con todos los requisitos quedarás completamente satisfecho cuando tu consentido motorizado se encuentre estacionado afuera de tu domicilio, ahí sabrás que todo este sacrificio habrá valido la pena.

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos