Novedades

¿El costo del seguro influye en la compra de tu próximo auto?

Créelo o no, existen autos cuya póliza impacta negativamente en el precio final.

¿El costo del seguro influye en la compra de tu próximo auto?

Por lo general, cuando compramos un automóvil solemos poner mucha atención en el diseño, porque bueno, queremos que vaya a tono con nuestro estilo y después de ello comenzamos a valorar temas como la economía de combustible, el número de amenidades de confort, el nivel de equipamiento de seguridad, así como practicidad, desempeño, manejo, pero, sobre todo, en el precio.

Sin embargo, existe un apartado que por lo general pasamos en alto y créeme, por experiencia propia, que no debería ser así, ya que puede convertirse en tu salvador o una cruz durante el tiempo que tengas un automóvil y me refiero al seguro. Sí, ese elemento del que te acuerdas solo cuando te toca pagar la anualidad, cuando tienes un accidente o te lo roban.

Sabemos de antemano, que, en al menos 15 entidades federativas, es obligatorio contar con una póliza de responsabilidad civil, es decir, aquella que cubre los daños a terceros. Sin embargo, hay diferentes pólizas de seguro que amplían sus servicios, al cubrir daños, robo completo o de autopartes, traslados de unidad, así como asistencia médica y mecánica, entre otros.

Como todo, este servicio representa un gasto extra, el cual, muchas veces no consideramos al momento de, por ejemplo, comprar un automóvil nuevo. Por lo general, las compañías, te ofrecen el “seguro de casa”, aunque en realidad, puedes optar por la opción que mejor consideres, algo largamente subrayado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El pago, puede realizarse de contado o a plazos, agregando unos cuantos pesos a la mensualidad (también el autofinanciamiento es un punto medular de compra). Es aquí, donde puedes elegir, aquel que se acople más a tu estilo de vida y bolsillo.

Pero, ¿qué determina el costo de un seguro?; en realidad, esa respuesta es más compleja de lo que parece, pero digamos que puntualmente existen algunos factores que influyen directamente y que deberías considerar al momento de comprar un automóvil, pero en realidad, todo gira en torno al nivel de siniestro de un vehículo.

1.- Incidencia de robo. Este es un índice que mide el nivel de riesgo de un vehículo ya sea por su alta incidencia delictiva, la cual se mide tanto por el nivel de robos totales, como por la frecuencia directa del modelo. En este sentido, por lo general, los autos más populares, también son los más robados y como prueba, Volkswagen y Nissan son las marcas preferidas por los amantes de lo ajeno. En contraparte, un discreto desempeño comercial del modelo en cuestión, (considerando el segmento donde se desempeñe) influirá positivamente en el costo del seguro.

2.- Perfil del vehículo. Otro punto a considerar, es el perfil el auto, ya que no es lo mismo comprar un automóvil de perfil familiar, que uno deportivo, con muchos caballos de fuerza, en el que el dueño, buscará ir al límite ante la menor provocación. Otros autos considerados en esta categoría son algunos todoterrenos, ya que bueno, corren el riesgo de rodar por un barranco o ser arrastrados por la corriente de un río. En resumen, aventura y adrenalina, son casi una garantía de accidente.

3.-Género y edad del contratante. Sin entrar en polémicas, cada compañía aseguradora establece sus propios criterios para ubicar a las personas pertenecientes a un sector demográfico riesgoso. Por ejemplo, se da por hecho, que una persona madura (supongamos que de 40 años) es mucho más sensata y curtida tras el volante, que una joven cuya inexperiencia y explosividad juegan en su contra. Sin embargo, también existe un tope de edad, en el que, por naturaleza, las capacidades físicas (básicas en la conducción) comienza a mermar.

4.- Zona de residencia y trabajo. Resulta casi obvio que, si el contratante vive o labora en algunos de los municipios o ciudades con mayor índice delictivo como, por ejemplo, Ecatepec (Edomex) Guadalajara (Jalisco) o Culiacán (Sinaloa), esté más expuesto o propenso a sufrir un percance, que aquellas personas, que viven en lugares con mejores indicadores de seguridad y calidad de vida. Con ello en cuenta, ten por seguro que, si resides en una zona peligrosa, el costo de la cobertura se verá incrementado.

Como verás, definitivamente, el costo de un seguro influye en la compra de un automóvil y es que no importa que el auto en cuestión se trate de un humilde subcompacto, ya que si al tomar en cuenta los anteriores puntos, califica como un modelo de alto peligro, ten por seguro que terminarás pagando una cantidad absurda, equiparable a la de modelos mucho más costosos.

Por último, no queda de otra que recomendar nuevamente, el no irte con la primera opción, ya que como dicta el libre mercado, cada compañía de seguros, tiene un diferente criterio de calificación para los autos. Así, que, si buscas, es seguro que encuentres una opción que ofrezca la mejor relación valor-costo-beneficio. Solo ten cuidado, con las letras chiquitas y con los servicios extras que incrementan el costo final de la prima.

 

Esaú Ponce recomienda

Cuéntanos que opinas