Rennsport Reunion VI, celebrando en familia los 70 años de Porsche
07/10/2018 Scudería

Rennsport Reunion VI, celebrando en familia los 70 años de Porsche

La reunión de Porsches más grande del mundo es un evento que como entusiasta no te debes perder.

Rennsport es una reunión que se lleva a cabo cada 4 años, la primera se llevó a cabo en 2001 y ésta que fue la sexta edición coincidió con el setenta aniversario de la marca, con lo cual había que echar la casa por la ventana y vaya que Porsche sabe cómo hacerlo. A partir de la segunda edición, el hogar de dicha reunión es nada menos que el Circuito de Laguna Seca en Monterey, California.

Para que te des una idea del tamaño del evento, este año asistieron 81,550 personas, todo un récord, considerando que la última edición había logrado convocar a unas 60 mil. Pero no se trata de una carrera o una exhibición común, te decía que Rennsport es una reunión, la más grande de propietarios Porsche del mundo, con lo cual, con tan solo caminar un poco por los estacionamientos del lugar se podían ver incontables Porsches de todas las épocas: 356, 914, 944, 968 todos agrupados por modelo y evidentemente tantos nueve onces como puedas imaginar, acomodados por generaciones además.

Regados por ahí también se podían encontrar algunos 959, GT1, Carrera GT y 918 Spyder, todos llegaron al llamado.

En el paddock Porsche se aseguró de llevar todo lo necesario para que sus clientes y fanáticos vivieran una celebración inolvidable, empezando por un escenario para las presentaciones importantes como la del renacido 935, concursos y conciertos nocturnos, un área para niños muy bien identificada por el gigantesco 911 de Lego, o también una especie de mostrador con sillas y una fila special, en donde los asistentes esperaban el tiempo que fuera necesario para que los pilotos que ayudaron a construir la leyenda que es Porsche en la actualidad les firmaran algún souvenir. Y es que en Rennsport VI se dieron cita leyendas del automovilismo de la talla de Vic Elford, Brian Redman, Jacky Ickx, Derek Bell, Timo Bernhard y Mark Webber, entre muchos otros.

Había también un inmenso display de Porsche Classic, en donde los asistentes podían observar el nivel de calidad y detalle que una restauración de ahí puede tener, mismo que además estaba coronado por el Project Gold, ese 993 que fue completamente modernizado por la marca recientemente.

No podemos dejar de mencionar la boutique de mercancía oficial de la marca, cuyas inmensas filas hacían pensar que regalaban las cosas, solo para una vez adentro, darte cuenta no solo de que de poder comprarías todo, sino que además de accesible el lugar no tiene nada, claro habría que preguntarle a un cliente Porsche si tuvo esa misma percepción con los precios.

Al centro de todo lo anterior había un espacio para comer, descansar o bien disfrutar de una cerveza al más puro estilo del Oktoberfest, con cervezas artesanales con apropiados nombres como Stuttgart Ale, Rennsporter y Guard’s Red Ale.

Seguir caminando hacia los pits irremediablemente te llevaba a una de las mejores exhibiciones del Rennsport VI, una carpa muy bien brandeada por la firma relojera Chopard y llena de cualquier cantidad de joyas de Porsche, casi todas ellas del ámbito de las competencias. Empezando por un rarísimo Type 64, prototipo previo a la fundación oficial de la marca, pasando por 356, 550 Sypder, Porsche Abarth, 917 en diferentes configuraciones incluidas tanto las de Le Mans como las de CanAm, 908, 935, 962 e incluso fórmula 1.

Más hacia atrás develaba las carpas de todos aquellos que saldrían al circuito durante el evento, y es que no haces un evento de esta magnitud en una pista como Laguna Seca si no la vas a estar aprovechando en todo momento, es así que mientras muchos admiraban las joyas históricas que Porsche llevó, otros veían carreras y exhibiciones dinámicas de numerosos modelos.

Había una muy especial, con la leyenda 959 “Parking Only” que literalmente era eso, una carpa destinada exprofeso a los 959, en el primer día pensé que era un poco exagerado hay muy pocos, pero para el sábado había por lo menos 12 unidades del exótico deportivo ochentero, dentro de los que podías contar al ganador del Rally Dakar.

En la pista hubo también algunos momentos memorables, indudablemente cuando salieron los 917 o 962 a la pista fueron uno de ellos, pero también cuando el 919 Hybrid Evo, ese que recientemente rompió el récord en Nürburgring, marcó una velocidad de 305 km/h, haciendo pensar a todos que el récord de Laguna Seca que pertenece a un Ferrari F1 de la época de Michael Schumacher podría caer a manos de un Porsche, pero no sucedió.

Por si fuera poco, el Porsche No.1, sí el modelo que se considera como el inicio de todo también estaba ahí y salió a pista en manos de nada menos que Wolfgang Porsche, nieto del fundador de la compañía, mismo que venía seguido por el Type 64 que comentaba anteriormente, así como otros modelos históricos.

El momento más divertido se dio cuando los pilotos hicieron una carrera en los tractores, obviamente en cámara lenta, pero eso sí, con arrancada al estilo clásico de las 24 horas de Le Mans. 

Evidentemente toda esa cultura de personalización alrededor de la marca también se dio cita, la presencia más destacada sin duda el Porsche Singer DLS que en verdad es una obra de arte. Sin dejar de mencionar otras creaciones impresionantes como las de RUF o también más reciente, pero no menos espectacular el 993 de fibra de carbono Guntherwerks.

Al final, el Rennsport Reunion es una enorme celebración alrededor de la camaradería, amistad, pasión y fanatismo que solo Porsche es capaz de producir, todos los asistentes disfrutan, comparten y se divierten juntos. Es un evento que, aun no siendo propietario de un Porsche, pero sí un entusiasta de los autos habría que visitar alguna vez. Ya que no vas a encontrar otra celebración que además de congregar innumerables modelos de la marca de todas las épocas, reúna en una pista a tantas leyendas del automovilismo y hablo de pilotos y sus autos.

No te pierdas la mega – galería del evento a continuación, que en verdad vale la pena.

 

 

Porsche Rennsport Reunion VI

¿Qué opinas? Cuéntanos