Vende tu auto
Prueba de Manejo

Nissan Murano 2017, lo manejamos antes de su lanzamiento en México

Aún no sabemos con exactitud cuándo llegará, pero nos adelantamos y asistimos a la presentación regional de la tercera generación del crossover de Nissan.

Nissan Murano 2017, lo manejamos antes de su lanzamiento en México

Cuando Nissan presentó al Murano original en el año 2003, quizás pocos pudieron prever el impacto que este nuevo proyecto causaría. No fue un modelo de gran volumen, pero con él, Nissan creó los crossovers con estilo deportivo. Segmento que hoy en día goza de un gran éxito y en donde todas las marcas cuentan con su propio representante.

En la actualidad este modelo se encuentra en su tercera generación, misma que fue anticipada con el Resonance concept durante el Salón de Detroit de 2013.  En aquel entonces muchos pensaron que, en el camino a las líneas de producción, sus líneas atrevidas darían paso a un diseño mucho más convencional.

Por fortuna nada de esto ocurrió y el nuevo Murano 2017 sigue cautivando con su diseño “Energetic Flow” y por la ya característica parrilla “V-Motion”. Mientras que en el habitáculo el lenguaje “Gliding Wing” (también ya visto en otros modelos), domina las líneas y la ergonomía.

Es así que esta nueva generación inició una expansión por diferentes mercados mundiales, incluyendo América Latina. Incluso la presentación regional se realizó en Los Cabos, Baja California, por lo que no podíamos desaprovechar la oportunidad de manejar este modelo antes de su llegada a México.

El Murano 2017 está fabricado sobre la plataforma modular D de Nissan, que comparte con los Altima y Máxima, y que le permite crecer el tamaño en casi todas sus medidas. Es cuatro centímetros más largo y tres más ancho que la generación anterior, pero por una cuestión aerodinámica y de diseño rebajó su altura en 10 mm.

Nissan indica que a través del uso de aceros laminados de alta resistencia consiguió reducir 60 kg su masa, algo muy significativo considerando que sólo por equipamiento se subió más de 30 kilogramos.

Bajo el cofre se encuentra el conocido V6 3.5 litros, que en este caso eroga 260 hp 240 lb-pie de torque al 4,400 rpm. La marca indica que se trabajó en reducir la fricción en los cilindros y se modificó la válvula de escape VTC consiguiendo una mejora en el desempeño de tres por ciento.

Junto a este bloque se asocia la transmisión X-Tronic CVT y el sistema de tracción total de Nissan, mientras que, por primera vez, recibe una dirección con asistencia electrónica EPS. Con este tren motriz, la marca anuncia una mejora de 28% en el consumo de combustible.

Ya en marcha, la primera sensación es que su manejo tiene una clara vocación deportiva. No sólo es el motor el que transmite poder y entrega absoluta, sino el chasis está muy bien balanceado para entregar un aplomo bastante inusual en este tipo de modelos, más orientados al confort que al placer conductivo.

La entrega de potencia es inmediata y muy lineal a medida que sube la aguja del tacómetro, aunque como suele ocurrir con los modelos que montan cajas CVT, se pierde la sensación de deportividad al no percibir los pasos de marcha. A alta velocidad el auto se siente muy estable, la dirección se vuelve precisa a medida que la velocidad aumenta, y no se perciben ruidos ni del viento, ni de la rodadura, ni del motor, lo que habla de un habitáculo que está muy bien aislado.

Aunque no se siente liviano del todo, el Murano se comporta de mejor manera que otros representantes del segmento, manteniendo bajo el centro de gravedad, limitando los movimientos de la carrocería, y evitando esa sensación “lanchona” tan propia de los modelos de origen estadounidense. Aquí el confort no falla, pero no hay rebotes excesivos y sí mucha amortiguación bien lograda.

En resumen, no estamos en presencia de un SUV alemán en lo que a deportividad se refiere, pero sí hay una buena mezcla entre placer conductivo real, sensaciones deportivas y un refinamiento que sobrepasa el nivel al que estamos acostumbrados en la marca.

En cuanto al apartado de equipamiento, Nissan decidió posicionar al Murano en la parte alta del segmento. Es así que incluye elementos como los asientos delanteros con ajuste eléctrico, memoria y calefaccionados, portalón trasero con apertura eléctrica, y un sistema multimedia con pantalla de 7 pulgadas, conexión bluetooth, navegador GPS y un sistema de audio Bose con 11 bocinas.

También destaca un largo techo panorámico, asientos “no gravity” diseñados para brindar el mayor apoyo, una mayor aislación acústica del habitáculo y un amplio espacio interior, tanto en las plazas traseras como en la cajuela que ofrece 991 litros de capacidad total.

Aún sin una fecha concreta de lanzamiento, el Nissan Murano 2017 podría a arribar al mercado mexicano durante el primer trimestre del año. Como es de esperar aún se desconocen los precios y versiones definitivas. No obstante, durante la presentación regional manejamos los acabados Advance y Exclusive.

 

 

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas