Prueba de Manejo

Kia Rio 2016 a prueba

El sedán más seguro del segmento de los subcompactos

Kia Rio 2016 a prueba

Antecedentes

Como parte de la expansión de la firma coreana en México, que ya cuenta con 48 distribuidores a nivel nacional y con una planta de manufactura en Pesquería, Nuevo León, que arrancará operaciones este año. Kia nos trae el nuevo Rio, el auto más vendido de la marca en el mundo y que en 2015 superó las más de 500,000 unidades comercializadas. Este modelo que nos llega se hace en Corea, pero podría fabricarse en nuestro país según afirman muchos rumores en el complejo antes mencionado.

Este vehículo de tercera generación se vende en dos carrocerías, hatchback como sedán, cada uno con dos versiones a elegir. En el caso de nuestra prueba tuvimos en nuestras manos el modelo sedán con la variante EX, la más equipada.

Precio: $217,900 pesos

Características técnicas y mecánicas

En este apartado ostenta un propulsor de cuatro cilindros de 1.6 L con 137 caballos y 123 Lb-pie de torque, la caja es manual de seis velocidades.

En el rubro de la suspensión tenemos McPherson adelante y Multilink atrás. Algo a destacar es que trae frenos de disco en las cuatro ruedas.

Por otro lado, algo que debemos reafirmar y que es algo que se aprecia mucho en este vehículo, es el tema de seguridad pues en todas las versiones que se comercializan tenemos  seis bolsas de aire (frontales, laterales y tipo cortina), asistente de arranque en pendientes, control de estabilidad y tracción, al igual que frenos ABS. Sin embargo algo que es exclusivo en las versiones EX, como ésta, es la cámara de reversa y sensores de estacionamiento, los cuales son muy útiles en espacios cerrados.

Interiores y equipamiento

Por dentro este auto se siente de lo más amplio y cómodo, el espacio para piernas, cabeza como hombros es de lo mejor tanto en plazas delanteras como traseras.

La calidad de los plásticos como de la tela en asientos es buena, nos agrada. Algo en particular que nos gustó mucho es el descansabrazos ubicado en medio de los dos asientos delanteros, pues aparte que se mueve hacia adelante como hacia atrás dependiendo de la necesidad en viajes largos, tiene espacio para guardar cosas dentro de él.

Respecto a equipamiento tenemos que señalar que no cuenta con navegador, pero esto se alivia pues el sistema de audio de seis bocinas con pantalla de 7” es compatible con Apple CarPlay (por lo que podremos usar el GPS del smartphone); no obstante no es amigable con Android Auto, trae radio y reproduce mp3, ofrece conectividad por medio de USB, auxiliar y Bluetooth. Asimismo tenemos sistema de apertura al igual que encendido presencial por medio de transponder, aire acondicionado manual y volante con controles.

Finalmente la cajuela tiene una capacidad de 348 L, pero puede aumentar si plegamos los asientos de la segunda fila hasta los 1334 L. La apertura de la misma, sólo se puede hacer por medio del control remoto o por una palanca junto al asiento del conductor, no se puede hacer directamente con algún botón en la puerta de la cajuela.

Manejo

Al volante nos ofrece una sensación de manejo soberbia como ágil, es decir, la aceleración es suficiente para moverte con facilidad en ciudad como carretera; no obstante la respuesta del motor es gradual, por lo que rebasar te costará un poco de trabajo y tendrás que revolucionar el auto por encima de las 4,500 vueltas, para obtener una respuesta más o menos adecuada.

Los cambios de la transmisión manual son cortos, muy exactos, sabes todo el tiempo en qué velocidad te encuentras y nunca te cuesta trabajo cambiar a cualquier relación deseada. Pero algo que nos costó un poco acostumbrarnos fue al viaje corto del pedal clutch, esto provocó que se nos apagara por sacarlo rápido y mucho más en pendientes elevadas.

La dirección es muy uniforme, es dócil para hacer giros a baja velocidad y es rígida a altas velocidades, esto otorga mucha confianza al volante en cualquier condición, nos gusta mucho.

Hablando de la suspensión, ésta absorbe bien las anomalías del camino y ofrece buena estabilidad en ciudad como carretera. Sin embargo aquí viene un pero, para los topes que son como muros y hoyos que parecen zanjas en muchas calles de nuestro país, no sale librado pues la altura del chasis al piso es poca y llega a pegar; igualmente el plástico ubicado en la parte baja de la fascia frontal también raspa mucho en la mayoría de los topes. Ambas cosas si llegan a molestar mucho y no es nada agradable que pase esto.

Finalmente otro de los puntos a favor, de este Kia Rio sedán, es el consumo de combustible. Durante la jornada que lo manejamos conseguimos obtener 15.7 Km/l combinado, muy bueno considerando el peso de 1,236 Kg y la longitud de 4,370 mm.

Conclusión

Este auto nos gustó mucho por todo lo que comentamos anteriormente. Puntos a favor a considerar el buen equipamiento de seguridad, comodidad y versatilidad interior. Cosas que nos desagrado la baja altura del chasis y que hay que revolucionarlo mucho para obtener una respuesta de aceleración adecuada. En general es un buen producto y muy recomendable.

La competencia directa es dura Toyota Yaris R, Honda City y Peugeot 301. Por precio en versiones más equipadas contiende, sólo por mencionar algunos, con Chevrolet Sonic, Dodge Attitude, Hyundai Grand i10 Sedán y Volkswagen Vento entre otros. 

Kia Rio 2016, el sedán más seguro de los subcompactos

Jorge Blancarte recomienda

Cuéntanos que opinas