Prueba de Manejo

Hyundai Grand i10 Sedán 2015 a prueba

Conoce las ventajas del modelo de tres volúmenes de este subcompacto.

Hyundai Grand i10 Sedán 2015 a prueba

Antecedentes

Anteriormente aquí en Autocosmos, ya habíamos probado el Hyundai Grand i10 en su versión hatchback, con transmisión manual, ahora después de una larga espera les traemos el modelo sedán 2015.

Este vehículo se le conoce en otros mercados como Xcent y fue presentado en el autoshow de Nueva Delhi en febrero de 2014. A México llegó justo a mediados de noviembre de 2014.

Este singular vehículo viene a competir directamente contra el Chevrolet Aveo, el más vendido en México y también dentro del segmento de sedanes subcompactos.

Existen diversas versiones con transmisión manual y automática, que van desde $140,900 hasta $185,900 pesos. La variante que estamos probando es la GLS con caja manual.

Precio: $174,900 pesos

Diseño

Este sedán comparado con la versión hatchback es más largo, mide 3995 mm es decir es 230 mm más. De ahí el ancho, distancia entre ejes y altura es lo mismo. Este incremento es por la cajuela.

Estéticamente son iguales sólo en  la parte trasera a partir del poste C es donde viene la diferencia.  Creemos que la variante de dos volúmenes es más dinámica y armoniosa, para nosotros el i10 Sedán es feo. Sin embargo sabemos de antemano que este modelo de tres volúmenes será el más vendido de la marca, pues en nuestro país la gente prefiere este tipo de vehículos.

Características técnicas y mecánicas

El tren motriz es el mismo que en todas las versiones, éste es 1.25L cuatro cilindros con una potencia de 88 equinos y un par máximo de 88 Lb-pie. La transmisión es manual de cinco velocidades.

La suspensión es McPherson adelante y de eje de torsión atrás. Los frenos son de disco enfrente y de tambor en el área posterior. La dirección es de asistencia eléctrica.

En el rubro de seguridad tenemos que ostenta bolsas de aire para conductor como pasajero y frenos ABS.

Interiores y equipamiento

En orden ideas comencemos con lo más destacable de este vehículo, la cajuela, la cual es nuestro primer gran pero, puesto que sí es más grande que el modelo hatchback tiene 407 litros de capacidad, pero es todo a lo que puedes aspirar para cargar pues los asientos traseros no se pliegan. En el modelo de dos volúmenes la cajuela es de 256 litros, sí es más chica pero puede llegar hasta los 1,202 litros doblando la banca de las plazas posteriores, esto es una gran ventaja cuando por necesidad se requiere llevar más embalaje en un momento de emergencia.

El equipamiento es el mismo que el modelo de dos volúmenes en la misma versión GLS, aire acondicionado, seguros, elevadores y controles de espejos eléctricos, así como un estéreo con radio, CD, reproduce MP3 con entradas Auxiliar como USB o Bluetooth.  Cabe aclarar que sólo pudimos sincronizar nuestro smartphone por éste último nunca por USB. 

Por otra parte encontramos algo en el equipamiento que nos desagradó mucho, y es que si no tienes la versión GLS no contarás con limpiaparabrisas intermitente, es decir debajo de ésta sólo tienes dos velocidades.

Hablando del diseño es muy atractivo y moderno, la calidad de materiales como vestiduras es bastante favorable y al tacto se sienten bien.

El espacio para plazas traseras es bastante amplio tanto para piernas como la cabeza. Caben bien cuatro personas y pueden disfrutar del descansabrazos con portavasos que se sitúa en la parte media.

Manejo

Algo que nos gusta mucho de este vehículo es el trabajo de la suspensión pues es bastante elevada como suave para aminorar la sensación de los baches como topes de las calles. Gracias a la suave dirección se conduce de maravilla en carretera pues te da mucha seguridad en curva como en giros rápidos. En el tránsito citadino es ideal pues es realmente dócil para moverte con facilidad entre los autos al cambiar de carril.

Otro punto que nos agradó mucho es la buena aceleración que tiene, pues te permite rebasar con facilidad y rapidez a bajas velocidades, lo cual es esencial en ciudad. Sin embargo ya en carretera el comportamiento es distinto pues en una pendiente elevada la velocidad de ascenso es de 80 a 90 Km/h –nos hubiera gustado que superará por lo menos los 100 Km/h. Asimismo en una recta te otorga sin problema los 120 Km/l, arriba de esta velocidad el motor empieza a sufrir y te das cuenta por la intensidad del ruido que se incrementa en el interior.

Con respecto al rendimiento de combustible. De acuerdo con la marca el promedio en ciudad como en carretera es de 18 Km/l; no obstante a nosotros nos dio una media de 15 Km/l. Bastante bueno si consideramos que usamos todo el tiempo el aire acondicionado y revolucionábamos el motor a placer.

Conclusión

Creemos que es una buena opción para aquellas personas que buscan un diseño más fresco no obsoleto como el del Chevrolet Aveo –además es de los vehículos más robados. Mecánicamente lo sentimos más ágil que éste último, pues la relación peso potencia es más equilibrada en el Hyundai Grand i10 Sedán –como dato adicional entre uno y otro hay una diferencia de 156 Kg.

Además de todo lo anterior el rendimiento de combustible es mejor en el coreano, y comparando cajuelas la del Grand i 10 Sedán es más grande pues es de 407 litros,  mientras que la del Aveo es de 351 L.

Aunque suene repetitivo para nosotros la mejor elección es el Hyundai Grand i10 hatchback, en versión manual o automática. Creemos que el diseño como el espacio de carga son un plus a considerar.

Nota: en el video a continuación se mencionan otros precios, pues reciente Hyundai actualizó los costos para el modelo 2016. 

Hyundai Grand i10 sedán 2015 a prueba

Jorge Blancarte recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos