Prueba de Manejo

BMW M235iA 2014 a prueba

La serie Dos debuta en México con un modelo radical, denominado M Performance

BMW M235iA 2014 a prueba

Antecedentes

El fabricante bávaro está en una completa evolución de su catálogo de productos, pese a la confusión de todos ha hecho un reacomodo en las versiones y nomenclaturas de todos sus modelos, ahora y como les hemos comentado muchas veces, los números pares serán destinados a los vehículos coupé, y los números nones a los sedanes, sin olvidarnos que la tipificación X es exclusivamente para las camionetas recreativas.

El vehículo que hoy evaluamos es una evolución lógica de aquel aplaudido y añorado BMW 135iA (E82), un auto que dejó prácticamente a todo el mundo boquiabierto, pues ofrecía la misma motorización que su hermano mayor el 335 (serie 3) pero con un paquete más compacto y muy interesante.

La motorización era un “seis en línea” (N54B30) twinturbo que entregaba 306 hp, con una carrocería compacta cuyas medidas eran, 4,350 mm de largo, 1,750 mm de ancho, 1,425 de alto y una distancia entre ejes de 2,660 mm ¿Por qué hacemos tanto énfasis en las medidas? En unas líneas más lo descubrirán.

Precio $729,900.00

 

Características técnicas y mecánicas

Las comparaciones son odiosas, pareo para entender mejor este nuevo vehículo hay que hacerlas forzosamente.

Empezaremos por las medidas, ya que como lo acaban de leer, aun tienen frescas las dimensiones del E82, antecesor de éste vehículo. El código de chasis para la nuevo M235iA es F22, la longitud total es de 4,432 mm, 82 mm más largo, el ancho es de 1,774 mm, es decir, 24 mm más ancho, la altura es de 1,418 mm, por lo tanto es 7 mm más bajo y por último la distancia entre ejes es de 2,690, es 30 mm más larga ¿notan las diferencias? El peso es de 1,425 kg.

La motorización grande del “Serie 2” es un seis en línea N55 –típico y tradicional en BMW- de 2,997 cc, con 24 válvulas pero ahora está asistido por un turbocompresor que el fabricante denomina Turbo Twin Scroll (que no es lo mismo que Biturbo), que entrega 326 hp, en el rango de las 6,000 rpm y una fuerza de torque de 322 Lb-pie en el rango de 1,300 a 4,500 rpm. La transmisión es automática de ocho cambios, con modo manual, muy eficiente y precisa, con un trabajo tan notable que hasta parece “robotizada”

¿el M235iA Sport Coupé es un M radical?

Si bien este serie 2 no es un producto tan radical como lo fue el 1M, tiene muchos aditamentos tomados de las costosas y eficientes versiones deportivas denominadas M “a secas”

El equipamiento consta de unas fascias más grandes y distintivas del modelo digamos “normal”, las tapicerías también dan claras señales del parentesco con M motorsports, Los rines son de 18 pulgadas específicos para la versión y las mordazas de los frenos tienen los anagramas M, lo que si es diferente en el M235iA es la dirección de ajuste variable, la suspensión es 10 mm más baja que en las otras versiones y el “Launch Control”

 

Diseño Exterior

Un Coupé 2+2 con líneas muy bien definidas, y con líneas de carácter en la carrocería que lo hacen verse moderno, pero con esa apariencia clásica que BMW cuida tanto en sus modelos.

El Serie 2 carece de cromos casi en su totalidad, solamente resaltan unos pequeños vivos color grafito en la parte baja de la fascia delantera y en la parrilla pulida de doble riñón que le brinda aire fresco al radiador y las carcasas de los espejos que aunque son de material plástico tiene apariencia de aluminio cepillado, fuera de esos detalles, todo lo demás es del color de la carrocería o negro.

Un detalle que ya es obligado en todos los BMW es el sistema de iluminación delantera diurna, denominado “Angel Eyes” que más bien le da un aspecto diabólico. La parte trasera muestra un discreto deflector en la tapa de la cajuela y la iluminación trasera es de LED, y solo tiene un par de salidas de escape del lado izquierdo.

 

Diseño Interior

La sobriedad alemana de BMW de nuevo juega un papel importante en este modelo, si bien no me considero fanático de tanta “cuadrades” alemana, he de reconocer que lo niveles de calidad de materiales y ensamble perfecto están presentes, como lo he dicho cada vez que me toca evaluar un BMW, los instrumentos son todos iguales, informativos y muy precisos, pero demasiado sosos.

Las tapicerías son de piel negra, los asientos delanteros ofrecen muchos ajustes para encontrar una postura cómoda, y en las plazas traseras solo caben dos, ya que el espacio de en medio aloja una bandeja portaobjetos, que impide que un tercer pasajero se siente ahí, de hecho el M235Ia está equipado con cuatro cinturones de seguridad.

Una de las más grandes novedadades y aportaciones que tiene el M235iA es que en la perilla del iDrive el conductor puede literalmente “escribir” con la yema de sus dedos las letras para introducir una dirección en el sistema de GPS, y ya que hablamos de esa famosa perilla, les comentaremos que con ella se pueden acceder a todas las funciones del vehículo, aire acondicionado, sistema de entretenimiento –radio, cd o reproductores-, teléfonos enlazados vía bluetooth hasta  el comportamiento dinámico de conducción con cuatro modos de manejo:

ECO PRO, en donde la premisa es la mayor economía de combustible, sacrificando un poco el desempeño, en este modo de manejo, la transmisión hace los cambios a un bajo régimen de revoluciones y la respuesta del acelerador es más suave. Cuando se aplican los frenos actúa un sistema llamado Brake Energy Regeneration y la energía generada va directo al acumulador

CONFORT

Aquí la comodidad y el silencio son los objetivos a conseguir, en este modo de manejo el motor y la caja funcionan suavemente, los cambios de la caja se hacen casi imperceptibles y las aceleraciones son progresivas

SPORT

Aquí las cosas empiezan a cambiar, la respuesta del acelerador es mucho más agresiva, súbita y los cambios de la transmisión se hacen casi en la zona roja del tacómetro, la respuesta de la dirección es mucho más firme en aras de un manejo deportivo.

SPORT+

Una función que solo debe usar quien domine un vehículo deportivo, ya que el control de tracción y estabilidad se desconecta (no completamente) el vehículo tiende a “aventar” la cola impulsado por la tracción trasera, es recomendable usarlo solo en ambientes controlados como una pista, en donde se han dispuesto zonas de escape seguras en caso de perder repentinamente el control.

 

Manejo

Llegamos a la parte divertida de la prueba, la prueba de manejo en si. Hoy día los BMW ya no usan llaves de encendido tradicionales, están dotados de un trasnponder electrónico con sensor de presencia, que permite al poseedor encender el motor con solo presionar un botón, una vez hecho ese trámite el L6 Turbo cobra vida y ese ronroneo característico invade el ambiente.

La palanca de cambios es más bien un joystick y con un movimiento basculante, se embraga “drive” y podemos avanzar, el desempeño dinámico del “dos” tiene cuatro estados de ánimo, según la selección del modo de manejo elegido, en Eco-pro las cosas pasan con calma, incluso el motor se detiene en los altos de las calles y avenidas en pro del medio ambiente. Un detalle digno de tomar en cuenta, es que aun con el Eco-Pro seleccionado, si presionamos el acelerador de manera súbita el 235i no nos defraudará y saldrá veloz, aunque los cambios de velocidad se harán en un régimen bajo de rpm.

Como es bien sabido en los BMW el reparto de pesos es casi perfecto aunque la tracción esté en el eje trasero, la disposición de los elementos mecánicos –motor y caja- facilita ese 50-50%.

Uno de los nuevos “juguetitos” electrónicos con los que está dotado es el “Launch Control", que nos permite salir disparados en línea recta sin desperdiciar poder “quemando llanta” y aplicar todos los recursos del motor en pro de una aceleración rápida, constante y pareja (su uso es recomendado cuando se tiene cierto nivel de conducción)

Conclusión

Un vehículo interesante, que no tiene nada que ver con el 1M que será un clásico súbito. Ofrece niveles de poder y diversión de vehículos mucho más costosos -léase Porsche Cayman S- pero con mucha más practicidad y mayor habitabilidad, pagando menos dinero.

Es un vehículo mucho más “usable” como auto del día a día, con la salvedad de que pega en todos los topes.

Una buena compra sin duda, pero habrá que analizar muy bien a la competencia, pues en ese rango de precios, las cosas se están poniendo interesantes.

En pocas palabras, el fanático recalcitrante de M, deberá esperar una versión M a secas, no un “M Performance”, ya que el M235iA le quedará a deber, el que no sea tan purista se llevará un buen juguete a casa, con un precio

¡Valga la proporción! Más contenido, en pocas palabras, se ve como un M real y camina “casi” como un M real. 

 

 

BMW M235iA 2014 a prueba

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos