Prueba de Manejo

Mercedes-Benz CLA 45 AMG 2014 a prueba

Un compacto rabioso, intenso y muy divertido que seguramente recuperará la fama y las glorias del 190 Evolution II de los años noventa.

Mercedes-Benz CLA 45 AMG 2014 a prueba

 

Antecedentes

Hoy día en todo el abanico de Mercedes-Benz existe una versión repotenciada y preparada por AMG, pero no siempre fue así. Aquí haremos una brevísima reseña de AMG ¿Quién y por que se llama así? Así como la relación con Daimler, que en un inicio no fue nada cordial.

AMG es el acrónimo formado por las iniciales de los apellidos de dos locos por la velocidad, un par de ingenieros que en sus inicios no eran nada bien vistos por los ingenieros y técnicos de Daimler-Benz.

La empresa de Hans Werner Auchfrecht y Eberhard Melcher nace en 1967 en las instalaciones de un viejo molino en Grossaspach, en la región de Baden-Württemberg en Alemania. En 1971 un Mercedes-Benz 300 SEL 6.8 modificado por AMG gana la edición de ese año de las 24 Horas de Spa, entonces todos voltearon a ver al par de ingenieros y a sus poderosas creaciones. La directiva de Daimler-Benz seguía mirando sin muy buenos ojos a AMG, pero poco a poco fue aceptando sus creaciones e inclusive reconociendo el ingenio de los fundadores, hasta que en 1990 firman un convenio de colaboración y nueve años más tarde, en 1999, la empresa AMG es absorbida por Daimler-Chrysler (en aquella época) y AMG se convierte en el departamento deportivo de Mercedes-Benz.

Antes de continuar con nuestra evaluación, queremos hacer una comparación con un modelo similar de Mercedes-Benz que nació en la década de los noventa, justo después de la firma del convenio entre Mercedes y AMG, nos referimos al 190 Evolution II y hacemos referencia al mismo pues en cuanto vimos el CLA 45 AMG inmediatamente nos recordó al Evo II por su tamaño y talante. El 190, que no era un Mercedes de alta gama como en el caso del CLA, el nivel de modificaciones y aspecto exterior lo colocaron en el altar de los exóticos, al igual que pasará el 45 AMG.

Ahora si, después de un breviario histórico pasemos a nuestra prueba.

 

Precio: $1,019,900 pesos

 

Características Técnicas y Mecánicas

El CLA 45 AMG  está construido sobre un CLA “a secas”, solamente que con mucha tecnología pensada para una sola cosa, ¡Ir rápido! Bajo el cofre encontramos un motor delantero transversal de 1991 cc (2.0 litros) con 16 válvulas e inyección directa, firmado por el mecánico que lo armó de principio a fin y que nos entrega 360 Hp en el rango de 6,000 rpm. La fuerza de torque ronda las 332 Lb-pie en el rango de las 2,250 a 5,000 rpm. Ahora, tomemos en cuenta estos datos en un vehículo que pesa 1,585 kg ¡La relación peso-potencia es todo! 4.4 kilos por Hp de poder. La transmisión también es un capítulo aparte, se trata de una cuyo nombre es larguísimo: 7Speed AMG Speedshift DTC Transmission, una caja de doble embrague robotizada con opciones de manejo completamente automática o con cambios manuales mediante las paletas en el volante. La tracción es integral, denominada 4MATIC por Mercedes-Benz y el reparto de pesos es perfecto, 50- 50 % en cada eje. Como se pueden dar cuenta es un vehículo de talante deportivo que se deja manejar MUY rápido.

Confort, Conectividad y Seguridad

Al tratarse de un producto Premium lo menos que se espera son acabados de primera calidad y en el caso del CLA no hay la menor queja. La armonía de materiales es de primera y a bordo uno se encuentra una combinación de piel, alcántara, aluminio y fibra de carbón que nos dan una señal clara del enfoque radical y deportivo del vehículo.

Empecemos por los asientos delanteros, que a simple vista parecen unos de cubo, como los de un coche de carreras, pues el diseño está pensado en la sujeción lateral. Al principio uno podría pensar que son incómodos como los de algunos Porsche extremos, pero nada más erróneo ya que pese a su talante deportivo, ofrecen ajustes eléctricos para encontrar una postura cómoda y segura. Un detalle muy vistoso es una aplicación de aluminio en el respaldo, con la preparación para colocar un arnés de cinco puntos (lo ideal si se va a usar un coche en pista, además de ponerle arneses de seguridad sería colocarle una jaula de seguridad -roll cage, francamente un crimen). Las tapicerías son denominadas por el fabricante como MB Tex/Dinamica y están conformadas por piel lisa, alcántara y en el área central la piel está perforada, con detalles y costuras en un rojo resaltante.

En el CLA encontramos uno de los toldos corredizos más grandes del segmento, si se mantiene cerrado le brinda una buena cantidad de luz al interior y además posee una cortinilla que aísla por completo los rayos del sol.

En el caso de la conectividad, el CLA 45 AMG nos ofrece los implementos de rigor que son: protocolo de comunicación Bluetooth para manipular teléfonos celulares con manos libres, sistema de navegación que se grafica en la pantalla central de 7 pulgadas (que no es táctil), almacenamiento de 80 GB (10 GB de memoria para archivos de música), cargador de seis CDs en el tablero, entrada para tarjetas SD y USB, además de la conexión de la interfaz MB para reproductores Apple.

La seguridad es basta, ya que ofrece 10 bolsas de aire y un arsenal de ayudas electrónicas como el ATTENTION ASSIST, que detecta somnolencia del conductor y mediante alertas audibles lo despierta; sensores de proximidad, que avisan de obstáculos en los puntos ciegos ya que la versión que manejamos no tenía cámara de reversa.

Manejo

En cuanto me acercaba al Mercedes-Benz CLA 45 AMG hice un esfuerzo por recordar aquella prueba que tuve la oportunidad de hacerle al 190 Evolution II, el tamaño era similar, más no el color ya que el 190 era azul-negro, era uno de los 502 ejemplares construidos, tenía un motor 2.5 litros y ofrecía 230 Hp ¡Una gran potencia para el final de los años noventa!

Al tocar la manija de la puerta del CLA nos damos cuenta que la llave no es de presencia, así que mientras oprimimos el botón de abrir, pensamos: ¿¡Casi 900 mil y no tiene un sensor de presencia!?

Ya instalados dentro del vehículo, empieza ese ataque a los sentidos: el aroma, el tacto, la armonía visual de todo el conjunto del interior y buscamos el botón de arranque, que nunca encontramos pues hay que insertar la llave-control en el tablero y girarla, un detalle que le urge modificar a Mercedes-Benz ya que todos sus competidores poseen botones de arranque y llaves de presencia.

Ya resuelto el tema de la llave, le otorgamos vida al motor 2.0L Turbo, y nos disponemos a ajustar el asiento. Nos damos cuenta que la palanca es más bien un joystick y que no tiene posición de P (Parking). Mediante un pequeño movimiento de muñeca hacemos que la caja AMG -de larguísimo nombre- engrane la primera velocidad, hay un sonido metálico que anuncia el acoplamiento.

Al acelerar se nota un retardo y los primeros metros el CLA puede ser un poco torpe, pero en cuanto el turbo cargador tiene presión, el motor de 2.0 litros acelera como si fuera un V12. Sin exageraciones puede hacer el 0 a 100 km/h en 4.6 segundos. La transmisión AMG hace su trabajo de manera impecable en el modo Sport, haciendo innecesario el uso de la opción manual, que en el mejor de los casos sirve para acometer curvas y ayudar a la frenada con cambios descendentes con las paletas en el volante. Ya que hablamos de los frenos es prudente comentar que la versión de prueba tenía el AMG Drivers Package, cuyos frenos son inmensos con las mordazas color rojo, discos ranurados y perforados que hacen su trabajo de forma impecable.

A falta de una pista buscamos una zona sinuosa en dónde probar la dinámica de la tracción 4MATIC. El CLA 45 AMG en zonas con curvas se porta de forma perfecta –a diferencia del 190 Evo II que era nervioso y que en una zona sinuosa hacía notar el poder de los 230 hp en el eje trasero. La pisada de las llantas de 235 mm y el bajo perfil de las mismas hace que el agarre sea supremo, aunque los rines 19 pueden sucumbir ante un pequeño bache ¡El agarre y el aspecto agresivo tienen un alto precio!

La velocidad tope ronda los 275 km/h, mismos que nunca buscamos encontrar, quedándonos en velocidades tope no mayores a 220 km/h y cruceros de 150-160 km/h en donde el desempeño y el consumo son más o menos contenidos pues ese motor 2.0L turbo puede ser tan eficiente como un V12, pero a la hora de llevar las cosas de prisa el consumo también será similar al de un propulsor del triple de su tamaño.

Conclusión

Sin la menor duda el CLA 45 AMG reforzará el éxito que ya ha tenido el modelo y gracias al desempeño impecable, seguro tiene ya un lugar en los libros de historia de MB como el 190 Evolution en los años noventa.

Es un Mercedes "Picoso", divertido de manejar y con muchísima presencia gracias a su diseño. Creemos que también es costoso, ya que está en las grandes ligas de precios y es el más caro de su segmento pues está muy por encima de su competidor directo en tamaño, el Audi S3 Sedán que es 100 Hp menos potente y vale 300 mil pesos menos.

Podríamos decir que el CLA compite en aspecto con el Audi S3 Sedán, pues su dimensión es similar, pero el desempeño y el precio lo catapultan como directo competidor de el M3 de BMW

 

 

Mercedes Benz CLA 45 AMG 2014 a prueba

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos