Novedades

Asisitimos al BMW M Driving Experience

Un curso en donde se puede convivir con la gama M en una pista y con un ambiente controlado.

Asisitimos al BMW M Driving Experience

Recientemente fuimos invitados por BMW México a vivir la experiencia que también pueden vivir sus clientes tomando el curso llamado M Experience.

Para ello BMW provee un vehículo de cada uno de los modelos disponibles de la gama M, es decir, pudimos manejar el recientemente lanzado –y desempacado en México- M4, así como el M3, que se estrena como un sedán únicamente, pues recordemos que a partir de este año la firma bávara cambió las nomenclaturas de sus autos para dejar los números nones para los sedanes. En la pista también había disponibles vehículos de la línea denominada M Performance, que si bien no son los pura sangre M, son vehículos con un talante más deportivo en aspecto y desempeño que los de la gama digamos “normal”.

Estos son los ejercicios que se llevaron a cabo por instructores certificados:

Warm Up: un calentamiento para reconocer la pista a baja velocidad ya que Amozoc (Autódromo Miguel E. Abed) es un trazado trabado, intenso y con zonas de aceleración plena, en donde se le puede exigir mucho a los motores pero tambien cuenta con una zona técnica en la que hay que saber en donde apuntar el vehículo si se quiere ser rápido. La pista bautizada tiene homologación FIA y se han llevado a cabo comptenencias de categoría mundial como el WTCC. Es frecuentemente utilizada por seriales en México como Nascar, GT3 Cup, Vintage y categorías inferiores. 

Breaking Point: Un importantísimo ejercicio, pues todo el mundo sabe acelerar, pero pocos frenan de forma correcta. Un vehículo es un verdadero monumento a la físca. En él atañen fuerzas vectoriales, cambios de centro de gravedad y centros de masa, que el conductor debe y tiene que saber interpretar. Este tipo de ejercicios sirven para que el cursante, en un ambiente controlado pueda sentir en carne propia y con un vehiculo del nivel de un BMW M todas y cada una de las sensaciones que se viven en un hecho tan cotidiano como "aplicar el freno", como también las consecuencias de hacerlo de buena o mala manera y así poder darnos cuenta hasta donde las asistencias electrónicas son una gran ayuda, para un manejo seguro y confiable.

Down Shifting Technique: Nos demuestra el uso de las transmisiones robotizadas, en pro de una mejor aceleración y también como aliadas en las frenadas. Los vehículos M están dotados de este tipo de transmisiones, que aunque su funcionamiento puede ser completamente automático, el accionamiento se parece mucho más al de una "caja" común en la que el conductor tiene que presionar un pedal de embrague para desacoplar la transmisión del motor y en ese momento seleccionar una relación superior, o inferiror, accionado una palanca. Una caja de cambios robotizada como las que portan los M3, M4, M5 y M6 hacen un trabajo similar al anteriormente descrito, pero, como su nombre lo dice, lo hace un "robot" que se encarga de aplicar el embrague, para que la "caja" se desacople del motor y de forma automática se acople la relación que el conductor -mediante el uso de paletas en el volante, o movimientos basculantes de la palanca- haya elegido. Estas cajas son incluso más rápìdas que un ser humano y como los robots no tienen criterio ni forma de pensar, es prudente comentar que el mecanismo elige dos relaciones en lugar de una sola. Pongamos un ejemplo, si el vehículo en cuestión circula en cuarta velocidad, en el momento que el conductor elige un cambio, la transmisión engrana la opción seleccionada e inmediatemente "pre" engrana la inmediata superior, para que la misma "entre" en cuestión de milisegundos. En caso de frenadas súbitas, la caja "entiende" los requerimientos de desaceleración y permite que engrane la relación imediata inferior, pero cuidando el régimen de revoluciones para protección del motor.

Trayectorias Ideales. No todas las curvas son iguales, algunas tienen un radio que nos permite acomenterla con un solo trazo, es decir, el conductor debe hacer el recorrido lo más recto que la curva le permita. Ese es el punto llamado Apex, en donde el vehículo ya apunta a la salida. Tambien hay curvas más caprichosas con doble radio sea creciente o decreciente, o el mejor conocido como "doble Apex", a las cuales el conductor debe ejercer una entrada "tardía" o un Apex tardío, en donde se sacrifica un poco en la primera parte de la curva pero se acomoda el vehículo para que la salida sea lo más recta posible y por ende con mayor aceleración.  

Una vez que se han dominado cada uno de los ejercicios, los participantes pueden dar muchas vueltas al demandante y divertido circuito de Amozoc, en las cercanía de la Ciudad de Puebla.

Una experiencia en donde se puede conocer el poder y la capacidad de los vehículos que portan un emblema M y también fue la oportunidad de conocer de cerca el M4, que esperemos pase pronto por nuestra redacción.

Si estás interesado en obtener más información de todos y cada uno de los cursos de manejo que imparte BMW infórmate aquí

 

 

Alejandro Konstantonis recomienda

Cuéntanos que opinas