Prueba de Manejo

Toyota Highlander 2014 a prueba

El crossover mediano de la marca japonesa se renueva por completo y lo manejamos en nuestro país

Toyota Highlander 2014 a prueba

Antecedentes

Highlander es un crossover mediano de Toyota el cual está actualmente en su tercera generación. En el pasado utilizaba la plataforma del Camry, pero para esta recién presentada actualización (vista por primera vez en el Autoshow de Nueva York en 2013) se lanzó antes que el sedán mediano de más ventas en Estados Unidos, así que podemos suponer que esta nueva plataforma será la que utilizará el Camry –que no tarda en lanzarse.

Existen cuatro versiones para nuestro país, en las que cambia el equipamiento y la configuración de los asientos pues la parte mecánica se mantiene igual a lo largo de la gama. Nosotros probamos la versión “Limited Panoramic Roof” que ocupa el tercer lugar en equipamiento y precio.

Los cambios respecto a una generación y otra se centraron más en el interior y diseño exterior –el cual ahora es más parecido al de un SUV- pues como veremos a continuación, la parte mecánica se mantuvo igual.

 

Precio: $600,400 pesos

 

Características Técnicas y Mecánicas

Como comentábamos antes, para la nueva Toyota Highlander 2014 sólo encontramos una opción de tren motriz -sin importar la versión- que está formado por un motor V6 de 3.5L con 270 Hp y 248 Lb-pie de torque acoplado a una transmisión automática de seis relaciones (mismo que encontramos en la generación anterior). Ésta última manda la tracción únicamente al eje delantero para las versiones que se comercializan en nuestro país, pero para otros mercados sí está disponible una con tracción integral que no sabemos si más adelante esté disponible para México.

Las dimensiones de 4.855m de largo, 1.925m de ancho y 1.730m de alto lo colocan dentro del segmento de las plataformas medianas y con una distancia entre ejes de 2.790m podemos decir que hay bastante buen espacio para el habitáculo.

La suspensión delantera es independiente McPherson con barra estabilizadora mientras que la posterior es independiente de doble horquilla con brazos tirados y barra estabilizadora.

Como en casi todo auto de nueva generación, en la Highlander 2014 encontramos una dirección de accionamiento eléctrico que ayuda a ahorrar combustible y espacio debajo del cofre.

En cuanto a seguridad activa, encontramos el sistema de ABS con distribución electrónica de fuerza de frenado (BA), control de tracción (TRAC), asistencia de arranque en pendientes (HAC), monitor del punto ciego, alerta de tráfico cruzado posterior y control de estabilidad (ESP). En seguridad pasiva: ocho bolsas de aire (cojín del asiento pasajero, de rodillas para el conductor, dos frontales, dos de cortina para la segunda fila y dos más de cortina para la última fila de asientos), cabeceras activas frontales, zonas de deformación, sistemas LATCH e ISOFIX y barras de protección contra impactos laterales.

 

Confort

El interior fue nuestra parte favorita de la Highlander 2014 pues además de tener muy buenos acabados y plásticos, es muy inteligente y versátil.

El tablero ahora incluye una pantalla táctil de 6.1” en la que se incluye el sistema de navegación y el de info-entretenimiento. Éste, además se conecta con tu celular mediante Bluetooth y si tienes un Smartphone, también podrás instalarle aplicaciones descargables con los que te mostrará diferente información como consumos, uso del modo ECO, más funciones de la computadora de viaje, etc.

Los plásticos se ven y se sienten muy bien, al igual que el ensamble y detalles como la madera en algunas partes del tablero le dan un toque diferente y de buen gusto.

El sistema de audio firmado por JBL de 12 bocinas (versiones Limited y Limited Panoramic Roof) tiene la capacidad de reproducir formato MP3, además del radio AM/FM, entrada USB y Mini Jack. El control de clima es automático de tres zonas (conductor, pasajero y atrás).

Al ser la versión llamada “Limited Panoramic Roof” cuenta con un toldo de cristal panorámico (como podrás haber adivinado) que le da mayor amplitud y luz al interior.

Las primeras dos versiones –hablando de la escala de precios y equipamiento- cuentan con una banca en la segunda fila de asientos quedando con la distribución de las plazas en 2-3-3 (sí, la fila última tiene tres asientos) pero las siguientes dos versiones cuentan con dos asientos individuales quedando de la forma 2-2-3, pero dejando más espacio para estas segundas plazas que además se pueden recorren para ganar espacio cuando no está en uso la tercera fila de asientos.

Al estar plegada esta tercera fila, la Highlander cuenta con muy buen espacio para la cajuela –de hecho hasta tiene un compartimento oculto abajo del piso de la misma. Pero algo que hay que tomar en cuenta es que si están levantados los asientos, la cajuela es diminuta o casi inexistente.

La entrada a la tercera fila es más fácil para esta generación, ya que cuenta con un sistema en los segundos asientos en los que se recorren hasta adelante, dejando más espacio para entrar atrás. Este mismo sistema funciona para cuando requieres de más espacio de carga, dejando toda el área detrás de los asientos del conductor y pasajero completamente plana. Como decíamos, práctica, inteligente y versátil.

 

Manejo

En este aspecto no podemos quejarnos de prácticamente nada. La Highlander 2014, aunque no tiene el motor más explosivo o la transmisión más rápida, cumple y cumple bastante bien. El motor V6 de 3.5L si bien ya tiene tiempo en el mercado, fue muy avanzado para cuando se estrenó con sistemas que apenas están llegando a otras marcas como las válvulas de apertura variable tanto para las de admisión como escape y la inyección directa. Esto significa que cuenta con un motor ya muy probado y con tecnologías que mejoran el rendimiento sin sacrificar la potencia. Sí, 270 Hp no son muchos para un vehículo de casi dos toneladas, pero cumple muy bien con las necesidades de una familia tanto en ciudad como en carretera.

Como decíamos, la transmisión no es especialmente rápida, pero al igual que el motor, está ya muy bien desarrollada y pulida, lo que la convierte en una opción confiable y que gracias a las seis velocidades otorga un consumo de combustible bastante decente.

Lo único de lo que nos podríamos quejar es de lo poco comunicativa y precisa que es la dirección –en gran parte a que es eléctricamente asistida- ya que aunque sabemos que no es un auto deportivo, nos gustaría conocer más lo que sucede con las ruedas. Esto se ve dramáticamente afectado por la presión de las llantas, que si no están calibradas a lo que indica el fabricante, puede hacer algunos extraños en aceleraciones súbitas a baja velocidad.

La suspensión es cómoda y absorbe muy bien las imperfecciones del camino pero cuando se le presenta una curva, se nota bastante movimiento de la carrocería. Una vez más, entendemos que no es un auto deportivo y que el cliente al que está dirigido nunca llevaría al límite esta camioneta con su familia a bordo.

 

Conclusión

La Toyota Highlander 2014 es un producto muy completo y capaz. Hace mucho tiempo que no disfrutábamos de probar un Toyota y es que cuando un vehículo está tan bien pensado (realmente pensaron en todo cuando lo desarrollaron) y tiene soluciones prácticas en todos lados, es difícil no encariñarse.

La tercera fila de asientos es algo muy bueno a tener y aunque sí se mantiene como para uso exclusivo de niños, es bastante más amplia y puede acomodar hasta tres niños.

No sólo se convirtió en nuestro Toyota favorito (habrá que esperar a ver si lelga el FT-(6) sino, también en lo que nosotros consideramos la mejor opción dentro del segmento de crossover medianos superando a productos como la Nissan Pathfinder, Ford Explorer, Mazda CX-9, Chevrolet Traverse, GMC Acadia, etc.

 

 

Toyota Highlander 2014 a prueba

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos