Renault Megane RS, un cohete con corazón Alpine
12/09/2017 Salón del Automóvil

Renault Megane RS, un cohete con corazón Alpine

Es impulsado por una versión mejorada del poderoso 1.8 Turbo del nuevo Alpine A110.

Al fin, después de tanto esperar, debuta en el Salón de Frankfurt 2017 el nuevo Renault Mégane RS.

Y como todos sabemos, las expectativas son altas para el nuevo hot-hatch de Renault. Primero, porque el anterior era un excelente deportivo y porque la competencia hoy en día está muy ruda. Para atacar todos los frentes, se ha mejorado la estética del Mégane RS. Esto significa que encontraremos faldones, difusor trasero inspirado en la F1 con un escape central y un agresivo frontal dominado por unos faros de niebla LED en forma de bandera cuadriculada. Otro detalle estético, es el nuevo emblema RS, que ahora lleva dos rombos amarillos. También se ofrecerán dos juegos de rines, de 18 y 19 pulgadas.

Como ya pueden haber notado, el Mégane RS debuta un nuevo color, Volcano Orange, el que al igual que el Liquid Yellow, presenta un tratamiento especial que cambia un poco la tonalidad del color con el reflejo de la luz.

Pero lo verdaderamente importante es el motor, portado directamente del nuevo Alpine A110, pero mejorado por el equipo de Renault Sport, un 1.8 Turbo que entrega 276 Hp y 288 lb-pie de torque, con opcion a acoplarse a una caja manual o automática de doble embrague, ambas de seis velocidades. La caja de doble embrague (EDC, o Efficient Dual Clutch) presenta algunos atributos especiales. Por ejemplo, lleva paletas de cambio inspiradas en el mundo del motorsport. También gana Launch Control y Multi-Change Down mode, que permite bajar varios cambios de manera secuencial, perfecto para cuando tenemos que entrar a una curva más pronunciada tras una larga recta. También el Mégane RS presentará modos de manejo -Comfort, Normal, Sport, Race y Perso. Podrás acceder a los más radicales, a través de un botón RS, que ya conocemos del Clio RS.

Hacia el interior, el cambio es completamente radical, mucho más fino en acabados que su predecesor, con una consola gris con despuntes en rojo, insertos en aluminio para la palanca de velocidades y los pedales, así como asientos deportivos que llevan cabeceras integradas (tipo butaca), que podrán tapizarse en microfibra "tipo fibra de carbono" o, como es típico en todos los deportivos, Alcántara.

No puede faltar  el ya conocido RS Monitor, display que presenta toda la información dinámica vital del auto en el sistema multimedia R-Link 2. El RS Monitor cuenta con un modo Expert, que permite conectar una cámara al auto, para grabar nuestras vueltas, con telemetría para luego presumir en redes sociales con los amigos.

Para el próximo año, se espera el destape de la versión Trophy, con casi 300 Hp y 295 lb-pie de torque, con chasis Cup y rines de 19".

Muy deportivo es el Mégane RS, pero no por eso menos seguro, por lo que Renault le ha dotado de importantes asistencias, como alerta de cambio de carril, alerta de distancia segura, reconocimiento de señales, alerta de exceso de velocidad, alerta de punto ciego, asistente de estacionamiento, sensores y cámara de reversa, control crucero adaptativo, sistema activo de frenado en emergencia, todos parte del paquete Advanced Driver Assistance Systems (ADAS).

Las ventas del Mégane RS comienzan en diciembre de este año, al menos para Europa. Desde ahí en adelante habrá que ponerse a la fila ya que su llegada a México está en tela de juicio. Bueno ni siquiera la marca vende el Megane "normal" en nuestro territorio, pero no sería descabellado que tarde que temprano lo llegáramos a ver en una forma limitada, tal y como ocurre actualmente con el Clio RS. 

Renault Megane RS 2018

¿Qué opinas? Cuéntanos