FIAT 500X 2016 a prueba
26/02/2016 Reportes de Manejo

FIAT 500X 2016 a prueba

El Cinquecento transformado en SUV

Antecedentes

El FIAT 500X 2016 es el nuevo crossover de la firma italiana, un producto atractivo y bien logrado que seguramente le dará muchos dividendos a la marca.

Antes de entrar en detalles, vale la pena destacar que el Cinquecento que debutó en un ya lejano 2007 es un producto tremendamente importante para FIAT, un símbolo de renacimiento para la marca y al igual que el modelo original de los cincuenta, ha derivado en algunas variantes como el 500C, 500 Abarth, 500L y más recientemente el 500X que es el que estamos probando el día de hoy.

Sin embargo, el nuevo FIAT 500X nada tiene que ver en términos de mecánica, plataforma o estampados con el pequeño Cinquecento, este nuevo SUV está hermanado desde el punto de vista técnico con el Jeep Renegade ya que comparten la plataforma denominada Small-Wide Architecture.

Precio: FIAT 500X Trekking $419,900 pesos

Características técnicas y mecánicas

Bajo el cofre encontramos un bloque de 2.4 litros TigerShark Multiair que entrega 180 hp y 175 lb-pie de torque y que se acopla a una transmisión automática de 9 velocidades que envía la potencia al eje delantero.

La suspensión es independiente en ambos ejes; de geometría McPherson adelante y Multibrazo atrás.

Cuenta también con un mando circular denominado FIAT Dynamic Selector, que modifica el setting del control de tracción en 3 modos diferentes. “Normal” ajustado para el uso diario, “Sport” enfocado en una conducción más alegre y “Tracción” que mejora la adherencia en superficies de baja adherencia.

En materia de seguridad, FIAT dotó al 500X de todo lo necesario y algunas cosas más; encontramos siete bolsas de aire, ABS, ESP, control de tracción, sensor de presencia en punto ciego y cámara de reversa.

Confort

Ya en el interior, nos encontramos con un habitáculo bien logrado y atractivo, cuenta con reminiscencias al 500 como los 3 botones circulares que se ubican en el tablero bajo la pantalla táctil o los asientos forrados en una combinación de tela y cuero con cabeceras redondas.

Los acabados son mejores de lo que esperaba y solamente tengo que decir que la textura áspera del plástico del tablero no me termina de convencer, por lo demás. Se nota bastante atención al detalle en el interior del 500X.

En materia de equipamiento encontramos un sistema de info-entretenimiento Uconnect con pantalla táctil de 6.5 pulgadas desde donde podemos manipular el sistema de audio firmado por Beats y que la verdad no es nada digno de escribir a casa, justo como sucede con los audífonos. Mucho marketing pero en la práctica el sonido es bastante mediocre. Cuenta también con navegador, comandos de voz e interfaz Bluetooth para teléfonos móviles.

Otros elementos que vale la pena señalar son el climatizador automático de dos zonas, la llave inteligente de acceso y arranque, así como el hecho de que no cuenta con quemacocos, algo que me sorprendió un poco.

El espacio en la banca posterior es bastante bueno para dos pasajeros adultos, ya que aun con las formas de la carrocería ofrece buen espacio para cabeza y piernas.

Manejo

Tras el volante, lo primero que me llamó la atención, fue el funcionamiento de la renovada transmisión automática de 9 velocidades y es que a diferencia de la que habíamos probado asociada a un 4 cilindros como en el caso de Jeep Cherokee que se caracterizaba por trabajar de manera poco refinada,  con ruidos y jaloneos. En esta nueva aplicación se mostró muy silenciosa, suave y confortable.

El motor no se siente como un dechado de potencia y es que aunque en el papel las 175 libras de torque debieran hacer del 500X un vehículo ágil y divertido considerando que pesa 1,400 kilos, en la práctica aunque se mueve bien y ofrece una respuesta adecuada, no lo podría calificar como rápido.

Pasando a otro tema, la calidad de marcha es excelente, el 500X filtra muy bien las imperfecciones del camino, es silencioso y cómodo. Como vehículo de corte urbano cumple a la perfección, mientras que si se trata de salir a carretera también puede hacerlo sin mayor problema.

Otro punto a destacar es que debido a la caída del toldo el poste C es muy ancho, lo que podría suponer mala visibilidad hacia atrás, sin embargo los espejos laterales son inmensos y compensan bien. Asimismo, esperaba mejor rendimiento de combustible considerando la moderna transmisión, pero obtuvimos 8.7 km/l en ciudad.

Conclusión

Bien podríamos nombrar al FIAT 500X como el mejor del segmento luego de corroborar el refinado y suave manejo, la buena calibración de la suspensión que es independiente en las 4 esquinas y el nivel de equipamiento tanto de conveniencia como de seguridad. Sin embargo el posicionamiento que busca la firma italiana como de producto premium la deja en una posición complicada en el mercado.

Por un lado tenemos que es más costosa en más de 90 mil pesos en comparación con Mazda CX-3 y Honda HR-V y aun cuando ofrece mucho más equipo, la diferencia demasiada. Mientras que si la comparamos con las versiones de acceso del MINI Countryman o Audi Q3, tenemos que la 500X es 35 mil y 57 mil pesos más barata respetivamente, una distancia ya no muy amplia.

 

FIAT 500X 2016 a prueba

¿Qué opinas? Cuéntanos