Vende tu auto
Tuning

Esta Citroën Berlingo se convierte en la versión moderna del 2CV Fourgonette

Es obra de Caselani, un carrocero italiano que tiene la autorización de Citroën para recrear kits retro de sus vanes clásicas.

Esta Citroën Berlingo se convierte en la versión moderna del 2CV Fourgonette

El famoso Citroën 2CV no iba a quedar ajeno a la reputación que la marca de los chevrones tenía con respecto a los furgones utilitarios livianos. Así que en 1951 presentaron al 2CV AU Fourgonette. De frente era igual, pero atrás llevaba una sección de carga cerrada, luciendo paneles corrugados, tal como vimos con el Type H y el Type G. Era motivado por un pequeño motor de 375 cc, pero con una transmisión que le permitiera sacar más torque, para así poder llevar 250 kilos. No alcanzaba más de 60 km/h. Luego, en 1955, con el modelo AZU, comenzaron a equipararse los motores con las versiones de pasajeros. Incluso más adelante, con los modelos AK y AKS aparecieron revisiones en diseño, con focos cuadrados, nuevo cofre, nueva parrilla y ventanas cuadradas para las puertas de atrás, por mencionar.

Este fue el germen de la van liviana de carga, formato que, en el caso de Citroën, vive en la Berlingo. En México, contamos con Peugeot Partner, su gemela inmediata. 

Ahora volvemos a la era moderna para hablar de Caselani, un carrocero italiano que tiene la autorización de Citroën para recrear kits retro de sus vanes clásicas, pero en sus contrapartes modernas. El resultado es fantástico, combinando elementos reconocibles de los modelos más antiguos en las siluetas de los modelos actuales. 

La Fourgonette es justamente lo que supones: una Citroën Berlingo disfrazada como el 2CV Fourgonette. El medio francés solamente ha liberado una sola imagen, entregada por Caselani, mientras la página web solo adelanta un pequeño teaser y nada más, así que la imagen principal de esta nota, por ahora es la única foto de este proyecto.

Todo es muy reconocible y adaptado con genialidad a la carrocería de la Berlingo. Tenemos un cofre de diseño corrugado, una parrilla clásica, faros redondos situados en la parte más alta del frontal y paneles corrugados en las puertas y zona de carga. Por supuesto que el look se acompaña de colores retro, una defensa que hace guiño al del modelo original y rines de acero.

Si Caselani sigue con el mismo plan que sus modelos más grandes, significa que este kit podrá ser adaptado a cualquier Berlingo de la generación actual, sin importar su tren motriz. Incluso podrías usar una versión eléctrica.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas