Vende tu auto
Tecnología

Bentley desarrolla los asientos de automóvil más cómodos y avanzados del mundo

Incluye sensores automáticos de clima y sistemas avanzados de ajuste postural

Bentley desarrolla los asientos de automóvil más cómodos y avanzados del mundo

En la búsqueda de desarrollar un nivel de confort sin precedentes, Bentley ha desarrollado el asiento más avanzado que existe en la industria del automóvil.

Disponible en el Bentayga EWB, este asiento denominado como Airline Seat  se destaca, entre otras cosas, por disponer de 22 formas de ajuste, un sistema automático de detección de clima y tecnología avanzada de ajuste postural.

Después de que un pasajero del asiento trasero seleccione la temperatura deseada entre siete niveles diferentes, el asiento con clima automático detecta la temperatura del pasajero y la humedad de la superficie con una precisión de 0.1 °C cada 25 milisegundos. Luego, el sistema puede determinar si aplicar calor, ventilación o ambos simultáneamente para mantener al pasajero en un bienestar térmico óptimo.

Este sistema de clima automático utiliza tecnologías de calefacción de asientos existentes, pero se ha desarrollado un nuevo ventilador que puede mover aproximadamente un 80 por ciento más de aire que el sistema anterior. Se consume menos energía que el actual sistema de climatización de asientos y, en el modo de climatización automática, el consumo total de energía del sistema completo es alrededor de un 40 por ciento menor que cuando el pasajero lo activa manualmente.

Mientras tanto, el sistema de ajuste postural realiza automáticamente microajustes en la posición del asiento del pasajero y en los puntos de presión, utilizando un algoritmo desarrollado en colaboración con un quiropráctico.

También puede aplicar 177 cambios de presión individuales en seis zonas de presión totalmente independientes durante un período de tres horas, lo que mejora la comodidad y minimiza la fatiga durante el viaje. Al cambiar sutilmente la forma de las superficies del asiento con el tiempo, ninguna zona del cuerpo sufre fatiga por presión durante un período prolongado, lo que significa que el ocupante siempre está cómodo.

Si bien existen muchos sistemas de recuperación de la fatiga (masaje en el asiento, por ejemplo), el sistema de ajuste postural es el siguiente paso que proporciona un sistema antifatiga proactivo. Al ajustar sutilmente la presión de contacto entre el cuerpo y el asiento a través de zonas de activación neumática suave, el sistema va más allá de los movimientos 2D típicos de los asientos ajustables y emplea un giro tridimensional para aliviar los puntos de presión.

Estos movimientos están controlados por algoritmos complejos que se han desarrollado en colaboración con un quiropráctico que trata con clientes que experimentan molestias en viajes largos en automóvil.

Al crear cambios sutiles en las zonas de contacto de la superficie del asiento, se alivian los tejidos corporales que han estado bajo presión y luego se aplica presión en otras áreas. Esto permite que el cuerpo tenga la oportunidad de recuperarse localmente de forma natural. Con este movimiento postural se crean pequeños cambios en los ángulos de la espalda y las extremidades y puede aumentar el flujo sanguíneo. Particularmente en la parte inferior de la espalda y las extremidades inferiores, lo que reduce las molestias, por lo que los pasajeros permanecen más alerta y concentrados durante un período mucho más prolongado.

Además, los perfiles ajustables pueden transformarse para adaptarse a las diferentes formas y construcciones de los clientes. La función de reposapiés y piernas ajustables permite a los clientes lograr una postura sentada que les resulte cómoda individualmente durante períodos más prolongados.

Los estudios han demostrado que apoyar activamente el peso corporal de forma dinámica alivia la tensión, lo que puede generar estrés mental y crear falta de concentración. Se ha demostrado que las posturas con apoyo natural alivian el estrés de los músculos tensos.

Luis Hernández recomienda

Cuentanos que opinas