Vende tu auto
Autos clásicos

Porsche Classic restauró un 959 S, un auto muy avanzado para su época

Pertenece al expiloto de Fórmula 1 Nick Heidfeld.

Porsche Classic restauró un 959 S, un auto muy avanzado para su época

Porsche Classic ha vuelto ha realizar la restauración de un modelo exclusivo, se trata del emblemático 959 S 1987.

Este auto fue todo un icono de las décadas de 1980 y 1990 por su elevada potencia, aceleración, precio accesible y su velocidad máxima de 315 km/h.

En total, Porsche fabricó 292 unidades del 959, de las cuales se produjeron 29 ejemplares de la versión Sport, que destacaba por ser más potente y más veloz: 515 hp y 339 km/h.

Específicamente, la unidad que reconstruyó Porsche Classic pertenece al expiloto de Fórmula 1 Nick Heidfeld. A pesar de solo tener poco más de 4,000 kilómetros, su dueño decidió someterlo a un trabajo de restauración de fábrica.

Sobre el Porsche 959

  • Para muchos, el 959 es uno de los deportivos más fascinantes del siglo pasado.
  • En 1983, Porsche presentó en el Auto Show de Frankfurt el prototipo "Gruppe B", diseñado para homologarlo en aquella espectacular categoría de rallyes.
  • En el París-Dakar de 1986, los tres 959 terminaron la carrera en el primer, segundo y sexto lugar.
  • La versión de circuito, el 961, terminó en séptima posición en la edición 1986 de Le Mans, con victoria en la clase IMSA/GTX.
  • El modelo de producción debutó en el Auto Show de Frankfurt de 1985.
  • Entre sus innovaciones se encontraban los amortiguadores regulables y sensibles a la velocidad, la suspensión autonivelante, la tracción total variable controlada electrónicamente con selección del programa, el antibloqueo de frenos, un sistema de control de la presión de los neumáticos y una carrocería aerodinámicamente optimizada (Cx 0,31).

  • Esta carrocería tenía elementos procedentes de la competición y de la aeronáutica: algunos paneles externos estaban hechos con material compuesto por resina epoxi reforzada con Kevlar y fibra de vidrio; el faldón delantero era de espuma integral de poliuretano; las puertas y el cofre se fabricaron con una aleación especial de aluminio.
  • Fue el primer coche de producción con un motor bóxer dotado de dos turbocompresores que funcionaban en secuencia, lo que reducía el retraso de respuesta.
  • Para una mejor disipación del calor, las válvulas de escape tenían un relleno de sodio. Solo se fabricaron en serie 292 ejemplares del Porsche 959, entre 1987 y 1988.
  • La versión Sport es aún más exclusiva: solo se vendieron 29 unidades. Esta variante tenía turbocompresores más grandes que funcionaban con una mayor presión de sobrealimentación. Contaba con 515 hp frente a los 450 hp del modelo base.

Luis Hernández recomienda

Cuentanos que opinas