Vende tu auto
Autos clásicos

Con 600 mil dólares puedes tener un genial restomod del Austin Healey original

El modelo preparado por la empresa británica Caton cuenta con nuevo motor y una serie de delicadas modificaciones.

Con 600 mil dólares puedes tener un genial restomod del Austin Healey original

Austin Healey es una de aquellas marcas que dejaron huella en la generosa industria británica de la posguerra. Fue fundada en 1952 tras la unión de la empresa del preparador y ex piloto Donald Healey, con la poderosa British Motor Corporation, que por entonces era dueña de la marca Austin. 

El primer modelo de la marca fue el Austin-Healey 100, un descapotable diseñado por Donald Healey y motorizado con el cuatro cilindros de Austin A90 Atlantic. Fue el primero de los llamados "Big Healey", a los que se sumaron luego los 100-6 y 3000. 

Pues bien, ahora será posible tener uno de estos Big Healey en formato restomod, gracias al trabajo de la empresa Caton, la misma que se ha hecho cargo de fabricar la carrocería de los los Jaguar D-Type y XKSS Continuation.

Se trata de una partida limitada de 25 conversiones hechas a mano, utilizando como base la primera versión del modelo (100/4 BN1), que fue comercializado entre 1953 y 1955.

Los nuevos Austin Healey utilizarán un motor de cuatro cilindros y 3.0 litros, que entrega 185 Hp y 195 lb-pie de par. la novedad es que se trata de un bloque original renovado y restaurado para paracer como nuevo. Contará, eso sí, con carburadores más grandes, un cigüeñal de acero y pistones de alta compresión. Este renovado motor se gestionará con nueva transmisión manual de cinco velocidades, reemplazando así la caja original de tres velocidades con sobremarcha.

También se modificaron los frenos añadiendo discos en las cuetro ruedas, mientras que los rines de aleación rememoran el diseño de 72 radios de los años 50. Y cuenta con una suspensión mejorada que incluye barras estabilizadoras más grandes y resortes deportivos, aunque en la parte trasera se mantuvo el eje rígido con ballestas.

En cuanto a su estética, sumará escapes laterales y salpicaderas delanteras de aluminio, así como una nueva fascia. Contará con un parabrisas más alto para una mayor protección contra el viento, y nuevos faros con tecnología LED, pero se mantuvo fiel al original al no añadir ni radio ni sistema de climatización. 

Caton cuenta que ha demorado 2,000 horas en completar el primer prototipo, lo que nos lleva a pensar en que estos autos no serán baratos: de hecho, Caton fijó el precio en 474 mil libras, y eso sin incluir el auto original, que debe ser donado por el propietario. Estamos hablando de algo más de 600 mil dólares. 

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas