Vende tu auto
Novedades

La historia de los motores V8 de Porsche

Este tipo de motor forma parte de los sistemas híbridos más potentes del fabricante de automóviles deportivos.

La historia de los motores V8 de Porsche

Aunque su especialidad son los motores de seis cilindros, Porsche tiene una gran tradición creando bloques V8, misma que abarca más de cuatro décadas.

Fue en 1977, cuando Porsche presentó al mundo, específicamente en el Auto Show de Ginebra, a su primer modelo con motor de ocho cilindros: el 928.

Desde entonces, el motor V8 ha sido el corazón de muchos de los Porsche de serie más potentes y emocionantes, el mejor ejemplo es el 918 Spyder.

Asimismo, se hecho un símbolo del Panamera y del Cayenne y, más recientemente, la versión Turbo GT de este SUV.

A la vez, los V8 han formado parte de los autos de carreras de Porsche, como es el caso del RS Spyder y el Porsche LMDh, actualmente en desarrollo -tendrá un sistema de propulsión híbrido con un V8 turboalimentado de última generación-.

A la vez, los motores V8 de Porsche también han logrado victorias en algunas de las carreras más exigentes del mundo, desde el Cayenne S en el Rallye Transsyberia, hasta el RS Spyder en Sebring y Le Mans.

Este último auto, que destacaba por su V8 de 3.4 litros, fue el precursor del primer superdeportivo moderno de Porsche: el 918 Spyder. Utilizaba un sistema de propulsión híbrido compuesto por un motor eléctrico y un V8 atmosférico, inspirado en el del RS Spyder.

Con este hiperauto, Porsche inició una nueva era de híbridos de alto rendimiento. Esta tecnología también se ha implementado en algunas versiones de las gamas Cayenne y Panamera, mejorando aún más sus prestaciones del V8.

Actualmente, siete modelos de Porsche están dotados de un motor V8:

  • Panamera GTS
  • Panamera Turbo S
  • Panamera Turbo S E-Hybrid
  • Cayenne GTS
  • Cayenne Turbo
  • Cayenne Turbo S E-Hybrid
  • Cayenne Turbo GT

Al igual que el 918 Spyder, los sistemas de propulsión del Panamera Turbo S E-Hybrid y del Cayenne Turbo S E-Hybrid, que se diseñan en Weissach y se fabrican en Zuffenhausen, combinan a la tecnología eléctrica con un V8.

Como resultado se obtiene un auto rápido, eficiente y con una gran agilidad de respuesta, ideal para conducir enérgicamente por su carretera secundaria favorita o para salir cómodamente a cenar.

Esta historia del motor V8 en Porsche, en constante evolución, inicia un nuevo capítulo con el recién presentado prototipo Porsche LMDh. Empezará a competir en todo el mundo en 2023 y combina la potencia de un V8 con la tecnología híbrida.

Luis Hernández recomienda

Cuentanos que opinas