Vende tu auto
Industria

Toyota reafirma su compromiso para lograr la neutralidad de carbono

Al respecto, la estrategia global de Toyota es seguir invirtiendo en nuevas tecnologías complementarias de energía verde.

Toyota reafirma su compromiso para lograr la neutralidad de carbono

Es un hecho que las compañías más grandes e importantes de todos los sectores, incluido el automotor, se empeñan cada vez más en reducir los niveles de emisiones, no solo de sus productos, sino también en la cadena de producción, transporte, funcionamiento, abastecimiento y reciclaje.

Puntualmente, en el caso de Toyota, esto significa lograr cero emisiones de CO2 en todos los procesos a lo largo del ciclo de vida de sus vehículos. Al respecto, la estrategia global de Toyota es seguir invirtiendo en nuevas tecnologías complementarias de energía verde para lograr la neutralidad de carbono.

El fabricante japonés tiene seis retos puntuales para cumplir satisfactoriamente su meta de convertirse en una empresa carbono-neutral para 2050; en ese sentido, se destaca su interés por lograr cero emisiones de CO2 en el ciclo de vida de sus vehículos.

Reto de escala global

"Lograr la neutralidad de carbono significa hacer un mundo en el que todas las personas que viven en este planeta continúen viviendo felices", señala Akio Toyoda, presidente global de la marca. Al interior de la organización están convencidos de que los vehículos 100% eléctricos y las demás tecnologías electrificadas jugarán un papel clave en la reducción de CO2, por lo que invierten en todas ellas.

Recientemente, la marca anunció su estrategia de electrificación global, que supuso además la presentación de su nueva serie de vehículos bZ (beyond Zero), que tiene como objetivo no solo reducir a cero las emisiones de CO2 y otros impactos negativos, sino que busca ir más allá.

Para lograr sus metas de sostenibilidad ambiental, la marca dividió los vehículos electrificados en dos categorías: “vehículos reductores de carbono”, cuando la energía que lo impulsa no está libre de carbono (como es el caso de los modelos híbridos), y “vehículos neutros en carbono”, cuando funcionan con energía libre de carbono y logran cero emisiones de CO2 en todo su uso.

Avances en sostenibilidad a lo largo del tiempo

El tema de la sostenibilidad comenzó a tomar mayor vigencia al interior de la marca hace más de 30 años, cuando Toyota se comprometió a construir un vehículo amigable con el medio ambiente que tuviera el doble de eficiencia de combustible que un Corolla. Dicha tarea se materializó en 1996 con el lanzamiento del Toyota RAV4 EV, primer vehículo eléctrico de batería de la marca. Luego, en 1997, Toyota lanzó el Prius, primer vehículo eléctrico híbrido producido en serie.

A lo largo de ese camino, el fabricante desarrolló y presentó una amplia variedad de productos innovadores, que incluye vehículos híbridos, vehículos eléctricos de batería, vehículos híbridos enchufables y vehículos eléctricos de pila de combustible de hidrógeno.

Actualmente, Toyota cuenta con 55 modelos con algún grado de electrificación, que superan los dos millones de unidades vendidas anuales. Ello significa una reducción estimada de emisiones de carbono de aproximadamente 140 millones de toneladas en las últimas dos décadas, lo que equivale a retirar anualmente 1.5 millones de vehículos de pasajeros de las vías del mundo durante ese período.

El objetivo para 2030 es lograr ventas anuales de 3.5 millones de vehículos eléctricos de batería.

Durante los últimos 26 años en Toyota hemos invertido casi 9,000 millones de dólares y producido más de 19 millones de baterías. Ahora aumentaremos la inversión en la producción de baterías, de 13,000 a 18,000 millones de dólares, con el objetivo de producir baterías más avanzadas, de alta calidad y asequibles”, afirmó la compañía en la presentación de su estrategia de carbono neutralidad.

Elkin Chávez recomienda

Cuentanos que opinas