Vende tu auto
Motos

Italjet Dragster, un scooter fuera de lo común

La marca italiana recupera el icónico nombre de los años 90, ofreciendo una scooter con un diseño muy agresivo y muchas novedades mecánicas.

Italjet Dragster, un scooter fuera de lo común

Puede que pocos recuerden el Italjet Dragster, un extravagante scooter que se convirtió en un ícono de los años 90 en Europa, por sus características y estética muy especiales. Pues bien, en el EICMA de 2018, la marca italiana dedicada en los últimos años a los eBikes con estética retro anunció su regreso al mundo de las motos mostrando una reinterpretación moderna del Dragster.

La marca boloñesa recuperaba así a un ícono de los scooters deportivos apodándola "Urban Superbike", aprovechando su estética hiperdeportiva asociada a componentes tecnológicos muy llamativos. Sin embargo, pasaron los años y de Italjet poco más se supo, y para muchos, la Dragster 2.0 se había quedado en sólo una buena iniciativa.

Pero ahora, Italjet anuncia el lanzamiento comercial del modelo, que incorpora dos elementos novedosos como el chasis multitubular unido por placas de aluminio y, sobre todo, el Independent Steering System, un basculante monobrazo de aluminio forjado anclado a la rueda delantera.

Según se anuncia ahora, la nueva Dragster montará un bloque monocilindro refrigerado por agua disponible en 125 y 200 cc. Cuenta con doble árbol de levas y 4 válvulas, con inyección electrónica de Magneti Marelli. La primera genera 12.5 Hp de potencia, mientras que la segunda sube a 17.5 Hp; ambos motores ya cumplen con la norma Euro 5. 

El modelo se lanzará inicialmenmte como una edición limitada, y elimina las carrocerías tradicionales de los scooter. Incluye suspensión delantera Paioli, que actúa sobre un basculante delantero, y suma un monoamortiguador ajustable en precarga. De serie incluye frenos ABS, con discos delanteros de 200 mm y traseros de 190 mm con calipers Brembo.

Tiene un peso de 124 kilos, un asiento colocado a 77 cm del suelo y un tanque de combustible de 9 litros. Las llantas son de 12 pulgadas adelante (120-70) y de 13 pulgadas atrás (140-60).

La marca indica que cuenta con un catálogo de componentes y accesorios suficiente como para adaptar la Dragster como una moto de competición, incluyendo piezas fabricadas en fibra de carbono, escapes Akrapovič, un kit de transmisión Malossi, frenos Brembo y suspensiones Öhlins. Incluso es posible aumentar la potencia a 15 y 20 Hp, respectivamente. 

Los precios no son accesibles en absoluto. La Italjet Dragster de 125cc parte en 5,490 euros, mientras que la Dragster de 200cc sube a 5,790 euros; $6,235 dólares y $6,576 dólares, respectivamente.

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas