Vende tu auto
Autos ecológicos

IONITY multiplicará los puntos de carga súper rápida en Europa

La empresa creada por cinco de los mayores grupos automotrices del mundo, iniciará una agresiva expansión de la red de carga.

IONITY multiplicará los puntos de carga súper rápida en Europa

Quizás si el principal Talón de Aquiles para la masificación de los autos eléctricos (obviando el precio) es la ausencia de una red de carga amplia y con puntos disponibles en todas partes. Ocurre hoy en México y también es los principales mercados del mundo.

Quizás por eso es que dos años atrás, cuatro gigantes de la industria europea, como son BMW Group, Ford Motor Company, Mercedes Benz AG y el Grupo Volkswagen (con sus marcas Audi y Porsche) crearon IONITY, a la que se sumaría meses más tarde el Grupo Hyundai Motor con Hyundai y Kia.

IONITY es una empresa que construye y explota una red de recarga rápida a lo largo de las autopistas europeas, con tecnología de punta y una potencia de carga de hasta 350 kW, lo que permite a los usuarios de vehículos eléctricos beneficiarse de la máxima velocidad de carga durante sus paradas. Y además, los clientes cargan sus vehículos utilizando energía completamente renovable.

En dos años, IONITY cuenta ya con la red de estaciones de carga de alta potencia más grande de Europa, con 400 electrolineras y 1,500 puntos de carga rápida en 24 países. Sin embargo, la empresa lanza ahora el plan 2.0, que busca expandirse también a las ciudades. 

Para 2025, se espera que el número de electrolineras supere las 1,000, y esto supondrá más de 7,000 postes carga. Para lograrlo, IONITY invertirá más de 700 millones de euros. 

Estos nuevos puntos de carga se instalarán no solo en las autopistas europeas, sino también cerca de las grandes ciudades y en las vías más transitadas. Estas futuras instalaciones contarán con entre seis y doce puntos de carga, y además, se añadirán postes adicionales en las estaciones existentes situadas en las rutas con mayor demanda de carga, con el fin de disminuir los tiempos de espera.

IONITY también desarrollará el concepto “Oasis”, que busca incrementar la comodidad de los usuarios que deban esperar y los servicios ofrecidos. Por lo mismo, el plan incluye la adquisición de nuevos terrenos donde instalar estaciones de carga y que incluyan propios restaurantes y tiendas.

La red IONITY utiliza el Sistema de Carga Combinado (CCS), que es el estándar en Europa. En esas instalaciones, la tecnología de 800 voltios hace posible que se pueda cargar los modelos más avanzados, como el Porsche Taycan, el Audi e-tron, el Hyundai Ioniq 5 y el Kia EV6, todos con la máxima potencia de hasta 270 kW. El costo de la carga es de 0.31 euros por kilovatio hora, esto es unos 7.54 pesos mexicanos por kW.

En la actualidad, hay casi 200,000 puntos de carga pública en toda Europa, y de ellos, sólo unos 6,500 cuentan con una potencia superior a 50 kW con corriente continua. De ahí que el foco de IONITY sea precisamente en esta tecnología.

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas