Prueba de Manejo

Chevrolet Corvette 2020 a prueba, perfectamente capaz de plantar cara al 911

El totalmente nuevo Corvette es un auto: exótico, deseable, bien logrado y como debe de ser, un deportivo impecable.

Chevrolet Corvette 2020 a prueba, perfectamente capaz de plantar cara al 911

El Corvette de octava generación es sin lugar a dudas, uno de los deportivos más anticipados no solo de los últimos tiempos, sino de la historia. Y es que como hemos señalado en repetidas ocasiones, solo fueron necesarios sesenta años para que Chevrolet tomara la decisión de dotarlo de una arquitectura de motor central.

Y lo anterior no significa en absoluto que el Corvette tuviera algún inconveniente por llevar el motor al frente. De hecho, es el deportivo americano por excelencia. Y esa, es una fama que se ganó a pulso con el pasar de los años. El Corvette Stingray C7 es un Gran Turismo extraordinario y su variante más rabiosa, el ZR1 C7 es una bestia capaz de aterrorizar a deportivos de 3 o 4 veces su precio.

Sin embargo, también lo hemos dicho, el Corvette como lo conocíamos, había alcanzado ya el pináculo de su evolución. La radical transformación que conlleva la adopción del motor central era inevitable y necesaria.

Este cambio, le ha traído una gran cantidad de beneficios. Por principio de cuentas, el conductor va sentado justo al centro, con lo cual, la transferencia de masas es más natural, casi como si giraran en torno a los ocupantes. El volante está más cerca de las llantas frontales, lo que redunda en una dirección más rápida y precisa.

El chasis ganó muchísima rigidez, lo que mejora la calidad de marcha y la conducción deportiva y al llevar el motor atrás, hay mejor tracción.

Chevrolet Corvette 2020: Diseño

A nivel estético, el cambio también generó polémica, que si ya no parece un Corvette, que más bien parece la copia de un Ferrari.

En ese sentido, hay que decir que todos, y me refiero a absolutamente todos, los autos que tienen motor central tienen proporciones similares. En el caso del Corvette, por lo menos desde mi punto de vista, si tiene una identidad propia. Hay trazos muy marcados y angulosos, el techo desmontable o las luces traseras dobles son rasgos característicos. Y eso sí, al rodar en las calles de México es un imán de miradas, causando admiración por donde pase.

Pocos autos que me haya tocado probar fueron objeto de tantas fotografías en la calle.

Chevrolet Corvette 2020: Interior

El interior no es menos espectacular, parece una cabina de avión de combate que encapsula al conductor haciendo incluso que el que va sentado en el lugar del copiloto, se sienta un tanto excluido.

La elección de los colores y texturas, así como la calidad de ensamble y materiales es impecable, el mejor Chevrolet que haya visto en ese apartado. Hay insertos en fibra de carbono, aluminio, alcántara y cuero genuino, con remates en costuras rojas por todos lados.

En conjunto se consigue una atmósfera bien racing, agradable y al mismo tiempo transmite una sensación de tecnología y modernidad. Vaya, se siente muy exótico y sofisticado.

La versión probada incorporaba el paquete Z51 Performance Package, que además de un kit estético más agresivo, adentro ofrece unos asientos deportivos impresionantes. Están forrados en una combinación de cuero, tela y alcántara, la sujeción es excelente y la resolución de la cabecera luce increíble, en parte, gracias al hueco cubierto por un enorme inserto de fibra de carbono. Aunque hay que decir que los asientos son un pelín más duros de lo ideal, una larga jornada ahí pudiera cansar un poco.

La pantalla táctil de 8 pulgadas queda muy cerca del volante y el clúster de instrumentos es digital, configurable de 12”, asimismo, cuenta con head up display. Con lo cual, información no te falta jamás.

En cuanto a las amenidades, no falta nada, el climatizador es automático de dos zonas, asientos con sistema de calefacción y enfriamiento. Y por cierto los mandos destinados a estas funciones son quizá la única parte criticable del interior, ya que al colocados en una hilera en el centro de la consola, la ergonomía no es de lo mejor.

Hay encendido mediante llave inteligente, cargador por inducción y un equipo de audio Bose Performance Series de 14 bocinas que reproduce con una calidad y fidelidad sorprendente.

Chevrolet Corvette 2020: Manejo

Luego de manejar el Corvette 2020 en nuestras calles, puedo asegurar que es perfecto como auto de uso diario, gracias a la suspensión magnética de nueva generación, en modo confort es suficientemente suave, además esa función que permite levantar el frente 40mm al oprimir un botón y que la ubicación se puede grabar por GPS es una maravilla, utilizándola jamás pegó en ningún tope o rampa.

Chevrolet definió una agenda muy apretada para la prueba del Corvette C8 en México, vaya lo manejé por mucho más tiempo cuando tuvimos nuestro contacto en Las Vegas, además, en aquel momento fuimos al circuito de Spring Mountain, que es una pista espectacular.

Ver: Chevrolet Corvette 2020, primer contacto desde Las Vegas

Como sea, pude volver a constatar que se trata de uno de los mejores deportivos de la actualidad. El V8 LT2 sube de vueltas con mucha facilidad y empuja con contundencia en toda la banda de revoluciones, además acompañado de ese rugido ronco que solo los ocho cilindros americanos saben generar. 495 hp y 470 lb-pie de torque podrían incluso parecer cifras pequeñas en estos tiempos, pero el Corvette es muy rápido y ágil, y lo mejor te lo transmite.

Según cifras oficiales, es capaz de hacer el 0 – 100 km/h apenas 3.35 segundos, a nivel del mar claro, sea como sea, es una cifra impresionante.

La transmisión de ocho velocidades y doble clutch es una joya, es suave a bajo régimen y rapidísima en altas revoluciones, no deja caer el tacómetro ni tantito. Fantástica.

La frenada también es impecable, así como la manera de plantarse. Es tan efectivo que llevarlo al límite es fácil y sientes mucha confianza y seguridad en todo momento. Te hace sentir mejor piloto.

Chevrolet Corvette 2020: Conclusión

El Corvette C8 es en verdad toda una revolución para el deportivo americano por excelencia, ya que logra ese halo de perfección que hasta ahora estaba reservado para el Porsche 911. Me refiero a que un 911 Carrera es un auto extraordinario y no es necesario ir a las versiones GTS, Turbo o GT3 para obtener un producto impecable.

Lo mismo pasa con este Corvette C8, esta versión Stingray es fantástica, no hay nada que recriminarle. Las variantes Z06, ZR1 y todas las que vengan seguirán construyendo y mejorando sobre una base que ya de por sí es virtualmente perfecta. Justo como sucede en el Porsche 911.

El nuevo Chevrolet Corvette es hoy un deportivo tan bien logrado, que nada tiene que envidiar al que siempre fue considerado como el mejor auto deportivo de todos… Y me refiero al Porsche 911. Y lograr eso, créeme no es poca cosa.

Chevrolet Corvette 2020 a prueba

Rubén Hoyo recomienda

Cuéntanos que opinas