Novedades

Mercedes-Benz Clase G Alebrije, más que una artesanía una espectacular obra de arte

Cientos de horas de manos de 8 expertos artesanos oaxaqueños, fueron necesarias para la creación de esta pieza que pone muy en alto la riqueza cultural de México

Mercedes-Benz Clase G Alebrije, más que una artesanía una espectacular obra de arte

La historia de la Clase G Alebrije se remonta a unos tres años atrás, cuando Mercedes-Benz realizó una ruta desde la Ciudad de México, hasta Oaxaca para presentar las últimas novedades de su gama de camionetas. Los ejecutivos de la firma alemana quedaron fascinados con los alebrijes de aquella región y se avecinaba el 40 aniversario de la Clase G. Ya te puedes imaginar entonces por donde va la cosa.

Pero el debut de la nueva generación de la Clase G, así como las celebraciones por sus cuatro décadas estaba demasiado cerca, y dar luz verde a un proyecto como G Alebrije no es cosa fácil. Desde conseguir alguna unidad del modelo saliente, lo cual resultó imposible y luego todavía más complejo, lograr que el corporativo en Alemania cediera alguna de las nuevas fue todo un reto.

Los ejecutivos de Mercedes en México nos confesaron, que el proyecto de la G Alebrije se vio en riesgo en más de una ocasión. Y finalmente, la G elegida para la intervención por parte del taller de Jacobo y María Ángeles fue una unidad de preproducción, particularmente en un estado muy temprano de desarrollo, cuando apenas se definió el diseño final.

La Mercedes-Benz Clase G tiene una relación interesante con México, y es que nuestro mercado se ubica dentro del top 10 para el modelo a nivel mundial, lo que contrasta con la posición por detrás de los primeros veinte lugares de la operación en general. Vaya, en nuestro país se trata de un vehículo tremendamente aspiracional y bien posicionado, de eso no queda ni la menor duda.

En Autocosmos nos sentimos muy orgullosos de la riqueza cultural de nuestro país, y nos encanta que sucedan estas colaboraciones con el mundo de los autos. Hace años, el Museo de Arte Popular de la Ciudad de México nos dio permiso de hacerle una sesión de fotos al Vochol, ya sabes ese Vocho (VW Sedán) que fue intervenido con arte Huichol. Incluso te diría que, si has visto una foto de ese auto en Internet, hay una buena probabilidad que sea una de las que hicimos nosotros.

Ver: Vochol, el VW Sedán convertido en una magnífica obra de arte

Y ahora que Mercedes presentó la G Alebrije, levantamos la mano y para nuestra suerte, las cosas se coordinaron favorablemente. Con lo cual nos fue posible admirarla y disfrutarla muy de cerca. No me queda más que agradecer a la marca por la confianza, por cierto, no te puedes perder la galería de fotos que te dejamos al final de la nota.

Más que una artesanía, una auténtica obra de arte

El taller responsable de realizar a cabo esta intervención fue el de Jacobo y María Ángeles que cuenta con más de 20 años de experiencia, y que tiene su sede en San Miguel Tilcajete, uno de los tres pueblos en Oaxaca que están enfocados casi en su totalidad en la producción de Alebrijes.

Las creaciones de Jacobo y María Ángeles utilizan iconografía Mixteca-Zapoteca, y en sentido estricto son Tonas y Nahuales aunque de forma generalizada se les conoce como Alebrijes;  Los Tonas, son animales míticos y protectores que comparten el destino con una persona, y que se convierten en Nahuales al fusionarse con el espíritu de un humano. Estas piezas están talladas en madera de copal.

Como breviario, originalmente los alebrijes eran esas figuras de cartón que combinan la fisonomía de distintos animales y van pintadas en colores muy llamativos. Y contrario a lo que muchos podrían suponer, nacieron en la Ciudad de México, de la imaginación de Pedro Linares.

Pero regresando a la Mercedes-Benz Clase G Alebrije, el trabajo realizado completamente a mano requirió de 175 días y 8 artesanos. Lleva gráficos precolombinos, colores típicos de Oaxaca y México como amarillo, negro y rojo, además de la bandera de los pueblos indígenas americanos en el techo que se combina con los de una bandera a cuadros.

Esta pieza estará de gira por diferentes distribuidores de Mercedes-Benz en el país y también será exhibida en eventos de la marca durante lo que queda del año y prácticamente todo el 2021, momento en que será embarcada a Alemania para residir permanentemente en alguno de los museos de Mercedes.

Algunos datos de la Mercedes-Benz Clase G

  • La historia comienza en 1972, cuando el Shah de Irán importante inversionista de Mercedes en aquella época, pidió que desarrollaran un vehículo de uso militar.  La Clase G de uso civil, debutó algunos años más tarde, en 1979.
  • También conocida como G-Wagen, la G proviene de la palabra en alemán Geländewagen que literalmente significa todo terreno.
  • La Clase G es la SUV insignia de Mercedes-Benz, tanto así que el resto de la gama siempre lleva la G como su primera inicial, sin importar si se trata de la GLA como modelo de entrada o bien, la suntuosa GLS.
  • A lo largo de 4 décadas la Clase G se fue transformando de ser un vehículo muy capaz fuera del camino y confiable, pero espartano, a convertirse en un símbolo de lujo, estatus y poder. Y probablemente, ni siquiera Mercedes-Benz sabe a ciencia cierta cómo fue que esto sucedió.
  • Desde las modestas motorizaciones de sus inicios hasta llegar al exceso que representó la G 65 en 2012 que llevaba un V12 de 612 hp y 1,000 Nm bajo el cofre, que hasta hoy, sigue siendo la cifra de torque más elevada que haya ofrecido un Mercedes de fábrica.
  • Uno de los momentos que ayudaron a la Clase G a ganar reconocimiento mundial fue cuando en 1980, se convirtió en el Papamóvil luego de adaptar un domo de plexiglás en la parte trasera.
  • En 1983 Jacky Ickx y Claude Brasseur fueron ganadores absolutos en el demandante rally Paris–Dakar en una Clase G.
  • Versiones radicales y muy costosas también ayudaron a cimentar el posicionamiento de la Clase G destacándose entre varias de ellas, la AMG G 63 6x6 de 2013 que cuenta con doble eje atrás y que apareció en la película Jurassic World. Así como, la Mercedes-Maybach G 650 Laundalet de 2017, que era un lujoso 4x4 en donde los pasajeros traseros podían disfrutar a cielo abierto.
  • En 2018, debutó la más reciente generación que se caracteriza por entregar niveles de refinamiento y manejo dignos de un SUV de lujo de última generación, sin sacrificar por supuesto sus legendarias capacidades 4x4.

Esta Clase G Alebrije es un auténtico espectáculo y un orgullo, que será exhibida en alguno de los Museos de Mercedes-Benz en Alemania, para que los visitantes de todo el globo puedan conocer un poco de la increíble riqueza cultural que tiene México.

Sin embargo; antes de eso, esta pieza dará una gira por distintos distribuidores de la marca en el país y algunos eventos de la marca. Ya que a fines de 2021, emprenderá su viaje al viejo continente.

Mercedes-Benz Clase G Alebrije

Rubén Hoyo recomienda

Cuéntanos que opinas