Novedades

Este Lotus Evija se reencuentra con el pasado

El Evija posa con el fantástico Esprit S1 de 1977, la estrella de 007 en "La Espía que me Amó".

Este Lotus Evija se reencuentra con el pasado

El 7 de julio de 1977 se estrenó en Londres una nueva película de la saga de James Bond: "La espía que me amó", protagonizada por Roger Moore y la espectacular Barbara Bach. Pero la estrella real de la película fue el también impresionante Lotus Esprit S1 que, además de armas, tenía la capacidad de convertirse en submarino.

El fantástico auto diseñado por Giorgetto Giugiario equipaba un motor de cuatro cilindros y dos litros aspirado, que erogaba 160 caballos de fuerza, gestionados por una caja manual de cinco. Si bien no era demasiada potencia para un auto de corte deportivo, la relación peso/potencia era buena considerando que el auto marcaba en la balanza menos de 900 kilos gracias al uso de una carrocería de fibra de vidrio.

En 2013, el Lotus Esprit blanco sumergible de la película fue comprado por Elon Musk en 866 mil dólares. Un año después, Musk indicó que estaba trabajando en su propio proyecto de auto anfibio, que sería parecido al Esprit de James Bond, pero más grande. Ya en 2017 desechó la idea de replicar el diseño del Lotus, pero no de producir un auto anfibio.

Como una forma de homenajear al Esprit S1 de 1977 en el aniversario 43 del debut de la película, Lotus fotografió a su icónico modelo junto a su futuro súper deportivo, el Evija, presentado hace unos meses a nivel mundial.

El Evija se mueve gracias a cuatro motores eléctricos, uno por rueda y cada uno de 493 Hp, que en conjunto entregan 1,973 caballos de fuerza, suficiente para un 0 a 100 km/h en menos de tres segundos, un 0-200 en menos de seis y un 0-300 en menos de 9 segundos, con una velocidad máxima de 322 km/h.

Gracias a un mococasco de fibra de carbono pesa menos de 1,700 kilos, muchos de ellos provenientes de una batería de iones de litio capaz de entregar una autonomía de unos 400 kilómetros, y una capacidad de recarga completa en 9 minutos, siempre que se use un súper cargador de 800 kW que aún no ha sido desarrollado.

El Evija ya está en producción y Lotus fabricará sólo 130 unidades, casi todas ellas vendidas a un precio que parte en dos millones de dólares.

Marcelo Palomino recomienda

Cuéntanos que opinas