Autos ecológicos

El BMW iX3 finaliza su proceso de homologación para los mercados de Asia y Europa

El primer modelo completamente eléctrico de BMW arrancará su producción en China, a finales del verano.

El BMW iX3 finaliza su proceso de homologación para los mercados de Asia y Europa

BMW está a todo ritmo con su plan de electrificación y como prueba de ello, anuncian que el iX3 ya ha concluido su etapa final de homologación en los dos mercados principales donde este se comercializará, Europa y China. De hecho, es en esta última región, donde iniciará primero sus ventas, hacia finales del 2020.

Como sabemos, BMW fabrica el iX3 en la planta de Dadong (Shenyang) en conjunto con Brilliance y llevan ya 200 unidades de pre-producción construidas desde mediados del año pasado. Esta última unidad (en las fotos) debería comenzar pronto las pruebas finales en las carreteras chinas, misma que ya lleva más de 340 horas y 7,700 kilómetros recorridos en desarrollo.

“Esta es la primera vez que completamos todo el proceso de homologación para un modelo totalmente eléctrico en China y Europa al mismo tiempo. El personal de nuestro equipo de pruebas dominó este desafío único con una gran dedicación y eficiencia ", dijo Arno Keller, jefe de Desarrollo del BMW iX3.

"Estamos a tiempo con nuestros vehículos de preproducción del BMW iX3 y lanzaremos la producción en serie a fines del verano, utilizando tecnologías de vanguardia como la instalación personalizada de la nueva batería de alto voltaje y la inteligencia artificial para el monitoreo de las piezas piezas", explicó Robert Küssel, director de la Planta de Dadong, de BBA. “También producimos el BMW iX3 totalmente eléctrico y el BMW X3 con motor de combustión en la misma línea de producción. Esto nos permite lograr una alta eficiencia y flexibilidad en la producción”.

El BMW iX3, basado en el X3, viene con la tecnología BMW eDrive de quinta generación, que incluye una unidad de propulsión con el motor eléctrico, la electrónica de potencia y la transmisión altamente integradas en una carcasa central. Esto reduce significativamente el espacio de instalación y la masa de la tecnología de propulsión en relación con la potencia, ofreciendo una mayor flexibilidad para la instalación de nuevos componentes del tren motriz eléctrico en diferentes derivados del vehículo. El tren de propulsión eléctrico de quinta generación también incluye baterías de alto voltaje nuevas y más potentes, con las que puede lograr -teóricamente- un rango de 440 kilómetros de autonomía en el ciclo de prueba WLTP.

Estas tecnologías, también serán parte de los futuros modelos eléctricos de la marca, como el venidero i4 y el iNEXT, agendados para el 2021.

Jorge Beher recomienda