Autos clásicos

Bentley está por iniciar la producción del Blower, el icónico auto de carreras de 1929

Este proyecto alcanza un hito importante a medida que el equipo de trabajo completó el desarrollo digital del vehículo.

Bentley está por iniciar la producción del Blower, el icónico auto de carreras de 1929

Esta es una excelente noticia para aquellos coleccionistas y apasionados de los automóviles de Bentley. Y es que, el Blower, el icónico modelo de la década de 1920, cada vez está más cerca de volver a la producción en una serie limitada.

Tras darse a conocer el proyecto Blower Continuation Series, que trae de vuelta a este auto auto de carreras que salió a la luz en 1929, Bentley ha dado un paso importante al finalizar el modelo digital CAD (Computer Aided Design) que servirá como referencia maestra de diseño e ingeniería para la fabricación de los vehículos.

De esta manera, las doce unidades del Blower que tiene proyectadas reproducir la marca inglesa nueve décadas después de su aparición, serán copias completamente idénticas al modelo original, catalogado como el Bentley más valioso del mundo.

Para lograr la replica digital del Blower, un equipo desarmó por completo de manera cuidadosa una de las cuatro unidades que fueron fabricadas, para escanear con precisión cada una de las piezas. En total, el modelo CAD consta de 630 componentes en 70 ensambles y tiene un tamaño de más de 2 GB.

Si bien los autos de la Blower Continuation Series serán mecánicamente idénticos al auto de carreras, los clientes pueden elegir los colores exteriores e interiores y materiales de su elección, para que los autos sean visualmente distintivos de su predecesor.

Aunque este proyecto de recreación aún está por comenzar, las doce unidades del nuevo Blower ya están a la venta a coleccionistas entusiastas de todo el mundo. Se decidió que fueran doce vehículos como homenaje al número de carreras en las que compitió la flota original.

Desarrollado por Sir Tim Birkin, este icónico auto de carreras solo tuvo el registro de cuatro unidades para competir en 1929. Cada uno de ellas, peleó hasta el final en los circuitos europeos donde compitió, sin embargo, hubo un vehículo que sobresalió más, el auto #2 del equipo de Birkin. Este auto con el registro UU 5872, además de competir en Le Mans, obtuvo la victoria de Bentley Speed ​​Six en 1930.

No obstante que el método de Walter Owen Bentley era aumentar la capacidad del motor, Birkin quedó impresionado por el sobrealimentador tipo Roots desarrollado por el ingeniero británico Amherst Villiers, que aumentó la potencia del motor 4½ de 130 hp a 240 hp. Así, el piloto decidió desarrollar cuatro automóviles bajo esta fórmula en sus talleres de Birkin & Co.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos