Prueba de Manejo

Volvo S60 2020 a prueba, el sedán premium más honesto y seguro que deberías considerar

Su propuesta lo convierten en una de las compras más inteligentes del mercado mexicano.

Volvo S60 2020 a prueba, el sedán premium más honesto y seguro que deberías considerar

Desde antes de que las SUV poblaran el mundo, Volvo ya era conocida por hacer los automóviles más seguros del mundo. Básicamente, su gama estaba repleta de sedanes y station wagons, cuyas formas cuadradas y simples, los hacían no sólo prácticos sino también fácilmente reconocibles. Tal vez, no lo sepas, pero esa es una de las razones por las que la mayoría de los autos en los ochentas eran así. 

No lo niegues, cuando piensas en un auto de la marca aún te imaginas esos autos cuadrados de la Serie 200, 850, y S70, que formaron parte de la época de oro de la marca allá por los hoy lejanos ochentas y noventas, antes de que pasara a manos de Ford. Periodo en el que irónicamente, perdió mucha de su identidad.

Hay que admitir que tras su rescate por Geely, el mayor acierto que han tenido los chinos, es que, si bien ellos aportan el capital, han sido lo suficientemente inteligentes para dejar que los ingenieros suecos hagan lo suyo. Con ello, no sólo Volvo recuperó su identidad, sino también su salud financiera.

Los primeros autos de la renovada Volvo fueron la nueva XC90 y el binomio S90/V90, sin embargo, a título personal, creo que el auto que aterriza mejor la fórmula donde se conjugan tradición, identidad y tecnología, es el nuevo S60 que justo tienes frente a tus ojos.

REVOLUCIÓN Y TRADICIÓN

El S60 original salió al mercado en el 2000, sucediendo al S70, y desde entonces han aparecido tres generaciones. El modelo que hoy nos atañe, debutó a nivel internacional el año pasado, y dentro de la historia de la marca, tiene la primicia de ser el primer Volvo fabricado en Estados Unidos, más en específico en la planta de Charleston, Carolina del Sur.

Estéticamente, el nuevo S60 sigue los mismos patrones de diseño vistos en los últimos lanzamientos de la marca como, parrilla de barras horizontales, así como los faros con la firma lumínica al estilo martillo de Thor. De hecho, para muchos luce como un mini S90 (que lamentablemente ya no está disponible en México), pero cuenta con algunas características que le dan una ligera diferenciación.

En este sentido podemos enlistar unas defensas (delantera y trasera) con un diseño ligeramente más agresivo, al mismo tiempo que los paneles de las puertas son distintos y por último la “T” de los faros más marcada. También los rines de 18 pulgadas de “corte diamante”, tienen un toque deportivo.

El resultado final, es un producto que sin caer en trazos dramáticos resulta muy atractivo a la vista. Sorprende la cantidad de personas que te voltean a ver y es algo hasta cierto punto no esperaba. Y es que, entre todos sus rivales, es probablemente el más se ha reusado a tomar elementos dramáticos o “estilo coupé”.

Al contrario, su apuesta, al diseño clásico de grandes superficies acristaladas, como auto de antes lo apartan del resto. Es un auto elegante, sobrio, pero al mismo tiempo es altamente atractivo, de eso no hay duda.

En el habitáculo continúa el diseño minimalista, donde los botones han sido prácticamente eliminados, siendo una enorme pantalla central táctil de 9 pulgadas, estilo tableta, que además de mostrar funciones y ajustes del vehículo, así como de las asistencias electrónicas, es totalmente compatible con Apple CarPlay, Android Auto. La ergonomía de los mandos, es un de los fuertes de este Volvo. Todo está a la mano.

Los materiales son de calidad a donde quiera que dirijamos la vista, pero sinceramente, la sensación de lujo transmitida está ligeramente por debajo de lo observado en, por ejemplo, un BMW Serie 3 o un Mercedes-Benz Clase C, pero lo es inobjetable es que es un automóvil premium.

Tal vez, a tema personal, nunca me han gustado los botones usados por Volvo para los elevavidrios, asimismo, la piel es ligeramente más dura a lo acostumbrado. De ahí en más, todo es muy bueno, sobre todo los insertos metalicos Iron Ore, que no sólo dan una sensación de lujo, sino también de robustez.

Como es de esperar, el equipamiento es basto y requeriría una larga lista para un detalle exhaustivo. Pero, entre lo más destacado, se encuentra el aire acondicionado bizona de calidad Clean Zone, apertura remota Keyless, así como un panel de instrumentos de 8”, aunque como opción se puede equipar uno de 12.3 pulgadas. De manera optativa, también se puede contar con sistema de navegación, audio Harman Kardon Premium e Intellisafe. Todos ellos, integrados en nuestra unidad de prueba.

Pero respecto la dotación de seguridad, es donde Volvo de nuevo se luce, al final del día, tiene gran reputación que respalda a la marca en este sentido. En este sentido, además de bolsas de aire, para conductor, pasajero, laterales y cortina, se puede mencionar el sistema de mantenimiento de carril, mitigación de salida de la carretera así como el frenado automático de emergencia que detecta peatones, ciclistas y animales grandes.

Tampoco hay que olvidarse del Pilot Assist, asistente de arranque en pendientes, cámara de reversa, city safety, control crucero, control de descenso en pendientes, anclaje para asientos infantiles ISOFIX, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, sensor de lluvia.

Además, también hay que considerar que al estar montado sobre la plataforma Scalable Product Architecture (SPA), cuenta una estructura fabricada con acero de alta densidad, lo cual, en conjunto con todas las ayudas antes mencionadas, le han permitido alcanzar las máximas calificaciones otorgadas tanto por el IIHS como por Euro NCAP.

Otra de las ventajas  de esta arquitectura, es que es modulable (básicamente toda la gama actual se monta sobre esta plataforma) y ligera. Este última característica fue fundamental para conseguir un desempeño dinámico muy interesante, el cual pasaremos a describir a continuación.

SIEMPRE VIAJANDO SEGUROS

Antes de avanzar, hay que hace un paréntesis para recapitular sobre sus características mecánicas, comenzando con el motor turbocargado, que es un cuatro cilindros de 2.0 litros capaz de entregar 254 Hp y 258 lb-pie de torque. Por su parte, la transmisión es una automática de 8 velocidades que traslada la potencia la potencia a las cuatro ruedas. Sí, como leíste este sedán es AWD.

Detrás del volante del S60, queda muy en claro, que es un modelo honesto con lo ofrecen el exterior. Y es que si bien, el motor permite rodar de forma alegre con mucho aplomo y seguridad, no es un “sport sedán”. Verás, lo interesante del S60, es su modularidad. Puedes rodar si gustas a 60 km/h y el auto no haré el mínimo intento por ir más allá de lo que desees, pero si por alguna razón necesitas todo el poder, el turbo despertará, pegándote al asiento, provocándote mariposas en el estómago, como turbo de los antes y eso es hasta cierto punto romántico. Sólo tengo que aclarar, que el retraso del turbo es mínimo.

Si bien, no pudimos explotar su capacidad en circuito, si tuvimos chance de manejarlo en una carretera despejada, donde en un pequeño momento de prueba para conocer su capacidad de aceleración prácticamente rozamos los 200 km/h, con total calma y tranquilidad. Nada mal si consideramos que la velocidad máxima de este sedán está cifrada en 240 kilómetros por hora. Lo sabemos su espíritu no es racing. Pero, nos hubiera gustado que contara con paletas detrás del volante. El único modo de “jugar” con las velocidades es con la palanca.  

Otra cosa que llamó mi atención es que, a causa de las formas simples de la carrocería, que dan paso a las grandes superficies acristaladas, tienes una gran visibilidad y sensación de espacio. Hace mucho tiempo que no conducía un auto que me transmitiera tanta seguridad en este sentido, nada voltear dos veces al retrovisor. Si manejaste alguna vez un sedán de la vieja escuela, sabrás a que me refiero. Aunque existen las ayudas electrónicas y cámaras, no hay nada que supere la seguridad que brinda el que tú mismo tengas todo el control sobre todo lo que vez.

Por cierto, hablando de tecnología, las asistencias, pueden calificar de intrusivas y hasta de un poco dramáticas. Todo el tiempo te están sobreprotegiendo. En este auto la prioridad es que todos viajen seguros, lo cual agradecerán aquellos que tengan una familia. El lado entusiasta tendrá su oportunidad con un Polestar.

Como es habitual en Autocosmos, nos dimos a la tarea de realizar nuestra respectiva prueba de combustible, de la que cuya mecánica debes estar familiarizado. De no ser así, te explico que lo que hacemos es cargar hasta el tope el auto, hacer nuestro recurrente recorrido combinado (ciudad/carretera) y regresar a cargar en la gasolinera donde partimos, incluso en la misma bomba. Al final, dividimos los kilómetros recorridos entre los litros requeridos. Así, sabemos cuál es el consumo en tráfico real.

En este caso, Volvo anuncia un consumo de combustible mixto de 11.9 km/l. En nuestro caso recorrimos 95.7 kilómetros para los cuáles fueron necesarios 8.60 litros de combustible. Al final, las matemáticas nos arrojan una eficiencia de combustible de ¡11.1 kilómetros!

Esto coloca al S60 como el automóvil con la cifra más próxima al consumo oficial de nuestros últimos 20 test de rendimiento. Muy bien. Cabe destacar, que la mayor parte del día viajamos con al aire acondicionado encendido y a velocidades de tráfico normales, tal como tu lo harías.

EL PREMIUM MÁS HONESTO Y RACIONAL

El Volvo S60 es un sedán premium cuya prioridad siempre será que los tripulantes viajen lo más seguro y cómodos posibles. Sin duda, prioriza el bienestar de la familia. Pero no por ello es lento o aburrido, sino que también permite rodara a velocidades altas con todo el control. También hay que considerar que la relación valor-precio-equipamento de la única versión Ignite T5 AWD, lo deja mejor parado que sus similares. Eso sí, también juega en su contra su limitadísima oferta. Entre sus rivales están el Audi A4, Mercedes-Benz Clase C, BMW Serie 3 y Jaguar XE. Pero todos ellos, recurren a la deportividad o al diseño extravagante como argumento de ventas.

Y es ahí, donde al desmarcarse a favor del raciocinio, practicidad y seguridad, este Volvo logra convertirse en una opción muy inteligente. Por cierto, el seguro anual de Volvo S60  con GNP Seguros es de $28,701.20 pesos. Cotiza aquí el seguro de tu auto, con cinco de las aseguradoras más importantes de México.

Esaú Ponce recomienda