Tecnología

La diferencia entre los asientos de movimiento y los asientos de masaje de un automóvil

Ambos están enfocados a reducir la fatiga de los pasajeros de un vehículo.

La diferencia entre los asientos de movimiento y los asientos de masaje de un automóvil

Aunque la industria automotriz está enfocada principalmente en el desarrollo de la movilidad eléctrica tecnologías que mejoren la conectividad de los conductores, no quiere decir que no se esté trabajando en otros elementos básicos del automóvil como lo son los asientos.

Si bien lo de hoy son las butacas con sistema de enfriamiento y calefacción, así como de masajes, el proveedor Comfort Motion Global ha ido más allá al desarrollar la tecnología Motion Seating, que evita la fatiga, reduce las molestias relacionadas con conducir con frecuencia o largas distancias y mejora el bienestar en general.

Tras varios años de pruebas biomecánicas e investigación médica, esta nueva tecnología de asientos de movimiento desarrollada por el Dr. Paul Phipps, un notable quiropráctico, eleva el confort de los pasajeros a través de microajustes automáticos. Este sistema, el primero de su clase, se puede programar en cualquier asiento con memoria y además puede activar cualquier otro sistema en el asiento, como soporte lumbar, almohadillas, calefacción y refrigeración, y funciones de masaje existentes.

La diferencia entre los asientos de movimiento y los asientos de masaje

De acuerdo con su creador, el Motion Seating es una tecnología proactiva, lo que significa que está diseñada para evitar la fatiga y reducir las molestias relacionadas con permanecer sentado. Este sistema, controlable por el usuario a través de la pantalla táctil del vehículo, es una solución de software flexible donde el respaldo del asiento y el cojín inferior se microajustan con el tiempo a lo largo de la conducción.

Estos ajustes redistribuyen colectivamente el peso del ocupante en el asiento, transfiriendo continuamente tensiones de compresión y corte a tejidos nuevos y diferentes. Con cada movimiento pequeño, se transfiere la carga de trabajo en la columna vertebral y los músculos de soporte a una nueva área, esto con el objetivo de repartir el trabajo. Esto permite que ocurran los ciclos naturales de recuperación de tejido, mejorando la circulación y disminuyendo la fatiga y la incomodidad.

En cambio, los asientos de masaje tradicionales son reactivos, lo que significa que trata el dolor como resultado de sentarse en una posición estática. Esta tecnología de masaje también requiere hardware adicional, como rodillos mecánicos y bolsos neumáticos, mientras que nunca aborda la fuente del dolor, que se relaciona con permanecer en una posición estática.

Ante los beneficios que ofrece la tecnología Motion Seating, Mercedes-Benz decidió adaptar esta clase de asientos, bajo la marca Energizing Seat Kinetics, inicialmente en el GLE, GLS, Clase A y Clase B.

Este sistema es altamente personalizable por cada fabricante de automóviles y permite refinar la tecnología en función de su propio sentido del mercado y las necesidades y deseos del cliente.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos