Prueba de Manejo

Mercedes-Benz EQC 2019, primer contacto desde Frankfurt

Manejamos el primer vehículos eléctrico de la marca.

Mercedes-Benz EQC 2019, primer contacto desde Frankfurt

Pocos vehículos hoy en día me llegan a sorprender tanto por tecnología como por el desempeño que ofrecen y de esos escasos, es la EQC, el primer vehículo 100% eléctrico de la firma de Stuttgart y que sabiendo que las camionetas están de moda, empleo dicha carrocería para llegar al gusto de muchos compradores. Asimismo es el puntero de 10 modelos eléctricos, que Mercedes-Benz estará presentando hasta el 2022.  

Aprovechando que viajamos a Frankfurt para conocer la nueva gama de modelos híbridos de Mercedes-Benz, la vimos dentro de toda la flotilla y no dudamos ni tantito en ponerle las manos, a continuación te damos nuestra impresión de manejo, no sin antes darte los pormenores que tienes que saber de esta camioneta, que se presentó como prototipo en el salón de París de 2016 y que vio la luz como modelo de producción en 2018 en el mismo autoshow.

Sobre el aspecto técnico-mecánico

La Mercedes-Benz EQC, está basada sobre la plataforma de la conocida GLC, emplea dos motores eléctricos uno por cada eje, por lo que cuenta con un sistema de tracción integral (4MATIC). Sin embargo, la mayoría del tiempo se mueve sólo empleando la tracción delantera (por temas de ahorro de energía), pero si se requiere de un mayor empuje el propulsor trasero se activa. La energía que entregan ambas máquinas es de 402 caballos y 561 Lb-pie de par. 

Con lo anterior tenemos que alcanza los 100 Km/h en 5.1 segundos y la velocidad tope es de 180 Km/h (la cual es limitada electrónicamente). Respecto a la autonomía puede circular hasta 470 Km con una sola carga.

La EQC se alimenta de un paquete de baterias de iones de litio de 80 kWh, que se pueden cargar hasta el 80% en 40 minutos con una toma de corriente directa. Igualmente, si se desea ayudar a que la batería mantenga un nivel de carga óptimo durante el viaje, cuenta con paletas en el volante para seleccionar el nivel de regeneración de energía por medio de los frenos. 

En cuanto al tamaño y capacidad, tiene una longitud de 4.7 metros, la capacidad de la cajuela es de 500 litros, mientras que puede llevar hasta cinco ocupantes.

Equipamiento

La Mercedes-Benz EQC posee todo para viajar cómodamente como cualquier SUV de lujo. Sin embargo sobresale el empleo de dos pantallas de 10.25”, una para la instrumentación y otra para el sistema de infoentretenimiento, que dicho sea de paso, posee el Mercedes-Benz User Experiencie (MBUX) un asistente inteligente controlado por comandos de voz que responde a la orden de “Hey Mercedes”. Dicho dispositivo despliega la información de la carga de la batería, así como el consumo de energía, la cámara 360º y el navegador que además de darte la ruta en realidad de aumentada, te incluye estaciones de carga cercanas.

Para protección de los ocupantes cuenta con asistente de mantenimiento de carril, manejo semiautónomo, control de crucero activo y frenado automático de emergencia.

Manejando la EQC

Una vez abordo de esta camioneta, la primera de muchos modelos eléctricos, percibes un consola central única, con el ADN característico de la marca pero diferente a otros modelos de la gama alemana. Ésta emplea materiales de aluminio, piel y acabado piano.

Una vez que la enciendes (más bien la prendes, ya no aplica el término pero bueno, costumbre coloquial) y comienzas el viaje, la sensación de manejo es suave, callada, sólo se escucha el ruido del rodamiento. Luego deseas descubrir qué esconde bajo el cofre y presionas el acelerador, uuuffff, (lo siento por la expresión) pero arranca que se la lleva el demonio, ese torque de 561 Lb-pie se sienten al máximo pegándote al asiento -no por nada hace el 0-100 en 5.1 segundos.  

Si bien cuenta con cuatro modos de manejo: individual, Eco, Comfort y Sport, nosotros dejamos éste último para divertinos a gusto sin importarnos por el momento la autonomía (en su momento cuando esté en México y esperamos así sea te daremos el dato real), pero mientras tanto la manejamos en una distancia corta, por arriba de los 20 Km.

En otros apartados tenemos que no se siente pesada, al contrario es ágil, rápida y muy balanceada, gracias a la distribución de peso 50-50 (por los motores en cada en eje, entre otras cosas). La ejecución de la suspensión es exacta absorbe bien las imperfecciones del camino (que bueno en los caminos alemanes esto es un chiste ;P). Por su parte la dirección transmite a la perfección lo que sucede en el eje delantero y no se siente falsa, los frenos son responsivos trabajan al toque del pedal.

¿Qué opinamos?

Pues no hay mucho que decir, pues sí leiste bien nos gustó mucho la Mercedes-Benz EQC, es un producto bien hecho, bien pensado, con tecnología de primera y se maneja de maravilla. Mira que las SUVs no son de mi gusto, pero ésta me encantó, por lo que pasa a mi lista de preferidos.

Jorge Blancarte recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos