Motos

¿Te compraste una moto? Te decimos el equipo de seguridad básico que debes usar

El equiparte bien marca la diferencia entre salir solo con un golpe y llorar por tu moto, a que salgas malherido.

¿Te compraste una moto? Te decimos el equipo de seguridad básico que debes usar

El equipo de seguridad es, o al menos debería ser un punto prioritario para el usuario, y es que por lo regular existen dos grandes errores, el primero es destinar el dinero para la compra de la moto y sus respectivos permisos y luego comprar cualquier casco, o de plano tener mucho dinero y comprar lo más caro que venden y que además está de moda, ambos extremos están mal, primero debemos fijarnos en nuestras necesidades de uso e incluso si saldremos a carretera o no. Para ello, te dejamos estos consejos.

El casco

Un punto siempre polémico que algunas personas no quieren, pero obviamente es necesario, de entrada queremos decirte que se olviden de esos “quitamultas”, sí, esos que parecen bacinicas y solo cubren la parte superior de la cabeza, esas cosas NO sirven ya que exponen la cara y nuca.

Si no te gusta estar tan encerrado en tu casco existen los de tipo modular, es decir que la parte frontal se abate, y esto es muy cómodo para la gente que usa lentes. Pero al igual que los cascos integrales (los mejores) todo dependerá de la calidad e incluso marca, es de suma importancia que tengan las certificaciones D.O.T. o SNELL, que aseguran rigidez estructural ante impactos. Los precios en general van desde los $4,000 a los $20,000 pesos, depende del material, y sí, hay más baratos que ni llegan a los mil pesos, pero aquí les deo esta pregunta sobre la mesa, ¿cuál es el valor de tus ideas?, así que inviértele a tu cerebro.

En el mercado existen marcas de cascos que dejan al descubierto la cara, estos son del tipo clásico, pero si te interesa uno de esos (que también son muy caros) piensa en que a velocidad una gota de agua o una mosca pegando en tu mejilla duele, y si tienes una caída la cara está expuesta, ahí te lo dejamos de tarea.

La chamarra

La moda motera ha cambiado mucho, antes solo había grandes y pesadas chamarras de cuero que si te llovía era como traer una lápida puesta. Hoy, hay nuevos materiales como el Mesh que es una fibra antiabrasiva con protecciones en codos, hombros, espalda y pecho. Además tenemos chamarras casi de vestir pero con telas resistentes y con protección, esto para no parecer repartidor, y de paso en algunos casos son contra agua. El mercado de Chamarras en realmente grande igual que los precios, pero si le buscas encuentras buenas cosas por unos $4,000 pesos.

Una opción más accesible es usar una armadura, que es como una red que tiene pegadas las protecciones y queda justa, y arriba de ella puedes ponerte tu ropa normal, hay que ser sinceros en ambos casos las cosas funcionan si caes y te arrastras, o golpeas a baja velocidad algo, porque si es un golpe contundente habrá daño, recuera lo que mata no es la bala sino la velocidad.

Los guantes

Los que te tejió tu abuelita o esos de cuero tipo golpeador italiano no sirven, punto. En el mercado ya existne una gran variedad ya sea para un uso citadino o de viaje, lo primeros suelen ser cortos, llegan a la muñeca y son de material resistente, con protecciones en la palma, nudillos y falanges, mientras que los de carretera son un poco más largos y dan soporte a la muñeca, además de ser más sólidos. Aquí de nuevo, también las nuevas modas hipster han proliferado guantes de cuero, pero sin protecciones, sin duda pueden servir en un momento de abrasión pero para los golpes no tanto. Además en un viaje por carretera ir sin guantes además de ser irresponsable es doloroso ya que una piedrita o bicho en los nudillos duele. Los precios  pueden ir de los $2,000 hasta los $10,000 pesos.

El pantalón

Este punto es muy similar a las chamarras, atrás quedaron esos pesados pedazos de pobre vaca, hoy tenemos nuevos materiales, ligeros o con doble forro dependiendo del clima, obviamente cuentan con protección en rodillas y cadera además en su mayoría son impermeables. También ya contamos con moda de mezclilla igual con partes contra impacto y se ven como unos jeans normales, vamos que hay para todos los gustos, así que no hay pretexto.

Las botas

Olvida las botas gigantes, hoy incluso hay calzado casual hecho para las motocicletas, este cuenta con una zona del tobillo rígida al igual que el resto de la construcción, pero sin llegar a ser incómodo, además de estar protegido en la parte del empeine izquierdo para los cambios y sí, son impermeables ya que es una verdadera patada traer los pies mojados al manejar motocicleta.

Los extras

Todo lo anterior es por así decirlo lo indispensable, pero hoy contamos con nuevos elementos nacidos en el mundo de las carreras como los chalecos o chamarras con dispositivos inflables que fungen como una bolsa de aire y por lo regular son reutilizables. Estos son por ejemplo una chamarra normal con un forro especial con un pequeño tanque de CO2, que infla en milisegundos, la prenda y cubre desde el coxis hasta el cuello. El funcionamiento es simple, el pequeño tanque de CO2 tiene un gatillo enganchado al chasis de la moto por medio de cable, que al ser arrancado (en un accidente) se infla, y solo basta con cambiar el cartucho y como si nada.

Es importante destacar que tienes que saber tus necesidades, es decir si lo tuyo será de viaje usa ropa impermeable y fresca con protecciones adecuadas, mientras que en ciudad pues estar más ligero pero igualmente protegido, y claro si andas en la noche hazte visible con elementos reflejantes.

 

BdeBaca recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos