Novedades

BMW X1 2020 progresa en imagen y desempeño

Este SUV fue sometido a una operación para mejorar su segunda generación que vio la luz en 2015.

BMW X1 2020 progresa en imagen y desempeño

A unos días de dar a conocer las renovaciones a las que fue sometido el Serie 1, ahora BMW presenta la actualización a la fue sometido el X1.

Aunque se trata de solamente un facelift de la segunda generación (F48) del miembro más pequeño de la familia X, este SUV luce más atractivo y deportivo gracias a una serie de adecuaciones estéticas.

Como suele suceder en estos tratamientos de medio ciclo de vida, los elementos que fueron rediseñados del X1 son los grupos ópticos delanteros y traseros de LED, las fascias con tomas de aire más grandes y la parrilla, que ahora es de mayor tamaño. Otra novedad se encuentra el espejo lateral izquierdo, que proyecta con LED de dos tonos la imagen “X1” cuando se quitan los seguros del vehículo.

Específicamente, la parte posterior del X1 presenta nuevos rasgos de estilo. Por ejemplo, ahora la inserción en el faldón posterior adopta el color de la carrocería. Esta nueva característica se incluye de serie y confiere a la zaga del SUV un mayor porte.

A cada versión, xLine, Sport y M Sport, se le ha dado una presencia visual propia. En el caso de la versión M Sport, el X1 adopta una presencia particularmente deportiva, en parte por la suspensión rebajada M Sport, por las molduras High-gloss Shadow Line y por el paquete aerodinámico M.

Esta operación estética también abarca el rediseño de los rines y la integración de tres nuevos tonos a la paleta de colores de la carrocería (Jucaro Beige metalizado, Misano Blue metalizado -específico para la versión M Sport- y Storm Bay metalizado).

De la mano de estas renovaciones hechas en el exterior del X1, el interior también tiene una serie de mejoras visuales, tal es el caso de las costuras de contraste -disponibles en las verisones xLine, Sport y M Sport- en la tapicería que ahora tiene tres nuevas variantes.

En cuestión tecnológica, el upgrade viene en el sistema de información y entretenimiento que de serie equipa una pantalla de 6,5 pulgadas. Si se solicita el sistema de navegación, la pantalla puede ser bien de 8.8 pulgadas o bien la nueva pantalla de 10.25 pulgadas. Este último sistema se puede controlar mediante el controlador BMW iDrive, por voz o de manera táctil.

Esta evolución del BMW X1 no se limita a lo digital; su interior también se puede adaptar a diferentes necesidades. Para una mayor versatilidad, el asiento trasero se puede abatir en tres secciones (40:20:40) y, opcionalmente, tener un desplazamiento longitudinal de hasta 13 cm. Asimismo, por un costo extra está disponible el portón trasero con apertura automática o el sistema que permite abrir y cerrarlo sin usar las manos.

Conforme a su andar, la versión que más interesa en el cono norte de América es el BMW X1 xDrive25i que dispone de 228 hp y 258 libras-pie de torque por medio de un motor cuatro cilindros turbo de 2.0 litros y una transmisión Steptronic de ocho velocidades. Este poder llevado al máximo permite que tenga una aceleración de 0 a 100 km/h en 6.5 segundos. 

Una de las novdades para el mercado europeo además del uso del motor de tres cilindros, es la variante hybrid plug-in. Denominada como X1 xDrive25e, esta versión conjuga un motor TwinPower Turbo de 123 hp y 162 libras-pie de torque, y un motor eléctrico de 94 hp y 122 libras-pie de torque. Al ser un híbrido de modalidad plug-in, el SUV puede recorrer cerca de 50 km en modo eléctrico.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos