Industria

Por qué la guerra comercial de Trump en la industria automotriz puede dañar la economía mundial

Todo esto pinta un panorama incierto para las potencias mundiales.

Por qué la guerra comercial de Trump en la industria automotriz puede dañar la economía mundial

A causa de promover la producción interna de automóviles, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha provocado una guerra comercial representan una seria amenaza para economía mundial.

Cualquiera que sea el escenario, los principales afectados son los consumidores, pues las tarifas arancelarias se verán reflejadas de inmediato en el precio de los automóviles.

Bajo este panorama, los países más expuestos a estos aranceles son México y Canadá, seguidos de Alemania , Japón y Corea del Sur. Pero además estas naciones, China ha intensificado la guerra con un anuncio sobre los aranceles de Estados Unidos a automóviles importados, incluidos los vehículos ligeros y las piezas de automóviles, lo que confirma que el Presidente impondrá aranceles más altos en las importaciones. Con esta medida, la administración de Trump elevará los aranceles del actual 2.5 por ciento hasta un 25 por ciento en algún momento durante los próximos seis meses.

En el primer trimestre de 2018, Estados Unidos aplicó impuestos a todas las importaciones de aluminio y acero. Posterior a ello, se desató una guerra comercial entre Estados Unidos y China y desde entonces, lejos calmarse se ha intensificado.

Ahora se confirma que Estados Unidos impondrá impuestos más altos a los automóviles y sus partes; los detalles se desarrollarán en los próximos seis meses. Esta información presenta un marco para evaluar cómo es probable que las tarifas de automóviles se propaguen a través de la industria automotriz de Estados Unidos.

Con todo esto que está pasando, un análisis concluyó que la investigación y el desarrollo automotriz son críticos para la seguridad nacional de Estados Unidos. Igualmente, confirmó que los productores de automóviles de propiedad extranjera tienen una ventaja competitiva sobre los productores estadounidenses. Así que para mejorar la competitividad doméstica, las importaciones de automóviles y partes de automóviles de Estados Unidos deben reducirse.

Ante esta situación, el Presidente de Estados Unidos ha ordenado al Representante de Comercio que negocie acuerdos con socios comerciales, destacando a la Unión Europea, Japón , sugiriendo que las excepciones pueden estar disponibles para Canadá, México y Corea del Norte .

Cada quien tiene sus argumentos en esta guerra comercial 

El mercado automotor representa el 3.5 por ciento del PIB de Estados Unidos; 2 por ciento del empleo; y 15 por ciento de las importaciones totales.

Cada año, Estados Unidos importan $300 mil millones de dólares en automóviles y piezas.

Tres de las cuatro economías más grandes (Estados Unidos, Japón y Alemania) están en riesgo y pueden tomar represalias.

Los aranceles aplicables a las piezas de automóviles, como los neumáticos y motores, afectarán a los países que exportadores a Estados Unidos.

Estados Unidos depende en gran medida de las importaciones para satisfacer la demanda de automóviles

Ha habido una brecha considerable entre la cantidad de autos vendidos en Estados Unidos y la cantidad de autos producidos en el país. Este vacío es llenado por los autos importados y es un reflejo del hecho de que los fabricantes de automóviles estadounidenses no pueden hacer automóviles los suficientemente rentables en Estados Unidos para satisfacer la demanda de los consumidores locales, por lo que algunos fabricantes de automóviles han trasladado la producción a México.

Aparte de esto, algunos consumidores estadounidenses simplemente prefieren las marcas de automóviles extranjeras. En 2018, las ventas de automóviles se situaron en 17.2 millones de unidades, en relación con la producción nacional de 11.8 millones de unidades. Dado que algunos automóviles producidos en Estados Unidos se exportan, se estima que Estados Unidos importó 6.4 millones de unidades de automóviles en 2018.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos