Novedades

Aston Martin DBS 59 by Q 2020, inspirado en una victoria histórica en Le Mans

La marca británica lanza una edición que conmemora su victoria en las 24 Horas de Le Mans de 1959.

Aston Martin DBS 59 by Q 2020, inspirado en una victoria histórica en Le Mans

Diseñado por la división de personalización Q y con el espectacular DBS Superleggera como base, Aston Martin presenta una edición especial que homenajea el 1-2 conseguido por el fantástico DBR1 en Le Mans hace 60 años, con Roy Salvadori y Caroll Shelby al mando del fenomenal auto.

DBS 59 by Q se llama esta versión tan exclusiva del deportivo, que sólo se producirán 24 unidades, una por cada hora de la mítica carrera de resistencia. Fue una petición especial del concesionario de la marca en Cambridge (Inglaterra), por lo que sólo se comercializará en dicho local, aunque acepta pedidos de todo el mundo.

Como se trata de un homenaje al DBR1, Aston Martin pinta este auto con el verde característico de los deportivos británicos de la época, y lo combina con muchos elementos de fibra de carbono y otros en color bronce, como el logo Superleggera, la parrilla frontal, los calipers de freno y las llantas de 21”.

Por supuesto que cada unidad lleva impreso su número de serie, pero además, Aston Martin incluyó en el alerón posterior la inscripción de los números de motor y chasis del DBR1 que triunfó en Le Mans en 1959.

En el habitáculo, Q by Aston Martin recreó los materiales y texturas usados en los asientos del deportivo de hace 60 años. Este tapiz en marrón claro se replica también en puertas, combinado con varios elementos de bronce, incluyendo las paletas para los cambios en el volante y los logos conmemorativos.

Como accesorios exclusivos incluidos con el auto están las réplicas del casco del 1959, el traje de carreras azul y los guantes que utilizó Carrol Shelby.

Mecánicamente no hay cambios respecto del DBS Superleggera lanzado en 2018, y que monta un V12 de 5.2 litros biturbo, que eroga 725 Hp, asociado a una caja automática ZF de ocho velocidades que manda el par al eje posterior. El GT de Aston Martin puede hacer el 0 a 100 km/h en 3.4 segundos y alcanzar 340 km/h.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos