Yamaha R3 2019, con aires de superdeportiva
23/10/2018 Tiempo de Motos

Yamaha R3 2019, con aires de superdeportiva

Ahora posee una aerodinámica mejorada.

Hace ya veinte años que Yamaha revolucionó el segmento de las superdeportivas con en lanzamiento de la R1, una moto que desde un principio se convirtió en sinónimo de velocidad y desempeño; básicamente en una moto de carreras para la calle. Ahora, a dos décadas de distancia, la familia R de Yamaha comprende cuatro modelos y hoy les vamos a platicar de la mayor de las menores, la Yamaha R3 2019.

En 2015, la gama de superdeportivas de Iwata sumó a sus filas la primera generación de la moto que hoy nos compete, la Yamaha R3 2019. Desde un principio, quedó claro que se trataba de un buen primer escalón para quien pretendiera subirse en algún momento a motos más serias -la seiscientos o la de litro-, o por lo menos, te hacía sentir más cerca de estas últimas (de ilusión también se vive).

Lo cierto es que, con cuatro años de edad, la Yamaha R3 2019 presenta un nuevo diseño que la acerca más al de la YZR-M1 con la que la firma japonesa compite en MotoGP, así como tecnología que incrementa el rendimiento y una ergonomía mejorada. De hecho, según Yamaha, la velocidad punta aumentó 8 km/h gracias a que la resistencia aerodinámica se redujo en un 7%. Además, la toma central en el carenado -al estilo de la YZR-M1- suministra un flujo de aire directo al radiador, lo que favorece la refrigeración del motor.

Mismo Motor

Una zona donde se notan claros cambios es en el tanque, un poco más bajo y alargado, así como en la posición de los semimanillares, que ahora van 22mm más abajo. Esto te da una posición de manejo más agresiva, excelente a la hora de atacar curvas, pero sin duda te pasará factura en el día a día.

El motor es el mismo bicilíndrico de 321 cc que conocemos con cuatro válvulas por cilindro y refrigeración por líquido, con 42 hp a 10,750 rpm y 19.6 lb-pie de torque a 9,000 rpm. En otras palabras, no le hicieron ningún cambio, algo que se antoja arriesgado ante la llegada de competidoras como la Kawasaki Ninja 400.

Cambia la parte del ciclo

El bastidor es un tubular de acero que utiliza el motor como elemento estructural de tensión, lo cual ayuda a mantener bajo el peso sin afectar la rigidez. El basculante tiene un diseño asimétrico que, según Yamaha, garantiza una eficiente transmisión de la potencia a la rueda trasera y ofrece una excelente estabilidad en rectas.

En la suspensión es donde encontramos las mayores novedades, pues en el frente estrena horquillas invertidas KYB de 37 mm y una tija con cabeza de aluminio, que prometen mejores sensaciones y desempeño en curvas; mientras que para el eje trasero encontramos un amortiguador KYB con ajuste en precarga. Los frenos de la Yamaha R3 2019 están conformados por un de disco delantero de 298 mm y uno trasero de 220mm; además está disponible un sistema ABS como opción.

Otra novedad en la Yamaha R3 2019 es que el panel de instrumentos ahora es totalmente digital con un tacómetro de barra en la parte superior con la zona roja en las 14,500 mil vueltas, velocímetro, termómetro, nivel de combustible, computadora de viaje, etc.

Según el comunicado de prensa y las fotos a las que tuvimos acceso, la Yamaha R3 2019 estará disponible en azul y negro; pero en el sitio de Yamaha Estados Unidos la vimos también en blanco con vivos en rojo. No han dicho ni pío respecto al precio, pero no debe estar tan lejano a los 125,000 del modelo 2018.

¿Qué opinas? Cuéntanos