Autos clásicos

La Carrera Panamericana presenta el libro celebrando su 30 aniversario

"The Ultimate Road Race" es el título de esta obra que narra la emblemática -y peligrosa- competencia sobre carretera

La Carrera Panamericana presenta el libro celebrando su 30 aniversario

La Carrera Panamericana México cumple 30 años ininterrumpidos de celebrarse por las carreteras de nuestro país.

Antes de hablar del libro, hagamos un poco de historia de los orígenes de esta espectacular competencia -ahora de autos clásicos.

 

En el inicio de la década de los cincuenta, específicamente en 1950 se lleva a cabo, por iniciativa presidencial, una carrera de autos que recorría la totalidad de la carretera Panamericana, bajo el lema “México Cumple" pues se había terminado el tramo concerniente a nuestro país para unir al continente americano, desde Tierra del Fuego en Argentina, hasta la Bahía Prudhoe en Alazska. La primera edición recorrió la nueva carretera de norte a sur, es decir, de Ciudad Juárez, Chihuahua, a El Ocotal en Chiapas, y las siguientes cuatro ediciones se celebraron en sentido inverso, esto es de Chiapas a Chihuahua.

Dicha competencia se llevó a cabo durante cinco años consecutivos, siendo cancelada indefinidamente en 1954.

 

La nueva era

En 1988, un par de entusiastas llamados Eduardo León y Pedro Dávila deciden revivir la Carrera Panamericana variando un poco el formato de la justa celebrada en los cincuenta, y crean una ruta similar pero bajo el formato de Rally, que consiste en etapas cronometradas, de velocidad pura, cerradas al tráfico de autos y en trayectos de enlace en donde los competidores circulan dentro de los límites de velocidad que marquen las autoridades.

De inmediato, el renacimiento de la Carrera Panamericana mostró interés del público y de muchos pilotos nacionales, y con el paso del tiempo la fama de la “Pana” -como todos empezamos a llamar a esta carrera- traspasó fronteras y pronto se empezaron a leer en la lista de participantes nombres de expilotos de Fórmula Uno, como Érik Comas ganador de la edición de 2016 y de campeones mundiales del WRC como Stig Blomquist, que triunfó en la edición del 2009, amén de aristócratas y rockstars, además de importantes empresarios que año tras año descubrían la experiencia y se aventuraban a vivirla.

La “Pana” no es para todo el mundo, para competir en las principales categorías hay que hacerlo con un vehículo cuya manufactura sea hasta 1954, emulando los últimos autos que participaron en la primera etapa de los años cincuenta. Al decir modelo 1954 como máximo no quiere decir que los autos no puedan tener modificaciones para aumentar su desempeño y evidentemente las medidas de seguridad de los autos de competencia son de la era moderna, así pues tenemos bellos clásicos, con prestaciones y desempeños similares a los autos modernos. Capaces de surcar las sinuosas carreteras a ritmos de velocidad que harían palidecer a un Campeón Mundial de Rallies. Es muy demandante para las tripulaciones y el vehículo, que debe estar magníficamente preparado para resistir una travesía de siete días por México, con carreteras exigentes -cerradas al tránsito- y que deben ser recorridas a toda velocidad. Como mero dato cultural hay otras categorías que compiten en "La Pana" que permiten autos posteriores a 1954.

"La Nueva Carrera Panamericana jamás de visualizó como un negocio, se consideró una simple aventura que tal vez pudiera funcionar. La presencia de autos panamericanos determinó un claro interés de los futuros participantes por revivir el gran evento", comentó Eduardo León, Presidente Honorario de La Carrera Panamericana, durante la presentación de este libro en el marco del Salón Retromobile en París a inicios del 2018.

El segundo capítulo del libro, nos cuenta lo que pasó en 1989, La segunda carrera, y la segunda Victoria Mexicana” y que reseña como Guillermo Rojas Sr., una leyenda del automovilismo nacional conquistó el título de esta segunda edición. Además de que tuvo un empuje extra por los amantes del rock, gracias a la presencia de Nick Mason y David Gilmor, integrantes de la legendaria banda Pink Floyd.

“Otro capitulo muy interesante es cuando se narra La Carrera de 1994 cuando sorprende la participación de Clay Regazzoni, expiloto de Formula 1 con la escudería Ferrari se presentó a participar este año luego del accidente en el GP de Long Beach de 1980, el cual lo dejó en silla de ruedas. Con esta pasión e ímpetu quedo entre los principales lugares de la competencia.

Desde 1988 a 2017 la “Pana” ha tenido 17 ganadores de distintas nacionalidades, siendo el francés Pierre de Thoisy el rey absoluto de la Carrera Panamericana, pues la ha ganado en seis ocasiones, cinco de forma consecutiva, le siguen los pilotos mexicanos Carlos Anaya y Gabriel Pérez que la han ganado en tres ocasiones cada uno. El podio ha sido alcanzado por siete mexicanos, y si quieres saber de quien se trata, pues tendrás que comprar el libro y ahí enterarte en este gran compendio titulado “La Carrera Panamericana The Ultimate Road Race” que tiene una medida de 34.5 x 23 cms que cuenta con casi 200 páginas y todo el material fue recabado de los archivos históricos de La Carrera Panamericana y de varios autores que dieron a conocer sus vivencias y conocimientos, además de consultar varias bibliografías. El recorrido fotográfico del libro se logró gracias al apoyo de 17 fotógrafos expertos que han participado a lo largo de los años y seleccionaron su mejor material.

El libro estará a la venta únicamente por internet, si te interesa conocerlo contacta a la gente de la Carrera Panamericana en su página web: www.lacarrerapanamericana.com.mx o en sus redes sociales.

 

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos