Novedades

¿Cómo fue creado el SEAT Arona?

Platicamos sobre la concepción del nuevo SUV con el director de diseño de la marca.

¿Cómo fue creado el SEAT Arona?

SEAT Arona es el nuevo SUV pequeño de la firma española que está construido sobre la plataforma MQB, recién arribo a nuestro país y ya lo probamos, pero curiosos por saber más acerca de este nuevo vehículo de SEAT, platicamos con el director de diseño de la misma Alejandro Mesonero y esto es lo que descubrimos.

El estudio de mercado y el proceso creativo

Al momento de crear un vehículo diversos factores se toman en cuenta, el primero es el racional, donde se hace un análisis de cómo está la gama, qué tipo de productos se puede ofrecer considerando la viabilidad técnica como económica. Asimismo, se estudian los diferentes segmentos donde se pueda tener suficiente volumen para permitir inversiones fuertes y donde podamos involucrar los valores de la marca. Al final tomando esto en cuenta, a través de un proceso creativo como de intuición, que es propio de los diseñadores, les permite proyectarse hacia el futuro, comprometer sus sentimientos y al final tener una visión de qué se quiere diseñar.

Se descubrió que se debía crear un vehículo que viniera a situarse entre un Ibiza y un Ateca, que tuviera un rasgo de personalización, pues es una tendencia muy fuerte que existe en los clientes y que requiere poder crear un coche acorde con su visión de la vida, de sus necesidades como gustos. De ahí fue, que a finales de 2013 hasta fines de 2014, los diseñadores trabajaron arduamente en diversas ideas, de las cuales se eligió una, que se convirtiera en el SEAT Arona.

Al momento de concepción del Arona, los diseñadores se dieron cuenta que tenían que crear un auto que no sólo sedujera un público joven, sino también a clientes de espíritu joven pero no de edad. Por ejemplo, una persona de 65 años ya jubilada que busca dejar los vehículos grandes, por uno más pequeño, más original, lleno de emoción e ideal para la ciudad, donde tuviera una posición de manejo alta y que al mismo tiempo le permitiera ver el tráfico.  Eso debía tenerlo Arona.

Del papel a la realidad

Una vez identificado el target y el tipo de vehículo, los diseñadores se enfocaron en crear trazos que tuvieran carácter pero que al mismo tiempo atrajeran la atención del ojo, considerando la idea de la personalización hicieron la separación de colores de la carrocería, lo que le dio una arquitectura visual diferente, nueva y fresca. Esta misma fórmula se aplicó al interior, donde aparte de lucir realmente atractivo, te da la sensación de que el auto te abraza.

Una vez plasmado todo lo anterior en el dibujo, se pasó al diseño por computadora, donde el bosquejo se transforma en un boceto de tres dimensiones, ahí la matemática permite comunicarse con la ingeniería de manera muy eficaz y proactiva, quien define después de un arduo trabajo de meses con otras áreas como la financiera, legislativa, etc. dimensionar el tamaño del proyecto para llevarlo a la realidad.

Aprobado y todos en sintonía, los diseñadores pasaron entonces al plano físico creando modelos de arcilla, a tamaño real. De ahí se afinaron detalles, se depuró las formas del coche a mano y al final se congeló el diseño, el cual se digitalizó para volver a la matemática de la computadora y de ahí se crearon los moldes para fabricar el SEAT Arona que actualmente conocemos.

¿Qué tal? increíble la concepción del Arona, pues si deseas saber más de éste SUV te dejamos todos los datos del lanzamiento en nuestro país y por supuesto de nuestra a prueba en las ligas de abajo.

SEAT Arona - La SUV más guay

Jorge Blancarte recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos