Toyota C-HR 2018, primer contacto en México
20/03/2018 Reportes de Manejo

Toyota C-HR 2018, primer contacto en México

Convivimos con ella casi 400 Km.

Hace aproxidamente dos meses Toyota nos develó el nuevo C-HR, una nueva SUV subcompacta que viene a competir directamente contra Honda HR-V, Mazda CX-3, Chevrolet Trax entre muchas otras más.
 
La C-HR es construida en Turquía bajo la nueva plataforma de la firma nipona conocida como TNGA y sus siglas significan Compact High Rider. Ya se han vendido más de 550 unidades, ahora tuvimos la oportunidad de tener nuestro primer acercamiento con la misma, la conocimos a detalle conviviendo con ella y manejándola casi 400 Km en las carreteras del estado de Quintana Roo.
 
El look exterior
 
De entrada podemos decirte que el diseño es realmente atractivo y muy moderno, enfrente encuentras el logo en cromo de la marca flanqueada por dos enormes faros alargados. Vista de atrás nos llama la atención el atrevido diseño con líneas bien marcadas y ostentosas, aparecen las calaveras en forma de C, el alerón así como la elevada fascia. En los laterales tenemos unos útiles rines de 17”.
 
El interior lo mejor
 
Si hay algo que nos gustó mucho de esta camioneta es el increíble diseño interior, es realmente bonito. La calidad de materiales es genial, pues la piel sintética en la parte alta de la consola central, en volante como palanca de velocidades se siente de maravilla, es muy suave. Por su parte los plásticos, sí son duros, pero nada brillosos y tersos al tacto, la combinación del acabado piano en la parte central de la consola le da un apariencia muy agradable. 
 
En general, cuando te subas a la C-HR te vas acordar de nosotros y vas percibir lo bien hecha que está, te vas a percatar de la calidad de insonorización como ensamble.
 
Lo más importante que trae
 
De lado del equipamiento destacan la apertura como el encendido presencial, clima automático, freno electrónico, sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 7”, trae radio, BT, entrada USB y algo que nos queda a deber es Android Auto como Apple Carplay, así como una cámara de reversa o sensores de estacionamiento.
 
Para impulsar la Toyota C-HR, se cuenta con una máquina de 2.0L de cuatro cilindros con 148 Hp y 142 Lb-pie de torque. La transmisión es automática CVT con modo manual que simula la acción de siete velocidades. 
 
Respecto a seguridad sobresalen: siete bolsas de aire, control de tracción como estabilidad, ABS, asistente en pendientes y distribución electrónica de frenado.
 
La primer impresión al volante
 
Bueno hasta aquí todo lo más importante que nos ofrece la nueva SUV de Toyota, ahora pasemos a ver la impresión de manejo.
 
A lo largo de casi 400 Km de recorrido nos percatamos de lo bien que se desempeña la C-HR en todos los sentidos. Primero tenemos que la potencia como la entrega de par es muy buena (quizá esto cambié a la altura de la CDMX) pero ahorita de entrada nos dejó un buen sabor de boca, esto por supuesto va ligado al buen funcionamiento de la caja CVT -si si estarás pensando ¡cómo una CVT!- pues sí la verdad es que nos sorprendió y mucho, puesto que estábamos escépticos igual que tu, pero en definitivamente se comporto muy capaz, pues permitía que el motor nos entregará una potencia ideal para rebases como alcanzar buenas velocidades de crucero (tocamos los 200 Km/h), aunque nuestro promedio de velocidad fue de 140 Km/h aproximadamente.
 
El trabajo de la caja es muy bueno, pues además de simular cambios de siete velocidades en modo manual de manera efectiva, no se comporta sonsa ni nada, la respuesta como ejecución de la aceleración es casi inmediata, nunca se sintió que se estancara. Al contrario permitía que el auto despegara rápido.
 
En el tema de la suspensión, es ideal pues además de estar alta, es lo suficiente absorbente para aminorar los baches u hoyos, al mismo tiempo que nos otorgó buena estabilidad. 
 
La dirección por su parte retroalimenta bien, no la percibimos nada dócil, al contrario precisa dependiendo de la velocidad y nos retroalimentó exactamente las condiciones del camino. En ningún momento la percibí falsa.
 
Los frenos a cargo de cuatro discos en las ruedas se desempeñaron a la altura, son exactos y finos, pues están a la orden del pedal del freno. Sin queja alguna en este rubro.
 
Te platicaremos más de esta camioneta en nuestra prueba de manejo a fondo y esperamos sea pronto. De entrada ¿cómo ves? ¿te gusta? a nosotros sí y mucho, creemos que puede ser una buena opción de compra con respecto a la competencia. 
 
Toyota C-HR 2018
Versión Precio en pesos
Una sola $359,900
 

¿Qué opinas? Cuéntanos