Lanzamientos

Mercedes-Benz Clase E 2017 llega a México desde $769,000 pesos

Toda la tecnología para la décima entrega del sedán más icónico de la firma alemana

Mercedes-Benz Clase E 2017 llega a México desde $769,000 pesos

La firma de la estrella introduce en nuestro país la décima entrega del quizá su vehículo más icónico, se trata del Clase E que se caracteriza por la adopción del lenguaje de diseño que viéramos por primera vez en el buque insignia Clase S y que posteriormente fuera reinterpretado para compacto Clase C. Esta estrategia marca un cambio con respecto a lo que la marca nos tenía acostumbrados, ya que comúnmente el modelo E optaba por un lenguaje visual diferente al de sus hermanos.

El Mercedes-Benz Clase E 2017 llega a México de inicio únicamente como E200 con dos variantes estéticas, por un lado la denominada Avantgarde de aspecto más deportivo y que se puede identificar perfectamente por la parrilla que presume una inmensa estrella al centro. Por otro lado se encuentra la versión Exclusive que ostenta una apariencia mucho más clásica y elegante, la parrilla en este caso es la vieja conocida en cromo, de barras delgadas, cerradas y que lleva el emblema de la estrella más discreto en la parte superior del cofre. En el interior, también encontramos combinaciones de materiales y colores más conservadores.

Inicialmente solo llega el E200, con 184 hp.

Al ser el E200 el único modelo disponible por el momento (los E250 y E400 con motores 4 cilindros de mayor potencia y V6 respectivamente llegarán a fines de año), tenemos bajo el cofre una mecánica de 4 cilindros con 184 hp y 184 lb-pie de torque, asociado a una completamente nueva transmisión automática convencional 9G Tronic de 9 cambios con modo manual que se puede manipular mediante unas paletas ubicadas detrás del volante. La potencia se envía al eje posterior.

Tecnología de punta

El interior del Clase E también hereda las formas que viéramos por primera vez en el hermano mayor, el Clase S. Lo anterior no solo significa que la calidad de materiales y ensamble son exquisitos, sino que además presume de una carga tecnológica impresionante.

2 titánicas pantallas de 12.3 pulgadas cada una.

Lo primero que llama la atención es la incorporación de dos titánicas pantallas de alta resolución de 12.3 pulgadas, la primera que sustituye al cluster de instrumentos tradicional, mientras que la segunda hace la función de pantalla central. Dichos monitores que ofrecen un sinnúmero de opciones y configuraciones pueden ser controlados ya sea con los mandos táctiles del volante que cuentan con función de arrastre o mediante los comandos de la consola central, uno de ellos también táctil o bien la más clásica perilla circular.

Encontramos también otros elementos como Head Up Display, sistema de info – entretenimiento compatible con Android Auto y Carplay, Navegador, comandos de voz, climatizador automático de dos zonas y un largo etc.

Inteligente y muy seguro

Evidentemente, encontramos los elementos de seguridad ya obligados como las bolsas de aire (7 en este caso), frenos ABS, Control de Estabilidad, sensores de estacionamiento tanto adelante como atrás con aviso de proximidad en la pantalla central y cámara de reversa.

Sin embargo eso no es todo, además el Clase E 2017 equipa una tecnología de faros full LED denominada MULTIBEAM LED que cuenta con 84 diodos que son controlados de manera independiente para no solo alumbrar de manera excepcional, sino también evitar deslumbrar a los vehículos que circulen en sentido contrario. Asimismo, sustituye a los faros de niebla.

De manera opcional se puede adquirir un paquete extra de seguridad (40 mil pesos aproximadamente) que incorpora una pléyade de sistemas tales como:

Alerta de cambio de carril con asistente para mantener al vehículo en trayectoria, sensor de presencia en punto ciego o alerta de colisión frontal con asistente de frenado.

Por su parte, el sistema PRE-SAFE adiciona funciones en pro de garantizar la integridad de los ocupantes en caso de impacto, como es el caso de una nueva bolsa de aire lateral que va montada en el poste B y que en el momento que el vehículo mediante unos radares detecta un choque lateral inminente, se infla (previo al despliegue del resto de las 7 bolsas) con la intención de desplazar al pasajero ligeramente hacia el centro del habitáculo y que de esta manera reciba la protección de las demás bolsas de aire de manera óptima. Asimismo, el sistema genera un sonido que prepara al sistema auditivo de los ocupantes para la explosión de las bolsas de aire y así mitigar el impacto negativo.  

Tras el volante

Este primer contacto con el Mercedes-Benz Clase E 2017 se dio entre Mérida y Playa del Carmen, en una carretera en excelentes condiciones, pero sin curvas. Lo anterior tiene tanto sus puntos buenos como malos, por un lado con caminos en buen estado y tan rectos es posible rodar por tiempos prolongados a ritmos muy alegres (entre 170 y 190), muy útil para conocer el aislamiento acústico que es excepcional, casi no se filtra el ruido producido por el viento o por el rodamiento. También nos permitió constatar lo bien que se planta este sedán teutón, se nota que el bastidor es tremendamente capaz y refinado, no podría ser de otra manera puesto que existen versiones como el bestial E63 preparado por AMG que debiera rondar los 600 hp.

Mucho más ágil de lo que esperábamos.

Un 4 cilindros de 184 hp en un sedán de este calado podría parecer muy poco, y si bien es cierto las aceleraciones no están para espantar a nadie y las recuperaciones a medio régimen le pueden llegar a costar un poco, en términos generales se mostró mucho más ágil y rápido de lo que hubiéramos esperado.

Dependiendo del modo de manejo elegido (Eco, Comfort, Sport o Sport+) el comportamiento de dirección, respuesta del pedal de acelerador y dureza de la suspensión se modifican, aun en los modos deportivos el Clase E siempre mantiene su personalidad de sedán de lujo, por lo que no es muy rígido ni cansado pero si permite mayor control. Un tramo sinuoso y lleno de curvas habría venido muy bien para conocer su manera de apuntar y como se comporta ahí, aunque luego de manejarlo puedo anticipar que no decepcionará en ese rubro.

Esperamos pronto volver probar y con mayor detenimiento el nuevo Clase E para emitir un juicio más profundo al respecto. Sin embargo esta primera impresión nos deja muy buen sabor de boca.

 

El Mercedes-Benz Clase E 2017 ya está disponible en las concesionarias de la firma, los precios son:

Mercedes-Benz E200 2017 Avantgarde: $769,000 pesos

Mercedes-Benz E200 2017 Exclusive: $780,000 pesos

 

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos