Prueba de Manejo

Chevrolet Malibu 2016, primer contacto desde EU

Llegará en el primer trimestre de 2016

Chevrolet Malibu 2016, primer contacto desde EU

A unos meses del debut del Chevrolet Malibu 2016 en el pasado Auto Show de Nueva York, viajamos a Palo Alto, California, para tener nuestro primer contacto con este sedán mediano completamente renovado.

Llama la atención como en la actualidad uno de los factores fundamentales para la venta de un automóvil recae en el consumo de combustible y en esta nueva generación del Malibu no es la excepción, es por ello que en las motorizaciones ahora son cuatro cilindros de poco desplazamiento y que se valen de los turbocargadores para entregar el desempeño esperado.

Diseño

Antes de entrar en el tema técnico, es importante mencionar que el Chevrolet Malibu 2016 presume un diseño mucho más aerodinámico y moderno que su antecesor. Si bien es cierto, no tiene líneas tan marcadas como muchos de sus competidores, la nueva imagen le confiere una apariencia sumamente llamativa. Sin duda una gran evolución respecto a su antecesor.

Hablando de las dimensiones es 57 mm más largo que el modelo anterior, asimismo la distancia entre ejes creció en 102 mm. De esta forma las dimensiones son 4,922 mm de largo, 1,854 mm de ancho, 1,465 mm de alto y un trecho de 2,829 mm entre ambos ejes. Gracias a estas modificaciones este renovado sedán de Chevrolet se convierte en el exponente más largo dentro del segmento.

Indudablemente algo que también es de llamar la atención del nuevo Malibu es que además de ser el vehículo con mayor longitud de su categoría es el más ligero frente. Vaya que no fue una tarea sencilla, pero los ingenieros de General Motors lograron que el sedán perdiera 136 kilogramos y así ubicarse en los 1,418 kilogramos.

Interior

Claro que al ser más grande, el principal beneficio se nota en el espacio interior, los más favorecidos son los pasajeros de la segunda fila que tienen 32 mm más de espacio para las piernas. Junto a esta mayor habitabilidad, el habitáculo también vio una importante evolución en cuanto a diseño. De la misma forma que el exterior, el tablero y paneles de las puertas presentan rasgos más frescos y materiales de mejor calidad.

Equipamiento

Ahora bien, la cantidad de equipamiento va en función de la versión. En la variante básica denominada como LS 1.5 Turbo tenemos asientos de tela, pantalla táctil de siete pulgadas con sistema de navegación, Bluetooth, entrada USB, conectividad para smartphones y cámara de reversa. Por su parte, el LT 1.5 Turbo obtiene el mismo equipo solamente que en lugar montar de rines de 16 pulgadas son de 17, asimismo las luces diurnas son de LED. En el caso del LT 2.0 Turbo obtiene asientos, volante y tablero forrados en cuero, cargador inalámbrico, rines de 18 pulgadas, dos tomas de 110 volts, salidas de aire para pasajeros traseros, quemacocos, pantalla de ocho pulgadas y un display de 5.7 pulgadas en el cuadro de instrumentos. En lo más alto está la versión Premier 2.0 Turbo que agrega rines de 19 pulgadas luces traseras de LED, aire acondicionado de doble zona.

 

Mecánica

La oferta mecánica para el Chevrolet Malibu 2016 tenemos a un motor de 1.5 litros turbocargado que a través de una caja automática de seis marchas entrega 160 hp a 5,600 rpm y 184 libras-pie de torque entre 2,000 y 4,000 rpm. Como segunda opción se encuentra un 2.0 litros, igualmente tubocargado, con 250 hp a 5,300 rpm y un par motor de 258 libras-pie a 1,700 rpm. En este caso la transmisión es automática de ocho velocidades.

Manejo

Durante el primer contacto con el Chevrolet Malibu 2016 tuvimos la oportunidad de conducir ambas motorizaciones por aproximadamente 200 kilómetros. Evidentemente que al tener una mayor cilindrada y más potencia, el 2.0 litros nos dejó con un mejor sabor de boca dada la excelente aceleración. Y es que con una carrocería más ligera y un gran torque, esta máquina responde como un seis cilindros grande pero manteniendo el consumo de un cuatro cilindros. Si bien el 1.5 litros tiene menor potencia ofrece una gran capacidad de respuesta, sin embargo, la caja de seis velocidades no permite un trabajo más ágil y eficiente del cuatro cilindros. En ambos casos pudimos comprobar que la rigidez del chasis permite se traduce en un manejo más estable, de igual forma el trabajo de la dirección eléctrica y la suspensión -MacPherson adelante y de cuatro puntos brazos atrás- ofrecen una conducción segura y muy cómoda.

Seguridad

Respecto a la seguridad, las versiones con motor de 2.0 litros integran alerta de colisión frontal, alerta de tráfico posterior, monitor de punto ciego, asistencia de abandono de carril, alerta de colisión frontal, asistencia en maniobras de estacionamiento, detector de peatones y el sistema Teen Driver que se encarga de monitorear y controlar a los conductores adolescentes; por ejemplo, además de predeterminar una velocidad máxima, esta tecnología permite saber la distancia recorrida y el número de advertencias de exceso de velocidad predeterminada, así como los eventos en los que se activó el control de estabilidad y ABS. En las cuatro variantes el Malibu 2016 equipa frenos de disco en las cuatro ruedas y 10 bolsas de aire.

Será en el primer trimestre de 2016 cuando el Chevrolet Malibu 2016 llegue a nuestro país, conforme se acerque su lanzamiento se darán a conocer los precios.

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos